“La montaña rusa”, de Dani Martín

Autor:

DISCOS

“Dani filtra su camino vital para extraer conflictos, nostalgias y esperanzas, logrando textos cómplices, críticos, desabrigados y flechados”

 

dani-martin-21-10-16

 

Dani Martín
“La montaña rusa”
SONY

 

Texto: CHEMA DOMÍNGUEZ.

 

‘Emocional’, tema incluido en el segundo disco de Dani Martín en solitario, ya presagiaba un punto de madurez artística valiente. La canción inauguró el sorprendente directo “Mi teatro” (Sony, 2014), donde recabó el apoyo destacado de Sabina y Serrat de forma conjunta y por separado. Su nuevo trabajo, “La montaña rusa”, y temas como ‘París’ confirman el buen rumbo de Dani Martín. En El Canto del Loco ya había muy buenas maneras, aunque es cierto que por edad, afinidades, contexto y memoria el lector de EFE EME y un servidor podemos sentirnos alejados de algunos parámetros de sus canciones, pero siempre es un error prejuzgar. Sobre todo cuando hay un tipo tan currante, ambicioso y dispuesto a aprender con cada disco como Dani Martín.


Uno de los primeros aciertos de “La montaña rusa” es haber sabido aprovechar los míticos estudios Abbey Road. Por primera vez Bori Alarcón toma las riendas del proyecto en solitario, y desde el Studio 2 logra un sonido fantástico, pero sobre todo al servicio del paso adelante de las canciones. El pop rock firme de “La montaña rusa” hila con solvencia las cuerdas que traen en mayor cuantía ‘Guerra de pasos’, o en menor medida ‘Que se mueran de envidia’ y ‘Paloma’. Igual sucede con los diferentes teclados, sintes y pianos que matizan y sostienen distintos vagones de esta montaña rusa.

Leer y escuchar nombres como Candy Caramelo al bajo y Coki Giménez a la batería dan una idea precisa de la excelente base rítmica de este álbum. El madrileño ha escrito todas las letras, pero para la música ha contado con el apoyo fundamental de Iñaki García, encargado de los sintes, Hammond, Rhodes, armonio y piano, y con la colaboración del guitarrista Paco Salazar. Con estos ases bien jugados, Dani filtra su camino vital para extraer conflictos, nostalgias y esperanzas, logrando textos cómplices, críticos, desabrigados y flechados.

‘Madrid, Madrid, Madrid’ marca la excepción: es la única letra ajena, texto y música de Leiva, que ha grabado toda la instrumentación del tema salvo el Hammond de Iñaki. También es el único tema que se graba en Madrid. Es interesante y agradable comprobar que dos artistas con trayectorias diferentes, con grupos pasados como Pereza y El Canto Del Loco, unan sus nombres en solitario con cierta frecuencia, rompiendo así convencionalismos entre públicos más cercanos de lo que parece, detractores y defensores de unos y otros.

“Quemarlo todo en cien días / sentir lo que no sentirán los muertos que viven rutinas / los locos no queremos paz”. Así abre Dani Martín, con estas palabras englobadas en el tema que da título al disco, solo para leer. Apuesto a que sus mejores discos están por venir, y seguro que vendrán. Mientras, ya empiezan a llegar joyas como esta emocional montaña rusa.

 

 

Anterior crítica de discos: “El doble de tu mitad”, de Rulo y La Contrabanda.

Artículos relacionados