Punto de Partida: Manolo Tarancón y Bob Dylan

Autor:

«He ido ampliando hasta la saciedad mi discografía dylaniana, pero para mí siempre será un disco especial por todo lo que significó aquel cambio, aquel giro hacia otras tendencias, estilos y sonidos»

Con un nuevo disco recién editado (el EP «Horas vacías»), Manolo Tarancón está de nuevo de actualidad, así que aprovechamos para que nos hable del disco que le cambió la vida, en su caso, «Bringing it all back home», de Bob Dylan.


Foto: EVA HERNÁNDEZ.


Bob Dylan
«Bringing it all back home»
COLUMBIA, 1965


No es un disco complicado de conseguir, ni mucho menos. Ni una rareza de su colección. Para mí no lo fue, aunque tampoco recuerdo dónde lo compré. Tendría entre 17 y 18 años. No tenía demasiados discos de Dylan en mis estantes, fue el quinto. Lo vengo a decir porque por aquel entonces estaba enganchado a su primera época, a sus cuatro primeros trabajos acústicos. De hecho, la primera canción de Dylan que escuché llegó a través de un documental, completamente solo en el escenario ante un público jovial y entregado.

Conectaba tanto con aquel formato que, de alguna manera, no necesitaba abrirme más con su música, aquello era genial y me preguntaba si realmente podía llegar a gustarme su faceta eléctrica. Y sí, sí que entendí el cambio. Los dedos pueden entran en el enchufe sin necesidad de dejar de lado conceptos como cantautor, songwriter, folk-singer o como queramos llamarlo. Y es posible firmar tremendos cortes rythmn and blues junto a otros registros sin necesidad de explicar nada. La evolución siempre es posible, más allá de las opiniones de sus seguidores, más allá de lo estipulado. Él quería hacerlo y sencillamente lo hizo.

«Bringing it all back home» se encuentra a caballo entre sus cuatro discos pasados y lo que vendría, con una clara división en dos partes, eléctrica y acústica, más patente todavía en su edición en vinilo. Por eso me gusta. He ido ampliando hasta la saciedad mi discografía dylaniana, pero para mí siempre será un disco especial por todo lo que significó aquel cambio, aquel giro hacia otras tendencias, estilos y sonidos.

Temas enérgicos como ‘Subterranean homesick blues’ o ‘Maggie´s Farm’, comienzos anecdóticos como el que encontramos en ‘Bob Dylan´s 115th´s dream’, preciosidades melódicas sin estribillo como ‘Love minus zero/No limit’ o ‘It´s all over now, baby blue’, genialidades narrativas como ‘It´s alright Ma’ o la universal ‘Mr. Tambourinne Man’ no pueden pasar desapercibidas. Y en el mismo álbum. ¡Vaya tela!

 



Anterior entrega de Punto de Partida: Fabián y Nirvana.

Artículos relacionados