Joaquín Carbonell, Pablo Guerrero, Patxi Andión y algunos jóvenes cantautores cantan por Dimitris

Autor:

El impactante suicidio del jubilado griego Dimitris Christoulas, que se inmoló en la plaza Syntagma, al frente del Parlamento Nacional, de un tiro en la sien, no será en vano. Su nombre representa al ciudadano frente a los gobiernos europeos y somos muchos los que no lo olvidamos. Entre ellos el cantautor Joaquín Carbonell, que “en caliente” y en apenas tres horas escribió una canción y la grabó de forma casera para subirla a la red. Más tarde surgió la posibilidad de grabarla en mejores condiciones técnicas y acompañado de otras voces, sobre todo los nuevos cantautores, pero también compañeros de generación como Pablo Guerrero, Patxi Andión, Elisa Serna, Marina Rosell o Javier Bergia. Todos han dado forma a este vídeo de urgencia.

Los colaboradores en ‘Canción para Dimitris’ son: Joaquín Carbonell, Patxi Andion, Manuel Cuesta, Clara Ballesteros, Jorge Castro, Muerdo, Pablo Guerrero, Isabel Marco y Daniel Sancet (del grupo aragonés Insolenzia), Javier Bergia, Elisa Serna, Rafa Mora, Cristina Narea, Moncho Otero, Lucía Caramés, Marina Rossell y Nilda Fernández.

Esta es la letra de ‘Canción para Dimitris’ (escrita por Joaquín Carbonell):

Refugio de palomas
Luz violeta de pincel
La mañana griega se sintió volar
Serena la cigarra
Se aturdió bajo el mantel
Que guardaba un desayuno tan vulgar

La higuera vio la fuente
Y brotó luz de la miel
Son las ocho y los dioses ya no están
Dimitris es agudo
Un anciano de papel
Una voz que clama al mundo sin gritar

A veces el destino nos empuja hacia el final
Rompiendo las señales de aparcar
Un tiro no es un ruido es como una catedral
Que se esfuma entre la niebla de cristal

Dimitris busca el árbol
Y Sintagma es el lugar
Al frente el Parlamento Nacional
Empuña una pistola
En un gesto tan vulgar
Que no llama la atención del personal

“No quiero su limosna
Hoy me rindo sin luchar
No buscaré comida en un corral”.
Los cielos se cerraron
Y la tierra fue a llorar
Era abril en cada punto cardinal

A veces el destino nos empuja hacia el final
Rompiendo las señales de aparcar
Un tiro no es un ruido es como una catedral
Que se esfuma entre la niebla de cristal

A veces el destino nos empuja hacia el final
Rompiendo las señales de aparcar
El portavoz del Fondo Monetario Gerry Rice
Confesó que estuvo a punto de llorar

Artículos relacionados