Badfinger, un grupo que lo tenía todo pero que estuvo marcado por la mala suerte

Autor:

badfinger-14-03-19

Fueron apadrinados por los Beatles y son la banda sonora del final de la serie Breaking bad. En el número 19 de Cuadernos Efe Eme, que puedes adquirir aquí, Àlex Oró reconstruye la apasionante y trágica historia de Badfinger. Para acompañar la lectura, escoge diez grandes canciones de un cuarteto británico que, a pesar de rozarlo, se quedó a las puertas del éxito masivo.

 

Selección y texto: Àlex Oró.

 

1. “Maybe tomorrow”, de The Iveys (1968)

Eran jóvenes talentosos pero algo inocentes. The Iveys fueron fichados por Apple en 1968 y “Maybe tomorrow” fue su primer single para la discográfica de The Beatles. Pasó desapercibido. Su propuesta basada en el pop cargado de harmonías vocales no encajaba con el gusto mayoritario del público en ese momento. Con los años, la canción ganó enteros.

 

 

2. “Come and get it”, de Paul McCartney (1969)

Esta canción de Paul McCartney cambió el destino de The Iveys. Hasta ese momento. McCartney compuso esta canción para la banda sonora de The magic Christian y puso como condición que The Yveys, que a partir de ese momento pasarían a llamarse Badfinger, debían tocarla tal y como él la había interpretado en esta maqueta.

 

 

3. “Carry till tomorrow”, de Badfinger (Magic Christian music, 1970)

Magic Christian music fue el primer elepé de Badfinger, que recopiló algunos de los temas del elepé que habían grabado The Iveys y material nuevo. Esta canción de Pete Ham y Tom Evans es una muestra de la capacidad del grupom para mezclar influencias en sus canciones. En esta ocasión, foilk, pop y guitarras afiladas en una preciosa balada.

 

 

4. “Without you”, de Badfinger (No dice,1970)

La madre de todas las baladas. “Without you”, incluida en No dice, es la canción que hubiera podido hacer millonarios a Badfinger. Nunca les llagaron las regalías de esta composición del tándem Ham/Evans no apta para diabéticos.

 

 

5. “Baby blue”, de Badfinger (Straight up, 1971)

“Baby blue” ha tenido una segunda vida gracias a formar parte de la banda sonora de Breaking bad. Más allá de esta anécdota, “Baby blue” es el ejemplo paradigmático del excelso pop de guitarras que se convirtió en el sello distintivo de Badfinger. Canciones como esta les convierten en pioneros del power pop junto a Big Star y Raspberries.

 

 

6. “No matter what”, de Badfinger (No dice, 1970)

“No matter what” es el “otro” single de No dice, el segundo elepé de Badfinger. El summun del power pop y una de las canciones que explican el por qué del escaso éxito del grupo. Demasiado blandos para los rockeros, demasiado duros para los amantes del pop. Badfinger estaba en tierra de nadie.

 

 

7. “Day after day”, de Badfinger (Straight up, 1971)

Esta canción de Straight up, el tercer elepé de Badfinger, es el más claro ejemplo de la influencia que tuvo Goerge Harrison sobre Pete Ham. Oigan si no estas guitarras totalmente en la línea de del estilo del ex Beatle.

 

 

8. “Meanwhile back at the ranch”, de Badfinger (Wish you where here, 1974)

El elepé Wish you where here fue un serio intento de reflotar la nave Badfinger, que hacía aguas tras su fichaje por Warner. En “Meanwhilr back at the ranch” afloran de nuevo las influencias “beatle”, En esta ocasión más cercanas a Paul Mc Cartney.

 

 

9. “Just a chance”, de Badfinger (Wish you were here, 1974)

En Wish you were here encontramos canciones fibradas como “Just a chance”, compuestas para gustar al público más roquero. Pese a todos los esfuerzos la banda, parecía que el momento de la banda había pasado.

 

 

10. “Hey Mr manager”, de Badfinger (1975)

Badfinger tuvo una existencia tormentosa por culpa de los managers que dirigieron la carrera del grupo. Fueron estafados y ninguneados por uno de ellos, Stan Polley, al que Pete Ham dedicó esta canción llena de rabia, incluida en el elepé Head first, grabado en 1975 pero que no fue editado hasta 2000.

 

 

Bonus track: “Here comes the sun”, de George Harrison y Pete Ham (1971)

George Harrison fue el beatle que más relación tuvo con Badfinger. Contó con el grupo para la grabación de All things must past, el triple elepé que el guitarrista grabó tras separarse de Lennon, McCartney y Starr. Les echó un cable siempre que pudo y le dio protagonismo a Pete Hem en el concierto benéfico que organizó el guitarrista para los refugiados de Bangladesh, con el que interpretó esta bonita versión de “Here comes the sun”.

 

novedades-marz-19

Artículos relacionados