Dei Suoni: Contra la invisibilidad

Autor:

«Nos llama poderosamente la atención que nuestro anterior trabajo, que era un debut, recibiera unas críticas increíblemente buenas, pero de eso hemos pasado a un segundo disco que no ha comentado nadie, para bien o para mal…»

La banda alicantina Dei Suoni publicó el pasado año “Islands on the string”, un disco que se ha convertido en un tesoro oculto que merece la pena recuperar. Eduardo Guillot entrevista al guitarrista.


Texto: EDUARDO GUILLOT.


Dei Suoni atraviesan la peor situación por la que puede pasar un grupo: Tener un disco en la calle y que nadie lo sepa. Tras el sublime “A path where no one thought” (2007), los alicantinos publicaron el año pasado el igualmente notable “Islands on the string”, condenado al ostracismo durante meses. El guitarrista José María López explica lo ocurrido.

¿Se puede decir que “Islands on the string” se ha convertido en un disco fantasma? ¿Qué ha ocurrido para que, habiendo aparecido el año pasado, haya pasado tan desapercibido?
Pues, básicamente, ha ocurrido porque la promoción ha sido completamente nula. En teoría, se ha realizado el envío a medios de nuestro trabajo [N. del A.: en nuestro caso, no lo mandó la compañía, sino un amigo del grupo], pero la realidad es que no hemos recibido crítica alguna.. Ni buena, ni mala. Nos llama poderosamente la atención el hecho de que nuestro anterior trabajo, que por cierto era un debut, recibiera unas críticas increíblemente buenas y, sobre todo, numerosas, pero de eso hemos pasado a un segundo disco que no ha comentado nadie, para bien o para mal… Ni revistas, ni fanzines, ni webs, ni nada… Curioso, cuanto menos, en un disco donde se ve una evolución que nos parece muy interesante, con colaboraciones de muy alto nivel (Mathieu Saglio toca su increíble cello en cuatro canciones) y con una producción musical elaboradísima.

¿En qué condiciones se encuentra actualmente la relación del grupo con el sello Closer? ¿Vais a seguir trabajando con ellos?
En estos momentos creo que debemos sentarnos a hablar, ya que nuestro contrato es por tres discos, hasta el año 2012, pero ha llegado un punto en el que tenemos que pensar qué es lo que queremos hacer y dónde queremos llegar unos y otros.

¿Hay manera de recuperar el tiempo perdido? ¿Vais a trabajar el disco por cuenta propia o seguís dependiendo del sello por contrato?
La verdad es que, a estas alturas, pensamos que los únicos que vamos a defender nuestra visión de la música somos nosotros mismos. Closer Records nos da absoluta libertad para autogestionar el proyecto, pero, vaya, nos ha tocado autogestionarnos en un momento increíblemente duro en todos los sentidos, la economía manda y es terriblemente difícil conseguir conciertos, las empresas de management solo trabajan con grupos que saben que funcionan, y los rosters estan cerrados sin que nadie se tire al rollo de trabajar contigo. Todo muy complicado. El año pasado, cuando tocamos con Piano Magic, recuerdo que Glenn Johnson me preguntó cómo era que no teníamos tour manager. Al principio pensé que me estaba tomando el pelo.

El disco está grabado en la primavera de 2009. ¿Han cambiado mucho las cosas en el grupo desde entonces?
Lo único que ha cambiado ha sido la incorporacion de Francisco Ripoll al bajo, ya que Javier Monserrat se ha ido a Madrid para participar en varios proyectos: El Hijo, Litoral, Monserrat…

Respecto al primer LP, grabado en 2006, se han producido otras variaciones en la formación. De hecho, solo permaneceis como miembros fijos Beatriz (Rico, guitarra, voz) y tú. ¿El grupo sois básicamente vosotros, o es sólido el quinteto actual, que completan Marcos Fernández (batería), Raquel Violero (viola) y F. J. Montiel (Teclados)?

La verdad es que, en gran medida, tanto a nivel compositivo como de letras, los que hemos llevado el peso más grande siempre hemos sido Bea y yo, por más que luego, en el local, las canciones toman forma final trabajando entre todos. La última formación lleva ya bastante tiempo y, aparentemente, es la más sólida hasta la fecha.

El disco está grabado con Little Fish. ¿Por qué le escogisteis?
Little Fish fue componente de Dei Suoni durante un par de años, nos conocemos desde hace mucho tiempo, y sabe cuáles son nuestros gustos, nuestros límites y qué es lo que pretendemos. Además, es increíble cómo trabaja en el estudio y lo versátil que es… Se toma muy en serio su trabajo, no se limita a poner los micros y darle a un botón, sino que continuamente está sugiriendo nuevos enfoques y maneras de hacer las cosas.

Practicáis un sonido muy personal, que no encaja en etiquetas de moda. ¿Os perjudica a la hora de encontrar hueco en la escena estatal actual?
Nunca nos hemos planteado hacer algo vendible o buscar una moda determinada. Aunque respetamos muchísimo lo que hacen y nos encantan, Russian Red o Alondra Bentley llegaron cuando nosotros ya llevábamos un tiempo haciendo ese tipo de fórmula, la lástima es que no hemos tenido la suerte de contar con un padrino económico que nos empujara como a ellas.

¿Cómo surgió ‘Fado’, una de las canciones más personales del disco?
Bea tenia una canción preparada con unas melodías preciosas, y yo quería hablar de una persona muy importante para mí, mi abuelo, mi héroe, que desgraciadamente faltó en la época en que estábamos componiendo. Esta canción es mi homenaje hacia él y lo que le echo de menos.

¿Cuáles son vuestros planes de futuro?
Vamos a intentar estirar nuestro segundo disco hasta donde podamos, y después comenzaremos a hacer lo único que sabemos: canciones que nos gusten.

Has reactivado Método Milton, el grupo que tenías en los noventa. ¿Con qué objetivos?
Milton, antiguamente Método Milton, ha despertado después de doce años. De la antigua formación solo quedamos Javier Monserrat y yo, pero se han unido al proyecto Mireia Mora (voz), Elena García (bajo) y Lluís Mas (batería). Necesitábamos otra manera de contar las cosas y de componer, un poco de gamberrismo, mas distorsión y canciones más rápidas, nos lo pedía el cuerpo. Hemos estado tocando durante todo el invierno junto a grupos como Triangulo de Amor Bizarro o Sou Edipo, en algún que otro festival y preparando las canciones que vamos a grabar durante este verano para el que será nuestro primer disco con esta formación, algo completamente distinto a lo que llevo años haciendo con Dei Suoni y que creo que gustará mucho si conseguimos meternos en el circuito. Musica con mucha fuerza y mucho ritmo.

Desde aquí puedes acceder a la web de Dei Suoni.

Artículos relacionados