Manolo Tarancón: Con personalidad propia

Autor:

manolo-tarancon-25-10-09

«Tenía ganas de hacer un disco mucho más fresco, cálido, con las bases grabadas en directo. Me apetecía convivir con los músicos durante una semana en un ambiente totalmente musical. Era algo que todavía no había hecho y me apetecía»

Con «Imperfectos», Manolo Tarancón deja de ser una promesa para consolidarse artísticamente, un músico que comienza a trazar su propia personalidad al margen de influencias. No solo acaba de editar un trabajo muy recomendable, sino que parece tener energía suficiente para continuar dando lo mejor de sí en una larga carrera.


Texto: JUANJO ORDÁS.


En febrero de 2008 editaste «Más allá de uno mismo», ¿cómo te ha ido desde entonces?
Digamos que no he parado. He tocado muchísimo, casi cien conciertos desde que apareció «Más allá de uno mismo», casi todos ellos en formato acústico. No tenía demasiado apoyo promocional, pero aún así decidí lanzarme y no parar de tocar. Si me quedo en casa me siento vacío. Tengo que estar haciendo algo relacionado con la música siempre. Además, cuando acabamos de grabar el disco ya estaba pensando en el siguiente. Pronto empezamos las tareas de preproducción, primero grabando unas demos acústicas, después con la base rítmica y por último los ensayos con toda la banda previos a la grabación de «Imperfectos».

En «Imperfectos» se nota que la influencia de Nacho Vegas y Quique González remite en gran parte. Supongo que es algo que necesitabas.
Sí. Es cierto que las etiquetas son inevitables, pero mi único objetivo es hacer mis canciones y poco a poco ir construyendo mi sonido, mi estilo propio. Creo que «Imperfectos» es el disco más personal que he hecho. Quique y Nacho son dos referentes importantísimos, me encantan los dos, pero yo quiero seguir mi propio camino.

En ocasiones tu forma de cantar recuerda a la de las viejas generaciones de cantautores, aunque desde un enfoque actual.
¿Sabes? Nunca le he dado demasiadas vueltas a la forma de cantar. Trato de llevar a mi terreno cada canción y darle su propia personalidad, no tengo un criterio exacto en cuanto a estilo. Por ejemplo, cuando hice la versión de ‘El tiempo de las cerezas’ de Bunbury no me planteé cómo la iba a cantar hasta que tenía los cascos puestos y me pasaron la toma. Y creo que esa naturalidad está presente en la grabación.

Centrándonos en «Imperfectos», ¿cuál fue el motor para que te pusieras en marcha, qué motivación hay detrás de las nuevas canciones?
El hecho de verme mucho más seguro. Con los años acumulas experiencia y te desenvuelves mejor en diferentes situaciones. Tenía ganas de hacer un disco mucho más fresco, cálido, con las bases grabadas en directo. Me apetecía convivir con los músicos durante una semana en un ambiente totalmente musical. Era algo que todavía no había hecho y me apetecía. Cuando hablé con Paco Loco y me dijo que adelante, me ilusioné todavía más. Tenía muchas canciones escritas y me apetecía grabarlas con la banda. Otras salieron el verano de 2008, como ‘Música Fácil’, ‘Sin dramas ni lamentos’, ‘Dos días de tregua’… ¿La motivación? Sin duda la de seguir adelante fuera como fuera.

Creo que es importante que expliques cómo fue el íntimo proceso de capturar los nuevos temas.

Como te comentaba, tenía algunos como ‘Ya está bien’, que vienen de un proceso más lejano. Pero, por ejemplo, el tema que cierra el disco, ‘Cómo me acuerdo de ti’, lo compuse con el piano, ‘Dos días de tregua’ habla de Cadaqués. Acababa de llegar de allí, cuatro días me valieron para colgarme de ese lugar. Con esa melancolía, que todavía duraba al despertarme ya en Valencia, decidí escribir, y la canción salió en cinco minutos. ‘Momento perfecto’ salió en un rato, con la guitarra. Quería remarcar mi desacuerdo con los sistemas que nos mueven, los cánones a los que estamos sometidos.

¿Cuántas llegaste a componer?
Digamos que dejé fuera unas cuatro. La canción acústica, ‘Después del amor’, la grabamos cuando ya estábamos mezclando. Había cuatro o cinco opciones y finalmente decidimos que fuera esa la que entrara en el track list. Tenía unos quince temas para el disco.

Creo que ‘Alfama’ será una de las favoritas del público, ¿la escogiste tú como single?
Lo hablé mucho con el sello. Había cierta duda entre ‘Alfama’ y ‘Sin dramas ni lamentos’. A mí particularmente me pierde ese slide guitar del principio, es uno de los temas más importantes que he escrito. Sobre esa duda, Alberto Evangelio escribió dos guiones para dos videoclips distintos, uno para cada canción. Finalmente nos decidimos por ‘Alfama’.

Cuéntanos como nació una canción tan fabulosa.
Nace de una dura historia, una de esas que parece tan perfecta que hasta dudas de que no haya trampa. Y la hubo. Pasé unos días en Lisboa, aluciné con Alfama, uno de los barrios más pintorescos y bohemios de Europa. Me llamaba la atención que los techos de las casas se tocaban entre sí, que las ventanas prácticamente se rozaban unas frente a las otras. La gente que me rodeaba me ayudó mucho a superar un mal momento y eso se plasma en la canción. Digamos que Alfama como barrio es una excusa, un eje conductor hacia una historia, aunque realmente no habla exactamente de esto sino de estados de ánimo. Me salió una melodía pero no me acababa de convencer demasiado. Le pasé la letra a Txema Mendizábal, músico, colaborador y mano derecha en todos mis discos y le salió la base de la melodía. La adaptamos un poco y así ha quedado.

Paco Loco es un productor de categoría, ¿cómo fue grabar con él?
Una experiencia muy positiva. Veníamos de grabar un disco muy producido, con muchos arreglos, grabado en diferentes fases a lo largo de un año y todo costó mucho. Nos sometíamos a seis días intensivos en los que había que grabar un disco, pero al llegar nos eliminó la presión, las cosas fueron fluyendo. Disfrutamos grabando, algo que es muy complicado. Conseguía sacar el máximo de cada músico. Él asumió el mando y grabó muchas cosas, prácticamente en todos los temas hay alguna guitarra suya, algún instrumento peculiar (dulcimer en ‘Dos días de tregua’, omnichord en ‘Cómo me acuerdo de ti’, theremin en ‘Con la magia a otro lugar’…). La verdad, me encantaría repetir con él, me gustó mucho su método a la hora de grabar baterías, con técnicas que nunca había visto.

¿Alguna anécdota de la grabación?
Bueno, en general el buen ambiente que había en las comidas, cenas… Su particular modo de ver las cosas convirtieron toda la estancia en anecdótica. Hablábamos mucho de política en las comidas…

La instrumentación del disco es muy rica, sin espacios, ¿fue algo meditado?
Las cosas y las ideas fueron fluyendo, aunque teníamos claro el concepto a priori, por dónde tenía que ir cada canción. Me interesaban mucho los ambientes, que ningún instrumento destacara excesivamente con respecto a otro, que la suma de todos nos condujera a la canción, jugar con las intensidades… Había arreglos que estaban claros desde antes del viaje y otros que surgieron, pero sí, era la idea que llevábamos del disco antes de entrar a grabar.

Igualmente, creo que es destacable el arte del libreto, con esa máquina de escribir en portada. Entiendo que para ti las letras son muy importantes.
Sí, y tanto para el sello como para mí era muy importante ese equilibrio entre continente y contenido. Me gusta mucho cuidar el diseño. Repetíamos con Víctor Palau, que ya hizo algo genial en «Más allá de uno mismo». Esta vez utilizamos la máquina de escribir por dos motivos: El disco se ha grabado con instrumentos y material clásico, la mezcla y el mastering se han hecho en analógico y la máquina de escribir es ese elemento retro que casi ha desaparecido por la importancia de los ordenadores y la tecnología. Por otro lado, escribo canciones, y sí, das en el clavo, las letras son importantísimas para mí, y qué mejor que una máquina de escribir como carta de presentación. Estoy muy contento con el diseño y arte del disco.

¿Cómo vas a plantear la gira?
De momento tenemos fechas cerradas en algunas ciudades: Bilbao, Valencia, Madrid, Barcelona, Murcia, Alicante, León, Gandía, Oviedo, Gijón… Casi todos van a ser conciertos con toda la banda. Hacemos una apuesta muy en firme con todo esto. Vengo de tocar mucho en acústico y quería defender el disco lo más fielmente posible, así que saldremos a tocar en formato de cuatro o de cinco, según el caso. Tenemos ya muchas ganas de arrancar.

¿Remozarás tus viejas canciones?
Claro, estamos preparando un set de diecisiete o dieciocho temas. Hay canciones que estamos revisando. ‘Vendaval’,’ Super 8’, ‘Ahora’, ‘Sin saber a dónde voy’, son temas que pienso que no pueden faltar.


Desde aquí puedes acceder al Myspace de Manolo Tarancón.


Noticias relacionadas en EFE EME:
Estrenamos ‘Alfama’, el nuevo vídeo de Manolo Tarancón

Una experiencia en el Sur… (sobre cómo se grabó «Imperfectos»)

Descárgate el sexto disco del décimo aniversario de EFE EME: Íntimo, de Manolo Tarancón

Manolo Tarancón, la firme promesa

Artículos relacionados