El disco del día: Los Peyotes

Autor:

“Un álbum que mantiene viva la antorcha del garaje-punk de reminiscencias ‘sixties’. El quinteto argentino plantea un dilema existencial en el título: ‘Garaje o muerte’. Ellos lo tienen claro”

Los Peyotes
“Garaje o muerte”
DIRTY WATER RECORDS


Texto: EDUARDO TÉBAR.


Cuidado, el nuevo doce pulgadas de Los Peyotes puede descolocar si empezamos por la cara B. Arrojan, casi por descuido, la cumbia psicotrópica ‘Peyoteando con ayahuasca’. Excitante rareza que otorga empaque a un álbum que, por lo demás, mantiene viva la antorcha del garaje-punk de reminiscencias “sixties”. El quinteto argentino plantea un dilema existencial en el título: “Garaje o muerte”. Ellos lo tienen claro. Descendientes directos de la generación de Los Gatos Salvajes y de Los Saicos –y, por extensión, del fértil “underground” peruano de los sesenta–, asomarse a sus canciones garantiza un viaje espídico. Guitarras infectadas de fuzz, órganos farfiseros, panderetas y salvajismo en las formas. Un festín repleto de homenajes directos –castellanizan el ‘96 tears’ de Question Mark & The Mysterians– y solapados en textos de provocadora crudeza.

Rascando un poco, encontramos la mugre de The Litter, la oscuridad rabiosa de unos Music Machine, las burbujas psicodélicas de The Seeds o los ritmos dementes de Count Five. Completo álbum de cromos en el que, no obstante, también asoman maneras propias. Piezas como ‘Vos no sos mi amigo’, ‘La cicatriz’, ‘Rebelde’ o ‘Chacalón’ perfeccionan el gusto por las letras de militancia feroz, sexualidad airada y decoración selvática. Ups, la electrificación del chamanismo. No es baladí la apuesta realizada por el sello londinense Dirty Water Records. En cuestión de un lustro, Los Peyotes se han situado en la cumbre del revival garajero cantado en nuestro idioma. Lo demostraron en su reciente gira española. Garaje o muerte. Los Peyotes lo tienen claro.

Anterior entrega del disco del día: La Sonrisa de Julia.

Artículos relacionados