Punto de partida: Julio Bustamante y The Beatles

Autor:

«There’s a place’ tenía las voces y el ritmo más moderno que había escuchado hasta entonces, me quedé clavado escuchándola. La melodía y el arreglo vocal eran algo sensacional, para mí fue muy mágico»

 

Ya llegan ecos de que Julio Bustamante tendrá nuevo disco para el verano, con el sugerente título de «Los caballos comen de pie». Así que, esperando impacientes, recordamos su Punto de partida, cuando nos contó que «Please please me», de los Beatles, le cambió la vida.


The Beatles
«Please please me»
EMI, 1963

 

En realidad, lo que me impactó de este disco fue una canción: ‘There’s a place’. La escuché en la máquina de discos de un futbolín, yo tendría doce o trece años, y sería el año 1963 o 1964. No hacía mucho, en cualquier caso, que había salido el disco, era un EP, de aquellos de cuatro canciones. Esa canción tenía las voces y el ritmo más moderno que había escuchado hasta entonces, me quedé clavado escuchándola. La melodía y el arreglo vocal eran algo sensacional, para mí fue muy mágico. Esta no es una de las canciones más conocidas de los Beatles, suponiendo que de ellos haya canciones poco conocidas. Estaba incluida en el primer LP del grupo, que mi padre me regaló en los siguientes Reyes; aunque a él le gustaba el jazz y nada el rock, los Beatles sí que le gustaron porque le parecía que eran otra cosa.

Aquel disco lo machaqué para los restos y desde ellos fui hacia otros sitios, al soul,
por ejemplo. Yo por aquel entonces estaba aprendiendo a tocar la guitarra y escuchaba mucha canción francesa e italiana, Fred Buscaglione y canciones como ‘Buona sera, signorina’. También me impresionó enormemente Françoise Hardy, hacía canción francesa pero diferente; ‘Tous les garçons et les filles’ era maravillosa, fue otro flash. La música mediterránea ya entonces me marcó mucho. Pero también escuchaba mucha bossa, que a mis padres les gustaba mucho. Así como el jazz, al que mi padre era muy aficionado y tenía una considerable colección de discos. De esa colección yo heredé los discos de vinilo y mi hermano Puchi los de pizarra. Precisamente, hace un rato estaba escuchando un viejo LP de esa colección.

[Texto publicado originalmente en EFE EME 76, de marzo de 2006]

Anterior entrega de Punto de partida: Álex Cooper y Elvis Costello.

Artículos relacionados