Nosotros, de Jordan Peele

Autor:

CINE

«Una obra maestra del cine de terror contemporáneo»

 

Nosotros
Jordan Peele, 2019

 

Texto: ELISA HERNÁNDEZ.

 

Cuando uno produce, escribe y dirige un filme considerado de manera inmediata como un clásico del cine de terror y como una brillante obra con numerosas capas de lectura como es Déjame salir (Jordan Peele, 2017), el listón a la hora de realizar una segunda película no podría estar más alto. Con Nosotros, Jordan Peele, cómico reconvertido en cineasta, vuelve a demostrar no solo su enciclopédico conocimiento del género, sino también su capacidad para ir más allá de la mera y anecdótica referencia y construir un discurso propio, espectacularmente aterrador a la par que socialmente comprometido.

Los Wilson se disponen a pasar las vacaciones en su casa de verano cuando, de repente, su hogar y su integridad se ven amenazadas por la violenta aparición de lo que parece ser una versión oscura de ellos mismos. El incoherente y casi salvaje odio que la otra familia Wilson siente hacia la original da paso a un festival de encuentros, apuñalamientos, golpes y sangre, mucha sangre, que poco a poco comienza a sembrar dudas sobre la humanidad (o su falta) tanto de unos como de otros. En la infancia de Adelaide Wilson, la madre de la familia, parece encontrarse la clave a todos los niveles: no solo es la escena inaugural, que transcurre cuando ella era niña, la que da comienzo a la historia y establece magistralmente el tono del filme, presentando un nivel de desasosiego que rara vez decaerá en el metraje que sigue; sino que además la doble interpretación de Lupita Nyong’o está hecha del mismo material que las pesadillas más espeluznantes y es posiblemente el elemento que más perturba y sobrecoge de Nosotros. En todo caso, existe un calculado y conseguido equilibrio entre el terror psicológico, el visualmente estético slasher y el alivio cómico (y musical), convirtiendo así una obra que podría haber resultado en exceso monótona de haberse centrado en un único elemento en una escalofriante montaña rusa emocional para la audiencia.

Es sin embargo en su más que intencionado análisis socioeconómico donde Nosotros quizás sea incapaz de igualar la solidez y coherencia del primer filme de Peele. A medida que los dobles y sus acciones se convierten en una representación de las paradojas y contradicciones de la movilidad social en las sociedades capitalistas contemporáneas (y de la necesidad de las mismas de sustentarse sobre la continua creación, reproducción y expropiación de una cada vez mayor infraclase), una cierta ambigüedad y falta de claridad hacen que resulte complicado mantener la suspensión de la incredulidad y nos lleva a añorar el asertivo (y legítimamente enfadado) discurso que recorría Déjame salir. Ahora bien, si aceptamos que las comparaciones son odiosas y que toda obra ha de considerarse acorde con tal afirmación, entonces no queda sino decir que Nosotros es una obra maestra del cine de terror contemporáneo.

 

 

Anterior crítica de cine: Dolor y gloria, de Pedro Almodóvar.

 

Artículos relacionados