Diez canciones esenciales de Lynk Wray

Autor:

Maestro de maestros, a Link Wray le citan Bob Dylan, Pete Townshend o Jimmy Page, entre otros muchos. Tras abordar su carrera en el número 24 de Cuadernos Efe Eme, Eduardo Izquierdo nos invita a descubrir lo mejor de su legado.

 

Selección y texto: EDUARDO IZQUIERDO.

 

Es uno de los pioneros. Un músico inigualable que cuenta entre sus fans a gente como Bob Dylan, Pete Townshend, Jimmy Page o John Fogerty, entre muchísimos otros, algo que no puede decir cualquiera. Además, Link Wray está considerado uno de los grandes artistas seminales de la guitarra eléctrica moderna y, de paso, uno de los culpables de que el instrumento de las seis cuerdas y el rock and roll vayan siempre de la mano. El de Carolina del Norte falleció en 2005 en Copenhague dejando un legado en el que destaca, sobre todo, el uso de la distorsión (overdrive). En el número 24 de Cuadernos Efe Eme le dedicamos un amplio repaso a su carrera, pero como no entendemos la música sin música, aquí va un listado de diez de sus grandes canciones para complementar dicha lectura. Que ustedes lo lean, y lo escuchen bien.

 

1. “Rumble” (single, 1958)

Sin duda, su obra magna. Un auténtico himno que nombres como The Stooges, Led Zeppelin o The Who señalan como culpable de su dedicación al rock. No son pocos los que aseguran con razón que fue la primera canción de éxito en usar la distorsión en la guitarra. Una canción de cuatro acordes para la historia, que incluso Quentin Tarantino utilizó para la banda sonora de su célebre Pulp fiction.

2. “Fire and brimstone” (Link Wray, 1971)

Tengo debilidad por este disco grabado en 1971 y en el que Link reivindica, desde su portada, su pasado indio. El músico se aleja del rock and roll para acercarse al blues, al country y al folk en un álbum cantado. Esta canción es mi favorita, y algo debe tener cuando los Neville Brothers se encargaron de versionarla en Yellow moon, el fabuloso disco que Daniel Lanois les produjo en 1989.

3. “Fire” (Fresh fish special, 1978)

Bruce Springsteen escribió esta canción en las sesiones de Born to run y pretendía que la grabara Elvis Presley, aunque acabó en manos de Robert Gordon y Link Wray, que la incluyeron en su segundo disco conjunto. En 1986 el Boss incluyó su propia versión dentro de la caja recopilatoria Live 1975-1985.

4. “Batman theme” (single, 1966)

Muchos son los que han versionado la canción central de la serie original del superhéroe vestido de murciélago, pero pocos lo hicieron como Link Wray. Su versión es, sin duda, la mejor de todas. Compuesta por Neal Hefti, el tema crece en las seis cuerdas de un Wray que la dota de cierta seriedad.

5. “Home is where the heart is” (Link sings Elvis, 2019)

Link siempre fue un gran fan de Elvis. Fue el máximo culpable de que se dedicara a la música, según decía, y le gustaba rebuscar entre sus discos canciones poco conocidas para realizar sus propias versiones. Entre ellas, esta de “Home is where the heart is”, canción que encontró en la banda sonora de Kid Galahad (1962). En ella Wray demuestra que, a pesar de sus problemas de pulmón, era un cantante notable y con una gran capacidad de transmitir.

6. “Ace of spades” (single, 1965)

No confundir con el famoso tema de Motörhead. Publicada en la navidad de 1965, con “The fuzz” como cara B, fue una muestra palpable del sonido tan peculiar que Link sabía extraer de su guitarra.

7. “Run chicken run” (single, 1963)

Esta canción nació igual que “Rumble”, es decir, de una improvisación. Link estaba tocando en una fiesta de una fraternidad cuando empezó a desarrollar un tema que explicara los juegos de los estudiantes. La cosa acabó con uno de sus temas instrumentales más reconocidos.

8. “Black river swamp” (Link Wray, 1971)

Otra canción del disco de 1971. Una prueba más de su versatilidad como intérprete y como autor, la canción parece estar dedicada a su lugar de nacimiento, ya que se inicia con la frase «nací en la tierra donde crece el algodón», probablemente haciendo referencia a su Dunn natal.

9. “Shawnee” (Apache, 1990)

Ya hemos apuntado el origen indio de Link Wray. Tres canciones en su carrera musical hicieron mención a esos orígenes: “Apache”, “Comanche” y esta “Shawnee”. Esta apareció en un disco tardío, titulado Apache y publicado en 1990 por el sello Ace. La prueba de que Link, en los noventa, era capaz de seguir haciendo cosas muy interesantes.

10. “Midnight lover” (Stuck in gear, 1975)

Wray continúa saliéndose del rock and roll y abrazando el funk sin rubor. Una epopeya de dos versiones, una de unos seis minutos y otra que llega hasta los nueve. Para muchos incluye el mejor solo de guitarra que Link realizó en toda su carrera.

Artículos relacionados