Suzy & Los Quattro: El poder curativo del pop

Autor:

«Cada noche es diferente y eso le da mucho atractivo a las giras, no te puedes acomodar nunca, siempre has de dejarte la piel y tratar de dar el mejor show de tu vida en condiciones muy diferentes»

 

Tras pasar por Italia, la banda barcelonesa retoma su gira nacional, en la que continúa presentando las canciones de “Hank”, un versátil tercer álbum que ha producido Robbie Rist (The Rubinoos) y que incluye una versión de Bob Dylan. Eduardo Guillot habla con ellos.

 

 

Texto: EDUARDO GUILLOT.

 

 

Andy Shernoff (The Dictators) les adora, The Rubinoos colaboran en sus discos y el público japonés les reclama cada dos por tres. Son los nuevaoleros Suzy & los Quattro, una banda de Barcelona enamorada del power pop y el punk que, a diferencia de otras formaciones del género, no sabe de límites estilísticos ni de catecismos sonoros. “Hank” es su tercer larga duración, y aunque nace como consecuencia de una experiencia amarga, está tan lleno de optimismo, como sus anteriores entregas.

El disco se titula “Hank” por un motivo de peso. ¿Podéis explicarlo?
BB Quattro: Hank era un gran amigo nuestro, una de las personas más excepcionales que hayamos conocido jamás, y compartimos con él muchas de nuestras giras e incluso proyectos personales. Hank fue asesinado sin motivo alguno a la salida de un concierto en Barcelona, y como podrás imaginar ha sido la experiencia más dolorosa por la que hemos pasado nunca. El disco habla de nuestra odisea personal desde que recibimos la noticia hasta que logramos ponernos nuevamente de pie.

¿Es una dedicatoria, o la tragedia inspiró las canciones?
Suzy Chain: Las primeras tres o cuatro canciones hablaban de diferentes episodios de nuestro proceso de aceptación de la pérdida de Hank, y fue entonces cuando decidimos que para hacer un disco realmente honesto necesitábamos vaciar todas esas emociones y sentimientos en él. Ha sido algo terapéutico que nos ha servido de mucho a nosotros, y por lo que parece también a su família y amigos, que nos han agradecido mucho los textos y la dedicatoria. Aún así, no se trata de un disco oscuro, yo creo que es lo más positivo y luminoso que hemos hecho nunca, empezando por la portada. El disco es también una celebración de la amistad que nos sigue uniendo a él todos los días y en todo lo que hacemos.

La colaboración de Robbie Rist ha ido creciendo en cada disco. ¿Os imagináis grabando sin él?
Suzy Chain: ¡La verdad es que no! Nuestra aspiración es que Robbie sea nuestro George Martin particular. Desde que empezamos a trabajar con él en el disco anterior se ha convertido prácticamente en parte de la banda y creemos que con su ayuda somos capaces de tocar y cantar al máximo de nuestra habilidad.

¿Qué aportó esta vez a la grabación?
BB Quattro: Sobre todo, se aseguró de que cada toma la ejecutáramos con sentimiento, pensando en lo que cantábamos, y que todo sonase lo más vivo y «de verdad» posible. En el estudio es fácil perderse entre tanta frialdad, nervios… y con Robbie se convierte todo en una fiesta, ya que sabe exprimirte al máximo sin decirte qué es lo que has de tocar. Una de sus frases favoritas es: “¡Dejad de pensar! ¡Haced ruido!” También toca algunas guitarras exquisitas y ha grabado unos coros de lujo.

También repite Tim Cross (The Adverts) y colabora el resto de Rubinoos. ¿Fue fácil convencerles?
Suzy Chain: Tim Cross es un genio de la música con el que ya contamos en el disco anterior. No solo ha grabado unos pianos y unos órganos maravillosos, sino que ha producido una de las canciones, ‘The goodbye song’, que he cantado solo con el acompañamiento de su piano. Tenemos muy buen rollo con él y también queremos que sea un colaborador habitual en el futuro. Los Rubinoos estuvieron encantadísimos de acompañarme en ‘Still mad about you’, el tema a capella del disco, y también tuvimos a Tommy Dunbar coescribiendo ‘In my dreams again’ con BB, así que imagínate lo que significa para nosotros, un sueño hecho realidad.

Creo que este es vuestro disco más ecléctico. ¿Estáis de acuerdo?
BB Quattro: Probablemente sea el más variado hasta ahora, sí. En el anterior ya abrimos mucho el abanico de influencias tocando palos como el glam, disco, doo-wop etc., pero quizá en este hemos avanzado todavía más, entrando en terrenos como el sonido Motown en ‘Move on’, la psicodelia/progresivo en la versión de Dylan… Ha sido muy divertido tocar cosas tan diferentes, ya que al fin y al cabo son estilos que siempre nos han gustado mucho y creemos que reflejan muy bien lo que somos: gente que puede escuchar a Motörhead, Chet Baker y Honeybus en el mismo día.

Habrá quien se sorprenda con la versión de ‘You angel you’ (Bob Dylan). ¿La escogisteis por eso?
Suzy Chain: Hank era muy fan de Dylan. Era una versión que teníamos en mente hace años, pero tuvo mucho sentido incluirla en el disco, primero porque a Hank le hubiera hecho gracia, y luego porque la letra, incluso sin ser nuestra, encajaba muy bien con el concepto. “You angel you, you got me under your wing”…

En octubre estuvisteis por Italia. ¿Con qué resultados?
BB Quattro: Estuvo muy bien, ya que fue todo un reto levantar al público italiano, famoso por ser de los más fríos de Europa. Son gente que está acotumbrada a tener buenos conciertos cada semana sin pagar un euro por ellos y están algo malcriados, pero al segundo show nos dimos cuenta de que cuanto más «apunkarrábamos» el repertorio, mejor respuesta obteníamos, así que acabamos agotando el merchandising en la última fecha a base de dar los conciertos más salvajes que hayamos hecho nunca. Enfrentarse a públicos tan diferentes en una misma gira es una masterclass de supervivencia y adaptación para el grupo.

¿Estáis tocando más fuera de España que aquí? ¿Notáis mayor receptividad en el extranjero?
Suzy Chain: Está muy bien tocar fuera, nos encanta, pero no olvidamos que el país donde más tocamos sigue siendo España. En los primeros tres meses de gira habremos hecho 35 conciertos, 15 de los cuales habrán sido en Italia y Japón, y los 20 restantes en España. El único país donde sí que siempre notamos una receptividad total es Japón. El resto de conciertos, cada noche es diferente y eso le da mucho atractivo a las giras, no te puedes acomodar nunca, siempre has de dejarte la piel y tratar de dar el mejor show de tu vida en condiciones muy diferentes.

Mirando hacia atrás, ¿Pensabais cuando empezasteis que la banda podía llegar tan lejos?
BB Quattro: Jamás. Hemos superado hace tiempo nuestras mayores expectativas, esas que te montas cuando tienes doce años y sueñas con tocar en una banda de rock and roll. Forma parte de la condición humana aspirar a más, y por supuesto que queremos seguir avanzando, sobre todo para poder hacer lo que hacemos con un poquito más de comodidad, y tratar de evitar locuras como acabar un show en Amsterdam y tener que conducir once horas del tirón hasta el sur de Francia para ahorrarnos una noche de hotel…

Artículos relacionados