Just add ice (1996), de The V-Roys

Autor:

OPERACIÓN RESCATE

«Si en lo musical el álbum es fantástico, las letras responden a lo que se espera de ellas con estribillos tabernarios y sencillos»

 

Eduardo Izquierdo nos lleva hasta 1996 para recuperar el debut discográfico de The V-Roys, la banda liderada por Scott Miller y John Paul Keith. Una propuesta a caballo entre el rock de raíces estadounidenses y el country alternativo.

 

The V-Roys
Just add ice
E-SQUARED RECORDS, 1996

 

Texto: EDUARDO IZQUIERDO.

 

Una banda que reunía los talentos de Scott Miller y John Paul Keith no podía ser una banda cualquiera. Ambos han disfrutado a posteriori de carreras en solitario muy reconocidas a nivel crítico, y aunque hubo un momento en que decidieron separar sus caminos, básicamente porque Keith no estaba de acuerdo con el estilo musical que desarrollaban juntos, también hubo grandes momentos antes de tomar cada uno las riendas de su futuro. Firmaban como V-Roys, aunque ese era una alternativa forzada de The Viceroys, nombre bajo el cual dieron sus primeros pasos en el mundo del rock norteamericano de raíces y el country alternativo.

Nacidos en Tennessee, de ellos se llegó a decir que «caminaban por la fina línea que existe entre el country rock de raíces y la vanguardia del rock alternativo». Los temas los componían todos entre Scott Miller, John Paul Keith —aunque este ni siquiera llegó a grabar el primer disco del grupo— y Harrison Mic, con la inestimable ayuda de ¡Steve Earle! Sí, porque el tito Steve fue el principal valedor de la banda, además de productor de los dos discos que integrarían toda su discografía. Llamados originalmente Viceroys, se vieron obligados a cambiar su nombre por el de V-Roys ante una denuncia de la banda jamaicana de reggae del mismo nombre.

 

 

Su primer disco, y que ocupa por derecho propio esta operación recate de hoy, es Just add ice, y lo publica E-Squared Records, compañía propiedad de Earle, en 1996. Un trabajo que se inicia con “I guess i know i’m right” y que se convierte en el mejor ejemplo de lo que Steve Earle vio en ellos. Sobre ella he leído que suena como si el propio Steve cantara pasando menos tiempo de juerga e inspirándose en Nick Lowe. Una afirmación sorprendente y arriesgada, pero que se entiende a la perfección oyendo la canción y al resto de sus compañeras en el álbum. Miller llegó a declarar que «Earle nos ayudó en lo más difícil, dándonos una buena patada en el culo para que tiráramos hacia adelante». Pero que eso no nos lleve a pensar que el grupo sonaba simplemente como una copia de Steve. No, los V-Roys lo que hicieron en su momento fue escuchar los mismos discos que Earle, ir a los mismos conciertos y absorber las mismas influencias. Con eso se marcan un disco fantástico. Con canciones como “Pounding heart”, una balada maravillosa que recuerda a muchos y a nadie a la vez. O “Cry” sonando a los Replacements y “Wind down” a los Flamin’ Groovies. Mientras, “Sooner or later” es powerpop a lo Dave Edmunds o Elvis Costello, y “No regrets” es un medio tiempo tremendamente adictivo marca de la casa. Y si en lo musical el álbum es fantástico, las letras responden a lo que se espera de ellas con estribillos tabernarios y sencillos del calibre de «adiós al mundo, hola a la cerveza».

 

 

Tras este disco llegó, en 1998 All about town y después el directo Are you through yet, grabado en 1999 en la Down House de Johnson City. Poco después, y ante la escasa repercusión comercial y el alejamiento de un Earle metido en otras batallas, V-Roys se separan con un último concierto el día de Año Nuevo de 2000. Curiosamente, en 2009, la banda fue elegida como el mejor grupo de la historia de su Knoxville natal y en 2011, en el sello de Scott Miller se publica Sooner or later, un recopilatorio que les hace justicia y una oportunidad de oro para hacerse con la mayoría de temas del ya descatalogado de este rescatado Just add ice.

 

 

Anterior entrega de Operación rescate: Wildflowers (1994), de Tom Petty.

 

Artículos relacionados