El disco del día: Pantanito

Autor:

“Es el regreso de la rumba catalana al “underground”, a la calle, a todo lo que es la precisión del germen”

Pantanito
“Ases de la rumba”
RUMBA TUNNING

 

 

Texto: CÉSAR PRIETO.

 

 

Hace unos años me interesó un fenómeno que surgió del impulso personal de un arrebatado amante de las emociones musicales de la calle, empecé a tener conocimiento de un estilo que se daba en llamar neocalorrismo –para los neófitos un derivado del caló, lenguaje gitano– que me remitía a los últimos setenta, a las películas de quinquis y a esa chulería limitada de los marginados. El amante en cuestión se hacía llamar Pantanito y defendía, desde Barcelona, la labor arañando los suburbios de Los Chorbos, los Chichos, los Chunguitos… Llegue a conocerlo, vi su efectivo impulso, admiré su defensa de la estética en la que creía.

En sus maquetas parecía que las canciones surgían solas, descampados de guitarras; pero Pantanito tampoco es un difusor constante de discos, pocos tiene, más bien es un activista, un enredador de las quimeras del arrabal. Y así se acompañó últimamente de Sanjosex, el chico con la espina en el costado o Carlos Cros, estéticas diferentes a las suyas. Y además tuvo el ánimo de promocionar varios certámenes de neocalorrismo.

El caso es que llevan diez años y han decidido celebrarlo con un epé de vinilo en el que cuentan con sublimes acompañantes. Vayamos a ellos. El primero Tony en Gitano, con el que cantan una oscura joya de su repertorio, lleno de vicios y bandidajes, ‘Macarra’ se llama, y tiene una guitarra psicodélica a lo Smash que quita el sentido. También alían a Cathy Claret para que haga voces en unas colombianas que se transforman de pronto en pop del bueno. Además, una versión en directo, grabada en las fiestas de la Mercè de 2010, del ‘Me sabe a humo’ de Los Chunguitos, con todo su aire moruno calcado del original, una rodaja de funk gitano perpetrada con Jaleo Real.

Y la que queda es ‘La personalidad’, sacada del repertorio de Chacho y cantada por él con una voz extrañamente templada. Es el regreso de la rumba catalana al “underground”, a la calle, a todo lo que es la precisión del germen. Pantanito de nuevo vuelve a conseguirlo, diez años después: hace surgir canciones de donde realmente tienen sus raíces.

Anterior disco del día: The Leopards.

Artículos relacionados