Rockola, Discos. 9 de abril de 2010

Autor:

“Es conocido el cariño de Erentxun por Londres y aquí la sónica general remite bastante a Inglaterra, tanto que se diría que los mismísimos Beatles le han echado una mano con cierto tipo de armonías y detalles instrumentales”

Mikel Erentxun & Las Malas Influencias
“Detalle del miedo”

WARNER

No estaba de broma Mikel Erentxun cuando adelantaba que su nuevo disco iba a representar una ruptura respecto a su trayectoria. “Detalle del miedo” sorprenderá a seguidores y detractores a partes iguales. Erentxun jamás ha descuidado los arreglos, pero es que esta vez son exquisitos, igual que la producción, incluso en los temas más desnudos se aprecia una gran labor a la hora de sonorizar y mantener la calidez.

No hay excesos eléctricos y la sección de cuerda se hace notar en múltiples ocasiones, llegando a ser un segundo miembro colectivo. Es más, es conocido el cariño del músico por Londres y aquí la sónica general remite bastante a Inglaterra, tanto que se diría que los mismísimos Beatles le han echado una mano con cierto tipo de armonías y detalles instrumentales (‘Halcones’). En lo que se refiere a su voz, Erentxun prueba nuevas tesituras que funcionan a la perfección. Ha crecido como cantante y cuenta con nuevos registros que se amoldan muy bien a las distancias cortas que requiere el disco (fijaos en cómo entra en ‘Ángela’).

“Detalle del miedo” exige tiempo, es delicado, tranquilo, hay que degustarlo con calma. Entre sus mejores bazas cuenta con ‘Estampida’ y ‘Pidiendo pista’, las cuales destacan entre sus compañeras de repertorio, aunque sólo en una primera escucha. Tras la segunda, su homogeneidad se aprecia mejor y es que debe escucharse teniendo en cuenta su fragilidad e intimidad, auténticas claves para su comprensión.
JUANJO ORDÁS.



Melodrama
“Dilluns a Tànger”

MITIK RECORDS

Melodrama es un grupo de pop barcelonés. Quítenle el resto de etiquetas si es que le habían puesto alguna y quédense con ésta. Una etiqueta difícil de explicar, ¿qué es pop barcelonés?, dirá el lector. Y no se lo sabremos desvelar. O le desvelaremos muy levemente cuatro o cinco datos que tampoco revelarán gran cosa. El primero es el de las fotos, fíjense, la portada es el “skyline” de Barcelona hacia el oeste, un occidente montañoso de edificios que buscan el cielo; la contraportada, uno de los edificios que caerán en la enésima fase de cirugía estética de la ciudad condal: el almacén de Glénat en la calle Tánger, donde el grupo ensayaba cada lunes de los últimos dos años. Marquen dos cosas, el nombre del LP y un cierto regusto costumbrista, historias que se pierden, poder de la memoria.

El costumbrismo sigue en el primer corte, o antes del primer corte, en que el ambiente de voces simula una Rambla tomada por Lewis Carroll, a la manera de Sisa que es capaz de construir una canción sólo montando las voces de la calle, para introducir un divertido cuento costumbrista de persecuciones fascistas, protección catedralicia y espíritu casero. Contextualicemos: es la primera canción que sonó de ellos en Zeleste, el 23 de junio de 1977. Sin saber lo que se cocía en la calle entonces no van a poder entenderla

Volvemos a Sisa, en las voces de la segunda canción, ‘En García’, un oficinista que en medio de la debacle general sigue con sus pilas de papeles y cuando las acaba busca otra oficina. La más vainiqueña en la melodía y en la denuncia de como nos atrapa la rutina. Y a partir de aquí doce canciones más, la mitad nuevas, la mitad recuperadas de sus primeros momentos. Tanto a favor del grupo: ni una escucha atenta permite distinguir el año de cada una. Motivo: no se han contaminado de lo que ha venido desde el año 80 hasta nuestros días, y por tanto pueden reproducir el mismo y exacto sonido.

Porque Melodrama tiene historia. Ideados aún cuando un general disponía del país, captados por Sisa para un par de discos, difusores amables de una forma de nueva ola, con elepés y singles codiciados por los coleccionistas… Y así se permiten en este nuevo disco hacer lo que les apetece. Y los que les apetece es pasárselo bien: recordar el espíritu de los guateques, cantar como un crooner en ‘Si no fos per tu’ en la que el aire high school está esperando coros angélicos, rockanrolear, saber –al encontrarse a un viejo amigo– que lo que somos estriba en los que deseamos y en lo que recordamos…

Y sobre todo su clave es hacer canciones inmensas, tanto como ‘La vida es sueño’ –las imágenes de barrio que se difuminan–, ‘No és massa tard’ –una balada sentida sobre el poder del amor para sacudir lo que somos– o ‘Sempre t’estarè esperant’ –saltarina y juguetona. Pop barcelonés, al fin, fotos, leve costumbrismo, ironía amable, regusto por describir la ciudad. Conservar, al fin y al cabo, siempre, la misma mirada de los veinte años.
CÉSAR PRIETO.



Inhabitants
“Time for Giants”

FOHEN

Uno de los handicaps de los grupos españoles que cantan en inglés es, lo saben bien los lectores de EFE EME, la simplicidad de las letras y los mensajes. En muchas ocasiones, excelentes canciones en lo musical no tienen unos versos que las eleven a la categoría de temas redondos e imprescindibles. Por eso, es de agradecer que en “Time for Giants”, el tercer trabajo de los madrileños Inhabitants destaquen sus letras, dotadas de profundidad y carácter. Nos hablan de las pequeñas cosas de la vida que se pueden torcer, del amor… No pretenden ser trascendentales pero tienen el suficiente empaque para ser profundas.

En lo musical, Inhabitants se mueven por las coordenadas del country pop y recordarán a Lambchop, Bill Calahan, Tindersticks o Jayhwaks. Destaca también la bonita y timbrada voz de Jesús Vasallo, que recuerda al ya citado Calahan. Con a “Time for Giants”, Inhabitants superan con creces sus dos discos anteriores. Han ampliado su catálogo sonoro. Hay más variedad de ritmos y consiguen brillar en temas como ‘We were one’, ‘Land of Cannibals’ o ‘Waiting’.
ÀLEX ORÓ.



Delafé y Las Flores Azules
“Delafé y Las Flores Azules vs. Las trompetas de la muerte”

WARNER

Nueva etapa para la formación catalana, esta vez como Delafé y Las Flores Azules con Marc Barrachina (su hasta hace poco tercer integrante) fuera del proyecto. La propuesta exhibida en este “Delafé y Las Flores Azules vs. Las trompetas de la muerte” demuestra que, al margen de cambios, la música que facturan sigue siendo de las máxima calidad. Hip hop, melodías pop, sentimiento mediterráneo y muy buenas vibraciones aderezadas por muy presentes vientos y cálidas programaciones para una producción notable a cargo de The Pinker Tones (también inspirados como instrumentistas a lo largo de todo el disco).

Hay quienes les achacan una desmesurada y eufórica alegría, pero hay que reconocer que, precisamente en ellos, ese optimismo no chirría en absoluto. Será porque su propuesta destila honestidad o porque creativamente continúan avanzando (paulatinamente), pero ni empalagan ni agotan. Al contrario, todos necesitamos cierto empuje en ocasiones. Evidentemente no son la banda sonora perfecta para un frío invierno, pero el verano es suyo.
JUANJO ORDÁS.



The Right Nows
“The Right Nows”

SUNNY DAY/ACTION WEEKEND

El flamante sello Sunny Day Records, hermano de la etiqueta del festival Action Weekend, nace de la pasión de sus creadores por la cultura del rock’ n’ roll. Sus socios aseguran que emprenden esta iniciativa por puro fetichismo: quieren editar los discos que les gustaría comprar, incrementar el realce del vinilo e impulsar la carrera de nuevas bandas. Para abrir boca, presentan el imponente estreno de los coruñeses The Right Nows. Infeccioso diez pulgadas con ocho temas que oscilan entre el garaje-punk, el power-pop melódico y la psicodelia catódica. Sonidos ya pergeñados hace más de una década por los memorables The Nuggets, donde militaba el cantante y guitarrista Richie. Ahora, rellenando a tope la bomba de fuzz (‘Little song’), visitando las huellas del tándem Kostelich-Kastelic y practicando una sutil labor de arqueología con el rescate del Detroit más visceral y subterráneo de finales de los setenta –¿quién se acordaba de Cinecyde?–. Sunny Day promete más madera para las próximas fechas: los largos de The Shake y Los Inmediatos.
EDUARDO TÉBAR.



Scorpions
“Sting in the tail”

SONY

Es bonito que Scorpions se despidan así, con un gran disco como colofón a su larga carrera. El adiós se alargará con una extensa gira mundial, pero a nivel discográfico es aquí donde finalizan; al margen del disco y DVD en vivo que, seguro, acabarán editando.

Hace unos años los alemanes comenzaron a recuperar la forma física perdida durante la década de los 90 y este “Sting in the tail” les situa de nuevo en la cúspide de su carrera. Obviamente, no se trata de un disco que vaya a interesar a aquellos que nunca se hayan sentido atraídos por Scorpions, pero para sus viejos fans supondrá un verdadero revulsivo. Y es que la mayoría de las canciones que contiene no desentonarían en absoluto con el repertorio que recogió “World wide live”, su mítico álbum en vivo de 1985. Rock duro y metalizado lleno de estribillos pegadizos. La labor de los productores Mikael Nord Andersson y Martin Hansen ha sido fundamental (incluso han compuesto junto a la banda) para que los alemanes den lo mejor de sí mismos y ahí están ‘Raised to rock’, ‘Sting in the tail’ o ‘Rock zone’ para demostrarlo.

Scorpions son la típica banda maltratada por la crítica más pedante pero que se convierten en un referente “vintage” en cuanto algún músico de moda los cita. No esperes a que los reivindiquen por ti, cuando dominaban EEUU en la década de los ochenta nadie se reía de ellos y este disco demuestra por qué. Que tomen nota Bon Jovi y Def Leppard, así se graban discos dignos.
JUANJO ORDÁS.



Matthew Sweet & Susanna Hoffs
“Under the Covers vol 2”

SHOUT

Hace algo más de tres años el pope del power pop Matthew Sweet y la ex Bangles Susana Hoffs sorprendieron con “Under the Covers vol 1”, un disco en el que versioneaban algunos de sus temas favoritos de la década de los sesenta, entre los que no faltaban composiciones de The Beatles, Love, Zombies, Left Banke, The Who, Velvet Underground, Beach Boys… Apostaron a caballo ganador y la jugada les salió redonda consiguiendo uno de los mejores discos de versiones que se recuerdan. Por eso, quizás ha sido inevitable que Sweet y Hoffs hayan querido repetir la jugada con un segundo volumen de “Under the Covers”.

Si en el CD de 2006 los temas seleccionados eran de los mejores de la década prodigiosa, en esta ocasión bucean también en los setenta para confeccionar de nuevo un repertorio impecable. Abre el disco ‘Sugar Magnolia’, de los Grateful Dead y lo completan temas como ‘All young dudes’ (Bowie/Mott the Hopple), ‘Here comes my girl’ (Tom Petty), ‘Bell Bottoms Blues’ (Derek and the Dominos), ‘You’re so vain’ (Carly Simon), ‘Back of a car’ (Big Star), ‘Gimme some truth’ (John Lennon) o ‘Maggie May’ (Rod Stewart). Es decir, otra jugada de sota, caballo y rey. No obstante, en el disco hay espacio para algunas canciones algo más “alternativas” para el público español como ‘Hello’s it’s me’ y ‘Couldn’t juts tell you’ (Todd Rundgren) e incluso un versión de Yes (‘I’ ve seen all good people: your move/all good people’). Sweet se encarga otra vez de la mayoría de instrumentos pero forma un tándem vocal imbatible con Hoffs. Empastan a la perfección sus voces en un disco de agradable escucha, que seduce y que hace que nos quedemos con las ganas de un tercer volumen de “Under the Covers”.
ÀLEX ORÓ.


Anterior entrega de Rockola.

Artículos relacionados