Discos: “Foreverly”, Billie Joe Armstrong & Norah Jones

Autor:

“Un álbum lleno de cariño, un auténtico tributo, y esperemos que el inicio de una colaboración con continuidad en el futuro”

billie-joe-norah-19-12-13

Billie Joe Armstrong & Norah Jones
“Foreverly”
WARNER

 

 

Texto: EDUARDO IZQUIERDO.

 

 

Es curioso enfrentarse a lo que los estadounidenses llaman un “full-album cover”, es decir, un disco en el que un grupo o solista reproduce de cabo uno de otro artista. ¿Qué motivación puede llevar a un músico a interpretar todas las canciones del trabajo de otro? Sin duda en la admiración y el respeto está buena parte de la respuesta. Rendir un tributo. Demostrar una pleitesía. Ahí está la clave. Y lo mejor es que muchos resultados son, si no superiores a los originales, cuanto menos reseñables y notables en lo que respecta a su resultado. Ahí están los Pussy Galore de Jon Spencer grabando íntegro el “Exile on Main Street” de los Rolling Stones, Mary Lee Corvette haciendo lo propio con “Blood on the tracks” de Bob Dylan, Camper Van Beethoven haciendo el “Tusk “de Fleetwood Mac o Chuck Prophet y el “Dreaming Waylon’s dream” de Waylon Jennings. Aunque la lista sería inacabable, este año podemos añadir uno más, este “Foreverly” protagonizado por Norah Jones y Billie Joe Armstrong en el que rescatan tema a tema “Songs our daddy taught us”, aquel disco en el que los Everly Brothers interpretaban versiones de algunos de sus temas country favoritos.

Leo sorprendido en las reseñas aparecidas de este disco alabanzas al trabajo de Norah Jones (totalmente merecidas) pero críticas al cantante de Green Day. Supongo que es difícil digerir que una de las musas del jazz contemporáneo se junte con un tipo habitualmente tratado con injusticia por el éxito de su banda. Ya sabemos eso de lo poco que gusta en algunos sectores que determinadas bandas triunfen y Green Day son el paradigma de ello. Un grupo que, por otro lado, ha llegado a su posición actual en base a tocar, tocar y tocar, aunque eso daría para otra reflexión. El caso es que servidor aprovechará esta crítica para postularse claramente a favor de la aportación del ya rehabilitado Billie Joe a un disco que me atrevo a decir que sin él no sería lo mismo. Y es que su voz aporta el contrapunto perfecto a la exquisitez melódica de una Jones que, evidentemente, está fantástica.

“Foreverly” es un disco de versiones muy parecidas a las originales pero a las que la personalidad de sus intérpretes convierte en especiales. Jones hace lo que sabe y vuelve a enamorarnos, y Armstrong demuestra que es un músico abierto de miras (algunos temas de sus últimos trabajos con Green Day también lo demuestran) y que no tiene miedo a una tarea harto complicada: un duelo de voces con su compañera de viaje. Quizá por ello nos encontramos con un álbum lleno de cariño, un auténtico tributo, como apuntábamos arriba y esperemos que el inicio de una colaboración con continuidad en el futuro. Se han presentado en sociedad versionando a Charlie Monroe, Gene Autry o Tex Ritter vía los hermanos Everly pero esperamos que no tarden mucho en reunirse de nuevo, esta vez, para interpretar sus propios temas. Sería una grandísima noticia.

Anterior crítica de discos: “White light / White heat”, de The Velvet Underground.

Artículos relacionados