El Club de las BSO: Lo nuevo de Ramin Djawadi, compositor de “Juego de Tronos”

Autor:

club-bso-01-08-15

“‘El secreto de Adaline’ presenta una de esas piezas que le trasladan a uno al corazón de la película, con ese inicio etéreo, con cierto toque mágico, que termina por llegar al corazón cuando aparece el piano y empieza a desgranarse el tema. Simplemente delicioso”

 

Tras las bandas sonoras de los últimos estrenos están ni más ni menos que Walter Murphy, compositor de “Padre de familia” y Ramin Djawadi, creador de la música de “Prision break”. Dos trabajos que pasan por los agudos oídos de Fernando Fernández.

 

 

Una sección de FERNANDO FERNÁNDEZ.

 

 

Acción, aventuras, héroes, dinosaurios, apocalipsis… Historias para desconectar las neuronas y dejarse llevar durante un par de horas dentro de la sala de cine, las mismas intenciones que persiguen sus bandas sonoras: intensificar el efecto de esas emociones y esa acción. Dentro de la cartelera hay diversión más ligera, y en ocasiones se agradece el cambio de ritmo. Una divertida comedia o una buena historia romántica tienen su público, y suelen propiciar la oportunidad de que su música nos envuelva con emociones diferentes que alimentan nuestro espíritu. Esta semana disfrutamos de música algo más ligera, pero igualmente entretenida.

 

“Ted 2”, música de Walter Murphy

 

Uno de los proyectos de ese “hombre mágico” que es para sus producciones Seth MacFarlane es la historia de esos dos colegas de infancia que formaban Mark Walhberg y su oso de peluche, una película que terminó funcionando bastante mejor de lo que se preveía. El tono de celebración de las cintas ochenteras de colegas y el humor fuera de tono habitual de sus series animadas terminaron funcionando muy bien en pantalla. Aquí nos llega su segunda parte, “Ted 2”. Mantiene todo el equipo que nos hizo divertirnos en la primera, y aunque pierde su originalidad, consigue mantener ese equilibrio tan interesante entre personajes inocentes y con salidas fuera de tono.

Con el resto del equipo regresa uno de los músicos habituales de MacFarlane. Walter Murphy es el compositor principal de sus series “Padre de familia” y “Padre made in U.S.A”, y un estupendo veterano con el que el director muestra su amor por la música del Hollywood clásico. En esta ocasión aprovecha para mantener el espíritu temático de la primera película, especialmente su bonito tema dedicado a la “amistad” de los protagonistas, y que aquí vuelve a hacer aparición en algunos momentos. Un tema bastante más serio y emocional de lo que probablemente esperaríamos de una comedia, pero que sirve perfectamente como elemento realista y dramático que le proporciona un bonito corazón a la historia.

Por supuesto que también hay oportunidad de escuchar la clásica música de comedia, energética y divertida en momentos como ‘Comic-Con Fight’ o ‘Out of control’, pero es probablemente ese tono más emocional y realista el que tiene mayor valor en el trabajo de Murphy, sobre todo porque nos hace creernos más la amistad entre estos dos personajes. Solo tenemos que escuchar ‘Meighan’s Speech / Finale’ para dejarnos llevar por la música y el corazón. Lástima que la banda sonora es bastante cortita (no alcanza la media hora, incluyendo el tema de Norah Jones) y solo está disponible bajo descarga, pero se agradece poder disponer de ella.

 

“La casa mágica”, música de Ramin Djawadi

 

Otra película de animación para los más jóvenes de la casa que por fin se estrena en nuestras pantallas con casi dos años de retraso es “La casa mágica”, una buena muestra de la calidad de la animación digital europea, que cuando quiere y se molesta es capaz de acercase técnicamente a la americana. Se trata de la cuarta película del estudio francés Wave, que ya nos trajo “Vamos a la Luna” y “Las Aventuras de Sammy”, dos proyectos de animación estrenados exclusivamente en 3D, este último con largas tomas continuas realmente espectaculares.

Junto al proyecto vuelve su compositor habitual, Ramin Djawadi, conocido por ser el responsable de la banda sonora para “Prison Break” y “Juego de Tronos”, así como de películas como “Pacific rim” y “Drácula: La leyenda jamás contada”. En esta ocasión nos vamos a encontrar a un Djawadi mucho más ligero y divertido que el de cualquiera de los proyectos que he mencionado antes. Por supuesto que nos ofrece –como de costumbre­– temas serios y dramáticos, como ‘The house is enchanted’ o ‘He’s gone totally mad’, dos temas cargados de fuerza orquestal en la percusión y los metales, con un sonido pesado y serio, cargado de acción. Pero lo más destacado es la delicadeza y la emoción de sus temas principales, el piano y orquesta en ‘Bedtime stories’, la divertida guitarra de ‘Kiki’ o el piano y los vientos en el tema principal del gatito protagonista ‘Thunder’.

El resultado es una banda sonora clásica de la animación actual, con un sonido orquestal al que a veces añade colores e instrumentos más originales que le dan un tono más divertido, como la guitarra o el saxo. Es la otra cara de un compositor al que conocemos más por su vertiente seria y de acción, pero esta versión más ligera, divertida y emocional (especialmente en la primera mitad de la banda sonora) puede ser todo un descubrimiento.

 

“El Secreto de Adaline”, música de Rob Simonsen

 

Terminamos en esta línea más reposada con una de las películas independientes que mejores críticas se ha llevado en los últimos meses: “El secreto de Adaline”. Por fin se estrena en nuestro país este drama romántico que nos cuenta la historia de una mujer cuya vida se encuentra fijada en los 29 años durante más de 80. Un drama romántico muy alabado por su protagonista, Blake Lively, pero más aún por la participación (como un veterano matrimonio) de Harrison Ford y Katie Baker.

Para acompañar esta historia, uno de los compositores más interesantes que ha aparecido en los últimos años: Rob Simonsen. Habitualmente, su trabajo en películas independientes suele mantener su música en tono moderno y pequeño; sin embargo aquí la historia necesita algo más, y Simonsen no desaprovecha la ocasión. Grandes melodías, sonido clásico y orquestal y desarrollos temáticos componen una de esas partituras que no se asusta en mostrar claramente sus cartas para manipular las emociones que la historia necesita. Y lo hace de una manera tan delicada y bonita, que no queda más remedio que disfrutar con ella. La partitura de Simonsen navega entre momentos melancólicos, delicados y con cierto toque “new-age” muy habitual en el compositor, además de otros más oscuros y dramáticos. Sabe jugar con las diferentes emociones que la historia va necesitando, pero lo habitual es que se mantenga en un tono ligero y emocionante, más clásico de este tipo de partituras. Lo más destacado es cuando utiliza cualquiera de los dos temas principales de la banda sonora, sobre todo el precioso tema que presenta al inicio de la banda sonora en ‘At home’. Una de esas piezas que le trasladan a uno al corazón de la película, con ese inicio etéreo, con cierto toque mágico, que termina por llegar al corazón cuando aparece el piano y empieza a desgranarse el tema. Simplemente delicioso, y una pequeña muestra de lo que la partitura nos ofrece. Un estilo de música que era el habitual en cine hace varios años, pero ahora parece no estar de moda. Toda una lástima.

Con ella cerramos esta edición del club, arrancando un agosto en el que probablemente estaremos más interesados en el agua, la playa, la montaña, los aires acondicionados y descansar, pero… ¿Por qué no hacerlo con buena música de cine de fondo?

Anterior entrega de El Club de las BSO: La música de los héroes.

Artículos relacionados