Diez canciones que sonarán en los conciertos de Wilco

Autor:

wilco-28-06-16

La gira española de Wilco pasa estos días por La Coruña, Barcelona y Madrid. Fernando Ballesteros aprovecha la visita de la banda estadounidense para elaborar una lista de diez temas imprescindibles en sus directos.

 

Texto: FERNANDO BALLESTEROS.

 

Desde aquella primera vez en el Primavera Sound de 2004, Wilco se han convertido en unos habituales de nuestros escenarios. Todas sus giras han pasado por aquí. Y cuando el grupo se ha tomado un respiro, Jeff Tweedy, con su guitarra acústica y sus canciones desnudas como única munición, nos ha deleitado con magníficos directos. Con «Star Wars» como obra más reciente, los de Chicago vuelven a visitarnos, y más allá de lo que le parezca a cada uno su último disco, hay que prepararse para ver en directo a un grupo imprescindible para entender la evolución de este invento durante las dos últimas décadas.

Lo malo es que, en un repertorio de veinte canciones y con la «obligatoriedad» de incluir más de la mitad de su elepé de 2015 –que, para un servidor, palidece ante sus grandes obras–, se van a quedar fuera demasiadas canciones imprescindibles de la banda. No obstante, repasando los últimos setlists de la banda y olvidados disgustos como que se dejen fuera todo el «Being there», se puede decir bien alto que los que acudan a la cita con Wilco van a disfrutar de una colección de himnos para vivir una noche para el recuerdo. Ahí van diez muestras. Si se olvidan de alguna de estas, dirijan sus reclamaciones al maestro Tweedy.

 

1. ‘More…’ de «Star Wars» (2015).

Puestos a elegir una de las canciones de su último disco, me quedo con ‘More…’, el tema con el que están abriendo sus conciertos. Una bonita y poderosa puesta en acción, con ese estribillo tan melódico y adictivo que se te pega como una lapa y las guitarras que presiden «Star Wars» del que, por cierto, tocarán otras cinco o seis canciones. Estará bien para empezar a entrar en calor.

 

 

2. ‘Box full of letters’ de «A.M» (1995).

En 1995, recién disueltos Uncle Tupelo, Jay Farrar con sus Son Volt y Jeff competían por llevarse a sus antiguos fans, y si podían, multiplicarlos. Hace veinte años pocos podíamos suponer que la victoria de Tweedy terminaría siendo tan clara. Sus primeros trabajos fueron bastante parejos y en ambos casos se trataba de una continuación natural de «Anodyne», el último de los Tupelo. En el debut de Wilco había canciones sobresalientes que periódicamente recuperan para su setlist. En esta gira están tocando ‘Box full of letters’, una buena muestra de que, ya en sus inicios, se estaba cociendo algo grande en el cuartel general de Wilco.

 

 

3. ‘Via Chicago’ de «Summerteeth» (1999).

Editado entre sus dos «Mermaid Avenue» junto a Billy Bragg, su tercer disco «Summerteeth» fue el más luminoso, un conjunto de canciones redondas de estribillos brillantes e incontestables. Lo más “Beatle” que ha editado Wilco. Sin embargo, en aquellos temas de factura clásica había alguna rendija por la que se filtraba algún rayo de lo que estaba por venir. En ‘Via Chicago’, la calma inicial y el preciosismo dejan paso a la experimentación, las distorsiones y todos los ingredientes terminan dando forma a un título que ya miraba al futuro. Se avecinaba tormenta.

 

 

4. ‘Jesus etc.’ de «Yankee Hotel Foxtrot» (2002).

Magia pura desde la primera nota a la última. Uno de los momentos álgidos de su indiscutible obra maestra, aquella que la compañía rechazó y que ellos defendieron con todos los medios a su alcance hasta que el tiempo les dio la razón. Y ocurrió, ya que el cuarto disco de Wilco es el más exitoso de su carrera. Las mieles del triunfo llegaron tras la ruptura con su sello y una serie de tensiones que refleja a las mil maravillas el documental «I am trying to break your heart».

En directo, su indudable himno ‘Jesus etc’ se convierte en una de esas canciones que el público corea de principio a fin. Emocionante. Y quizá me quede corto.

 

 

5. ‘Heavy metal drummer’ de «Yankee Hotel Foxtrot» (2002).

Tantos años después, uno se plantea qué vieron los ejecutivos discográficos en “Yankee Hotel Foxtrot” para no apoyar su salida. Tampoco había que ser un suicida para intuir el potencial comercial de canciones como ‘Heavy metal drummer’ más allá de que no fuera este tipo de material el que ellos estaban esperando. Es un hit para cantar con ganas y acompañar a Jeff en ese estribillo en el que confiesa echar de menos los tiempos en los que dominaba la inocencia y solo era un chaval tocando versiones de Kiss y algo fumado.

 

 

6. ‘Spiders (Kidsmoke)’ de «A ghost is born» (2004).

La presión después del éxito de su cuarto disco les colocó en una situación complicada que los estadounidenses resolvieron con nota. Sufrieron la importante pérdida de Jay Bennet, pero la entrada de Nels Cline les convirtió en una máquina infalible en directo, y en canciones como esta, que se va hasta los once minutos a golpe de kraut-rock y da un paso más allá en su cara más experimental. Un tema que nos remite inmediatamente a grupos como Can o Neu! Ha acabado como uno de los grandes momentos de sus directos. Los que estuvieron en el concierto que dieron en Madrid en 2005, en su primera visita a la capital, podrán dar buena fe de que aquella noche la sala Aqualung vibró liberalmente al ritmo de ‘Spiders’. Si existe la perfección, aquel ratito estuvo muy cerca de ella.

 

 

7. ‘Hummingbird’ de «A ghost is born» (2004).

Los tiempos en los que se gestaron su cuarto y quinto disco no fueron fáciles para la banda ni para Tweedy, que tuvo que pasar por la clínica para resolver su adicción a los analgésicos derivada de sus crónicas migrañas. De las dificultades emergió la excelencia, y a pesar de lo sombrío de los textos es inevitable esbozar una sonrisa de felicidad al escuchar la espléndida ‘Hummingbird’. Hasta el bueno de Jeff se lanza en directo. Tocando este tema será el momento en el que estaremos más cerca de verle «bailar» feliz.

 

 

8. ‘Impossible germany’ de «Sky blue sky» (2007).

Si nos ponemos exigentes, “Sky blue sky” es el último clásico indiscutible de su discografía. En un disco que bajaba el nivel sobresaliente de sus predecesores, había espacio aún para la genialidad de una pieza de seis minutos que asciende en intensidad hasta un final en el que se encadenan los solos de guitarra de un inspirado Nels Cline. Empieza bien, continúa mejor y termina sublime.

 

 

9. ‘Dawned on me’ de «The whole love» (2011).

De «Wilco (the album)» no hay noticias en el setlist de la gira, pero de su siguiente disco, «The whole love» recuperan este ‘Dawned on me’, un trozo de puro Wilco en su versión más dinámica y vitalista. Por cierto, hay una versión española rebautizada ‘Me avivé’ con su correspondiente vídeo ilustrado con las fotos realizadas por nuestro compañero Xavier Valiño en varios conciertos de la banda.

 

 

10. ‘The late greats’ de «A ghost is born» (2004).

Cada fecha de este tramo de la gira está terminando con una pieza que también significaba el broche final de «A ghost is born». Tras una noche de emociones y después de que nos paseen por muchos y distintos paisajes, estaremos preparados para una última dosis de los Wilco más directos, con una canción de efecto inmediato. Tras el kraut, la vanguardia, algún momento de ruido y mucha emoción, es el momento de volver a casa, a los orígenes, a los Wilco más clásicos.

 

 

BONUS TRACK

‘New Madrid’ de «Anodyne» (1993).

Un posible bonus track madrileño. Con un cancionero como el que atesoran y teniendo en cuenta que nos quedaremos sin escuchar algunas de las mejores canciones de WIlco, no le vamos a pedir al señor Tweedy que recupere canciones de Uncle Tupelo. Sin embargo, es posible que lo haga: ‘New Madrid’ es un precioso tema con denominación de origen folk que ya ha rescatado en anteriores visitas a la capital de España por motivos obvios.

Sería un placer poder escuchar una vez más a Jeff Tweedy cantarle a este nuevo Madrid de Missouri. Quizá haya suerte.

 

packs-cuadernos-28-06-16

Artículos relacionados