«Antonio», de Antonio Flores

Autor:

OPERACIÓN RESCATE

antonio-flores-03-12-09

Antonio
«Antonio»
EPIC/CBS, 1980

 

Texto: JUAN PUCHADES.

 

Tal vez no sea muy «cool» reivindicar a estas alturas un disco de Antonio Flores, pero su estreno discográfico tuvo, y tiene, algo especial: Desde ese maravilloso himno pacifista y humanista que salió en single y que se llamaba ‘No dudaría’, hasta ‘Rosas de fresa’, hermosísima canción en la que el hijo de Antonio González «El Pescaílla» y Lola Flores se destapaba, a sus 19 años, como un excelente letrista, con una muy notable vena poética y narradora («Casi oculta en una esquina / del bulevar de Princesa / una mujer de cien lunas / vende rosas color fresa / rosas de fresas / rosas que le nacen entre los dedos / sin darse cuenta»), pasando por ‘Quisiera escribir un verso’, canto libertario y anticensura. Todo ello desde el rock electroacústico, con acertados golpes soul y con una producción muy de la época pero que, sin embargo, mantiene bastante bien el tipo: obra del argentino Jorge Álvarez y con arreglos y dirección musical de Luis Cobos.

Jorge Álvarez era uno de aquellos productores –en nómina del sello CBS– que metía mano bien hasta el fondo en los trabajos que producía, seleccionando repertorio, orientando el sonido y, en resumen, tocando todo aquello que hiciera falta para «diseñar» un «producto»; vamos, que se manejaba con los códigos más detestables de la industria musical. Tal vez por ello, por su mano, este LP solo incluía esos tres temas –los más interesantes, por otro lado– de autoría del propio Flores, el resto eran versiones: la racial ‘Libre’ –como recordando sus genes gitanos– y otros cinco cortes más, todos ellos de origen ¡brasileño! Sí, aquí se cuelan Gilberto Gil, Rita Lee, Milton Nascimento y Chico Buarque. Algo bastante alucinante, y más si tenemos en cuenta que en aquellos años la música brasileña era casi una completa desconocida por estos lares. Pero, bueno, a lo hecho pecho, y ‘Fe ciega, faca afilada’, ‘Caliz’ o ‘Norte de recuerdos’ se adaptaban bien a la voz de Antonio Flores en sus lecturas en castellano y hasta nos abrían la puerta hacia tales sonidos.

Hoy, «Antonio» –así firmó el hijo de la Faraona, sin el apellido Flores, sus dos primeros trabajos– es un disco casi olvidado, del que solo ha permanecido ‘No dudaría’, recientemente versionada por la hermana de Antonio, Rosario Flores. Un álbum en el que deja testimonio de su buen hacer como vocalista y, sobre todo en sus canciones, comienza a esbozar al cantautor eléctrico y urbano en el que trató de convertirse en sucesivas entregas.

Mención especial merece el brillante diseño de la portada, de Juan Oreste Gatti y con magníficas fotos del siempre sensacional Javier Vallhonrat.


Anterior entrega de Operación Rescate: Joaquín Sabina y Viceversa.

Artículos relacionados