Mano a mano de Ariel Rot y Jaime Urrutia en La Música Contada

Autor:

ariel-rot-jaime-urrutia-26-01-10-A

“La complicidad se palpa entre ambos músicos, pese a mostrar dos caracteres bien diferentes. El extrovertido Ariel se contrapone al casticismo contenido de un Jaime Urrutia que, no solo es fan del carajillo, sino de los Kinks y de Antonio Molina”

El ciclo de discofórums La Música Contada reunió la semana pasada en Córdoba a dos pesos pesados: Ariel Rot y Jaime Urrutia. Juntos, como hacen en la radio, seleccionaron canciones que les gustan y que fueron comentando.


Texto: ISABEL GUERRERO.
Fotos: ELIEZER GODOY (cortesía de La Música Contada).


Son compañeros de viaje desde hace tiempo, y forman parte de la historia del rock cantado en español por derecho propio –con un fabuloso pasado vivido al calor de sus respectivas bandas: Tequila, Los Rodríguez y Gabinete Caligari, entre otros proyectos…–. Ariel y Jaime. Rot y Urrutia. Ariel ya participó en el ciclo de discofórums La Música Contada (corría el año 2004), concretamente en Málaga y Marbella. Se ve que le cogió el gustillo, no en vano lleva ya algunas temporadas realizando una sección en el programa “La Ventana” de Gemma Nierga, donde, de alguna manera, cuenta su música a los oyentes. Pero no lo hace solo, sino acompañado del frontman más castizo del rock nacional: Jaime Urrutia. El décimo aniversario de este ciclo de discofórums y “conciertos contados” era una ocasión ideal para que Rot y Urrutia contasen su música juntos, dentro del formato original de La Música Contada, y en una ciudad (Córdoba) que se acaba de incorporar a la programación del ciclo, que continúa mostrando su vocación itinerante. En un “tour de nunca acabar”, como diría nuestro querido Dylan.

ariel-rot-jaime-urrutia-26-01-10-B

La complicidad se palpa entre ambos músicos, pese a mostrar dos caracteres bien diferentes. El extrovertido Ariel, cuyo dandismo se nos antoja galopante, se contrapone al casticismo contenido de un Jaime Urrutia que, no solo es fan del carajillo, sino de los Kinks (de quienes seleccionó para la sesión “You really got me”) y de Antonio Molina. Pero vayamos por partes. El singular edificio del Rectorado de la Universidad de Córdoba, antigua sede de la mítica Facultad de Veterinaria, albergó una vez más el ciclo de La Música Contada, que gana adeptos en la ciudad califal conforme se van sumando sesiones. Ariel Rot y Jaime Urrutia hicieron un inusitado paseíllo ante el público reunido para conocer de primera mano qué canciones han “contado” en la vida de ambos artistas. La selección del que fuera guitarrista de Tequila tuvo, cómo no, un marcado acento argentino. A la música popular de su país de origen quiso homenajear con temas más tradicionales, como la “Milonga de la Ganzúa” del Cuarteto Cedrón, donde no faltó la pedagogía, al ser preguntado por el propio Jaime sobre la diferencia entre el tango y la milonga. Melingo (“Noche transfigurada”) y Pappo’s Blues (“El hombre suburbano”) fueron otros cortes seleccionados por Ariel, quien se deshizo en elogios hacia el líder de Pappo’s, el legendario guitarrista Norberto Napolitano, fallecido hace apenas cinco años en un accidente cuando conducía su Harley Davidson.

Pero la sesión arrancó con tres grandes de la música popular española, por un lado, y anglosajona, por otro. “La leyenda del tiempo”, del imprescindible Camarón, fue el punto de salida de Jaime Urrutia, mientras que Ariel Rot optó por la excitante versión que Jerry Lee Lewis hace del “Rock and Roll” de Led Zeppelin, con Jimmy Page a la guitarra. No tardó mucho el líder de Gabinete en reivindicar la canción española, de la mano de Antonio Molina y “Yo quiero ser mataor”. Antes, el argentino había hecho gala de su querencia por la seducción a través de Dr. John (“Such a night”, un “jo, qué noche” que le dio “muy buenos resultados” hace ya tiempo) y de Ike & Tina Turner, de quienes eligió la versión más jadeante y sensual del “I’ve been loving you too long” de Otis Redding que se recuerda. El asistente de gin tonics no apareció, así que pudimos ver cómo Rot se afanaba cual barman en preparar las copas que aliñarían la intervención de los protagonistas del discofórum, en el que también pudimos escuchar temas de Malevaje (con quienes Gabinete Caligari compartían al batería Eduardo “Edi” Clavo), Johnny Winter y Roy Orbison. Con “You got it”, Jaime Urrutia declaró su amor por el rock y las melodías cristalinas, presentes también en The Mama’s & The Papa’s, cuyo “California dreamin’” resultó ser un descarte; y tuvo un precioso detalle al seleccionar “Dulce condena”, temazo de Los Rodríguez compuesto por Ariel en la oscuridad de la noche y con la ayuda de su guitarra acústica… “Ahora que muchos componen con Pro Tools y utilizan el ordenador, cuando se va la luz, ¿qué hacen?”, se preguntaba el guitarrista argentino, ante el descojone del personal.

Y si la sesión de La Música Contada arrancó con auténticos figuras, no podía terminar de otra manera. De ahí que Urrutia y Rot finalizaran con Elvis y Sinatra. “Good Luck Charm” y “That’s Life”, mientras el público que llenaba el Rectorado coreaba encantado. Así es la vida, decía Frank, oleadas de éxito y fracaso se suceden mientras el tiempo pasa… “Estás ahí arriba en abril / caes en mayo / pero sé que todo puede cambiar con una melodía / y volveré a estar en lo más alto cuando llegue junio”. Con esta pequeña enseñanza, y no sin cierto regusto melancólico, clausuró Ariel Rot este mano a mano con Jaime Urrutia, para La Música Contada.

Artículos relacionados