Cuando los Beatles desembarcaron en el show de Ed Sullivan

Autor:

«Las actuaciones del 9 de febrero fueron vistas por una audiencia estimada de 73 millones de persones. Fue el auténtico pistoletazo de salida para la beatlemanía en Estados Unidos, el inicio de un negocio monumental»

En un estuche doble, «The 4 Ed Sullivan shows starring The Beatles» recoge íntegros los cuatro programas del Show de Ed Sullivan en los que participaron los Beatles, en 1964 y 1965. Material que documenta no sólo parte de la historia del grupo (su desembarco en EEUU), sino también un momento importante del propio medio televisivo, cuando se alcanzaban audiencias millonarias. Àlex Oró se ha pasado cuatro horas viajando al pasado.


Texto: ÀLEX ORÓ.


Las calles de muchas ciudades de Estados Unidos quedaron desiertas. El índice de delincuencia bajó. No fue el día del Apocalipsis, fue la noche del domingo 9 de febrero de 1964, la noche en que los Beatles aparecieron por primera vez en un show de la televisión norteamericana.

El espacio escogido para su debut televisivo en Norteamérica fue el Ed Sullivan Show, de la CBS, un talk-show liderado por Ed Sullivan, un periodista con un “look” típicamente estadounidense, a medio camino entre un vendedor de Buicks o Cadillacs de segunda mano y un halcón del partido republicano.

«The 4 Ed Sullivan shows starrimg The Beatles» es un DVD editado por Universal que recoge las cuatro apariciones de los de Liverpool en el programa de Sullivan. Estas imágenes ya se habían comercializado con anterioridad pero ahora se han puesto a la venta con el resto de los contenidos de los programas del 9, 16 y 23 de febrero del 64 y el del 12 de septiembre de 1965. Además, se ha incluido material adicional, como una breve y sosa entrevista que Sullivan hizo a los “fab four” en Londres con motivo del estreno de «Help!» y que no se había vuelto a ver desde su emisión en mayo de 1964 o anuncios de muñecos de los Beatles.

Pero, ¿por qué fueron tan importantes las apariciones de los Beatles en el programa de la CBS? En primer lugar porque las actuaciones del show del 9 de febrero fueron vistas por una audiencia estimada de 73 millones de persones en 23.240.000 millones de hogares. Fue el auténtico pistoletazo de salida para la beatlemanía en Estados Unidos, el inicio de un negocio monumental que pivotaba alrededor de John, Paul, George y Ringo y que todavía perdura tal y como demuestra la edición de este mismo DVD. En segundo lugar, porque los Beatles abrieron las puertas de Norteamérica a los Dave Clarke Five, The Kinks, Rolling Stones, The Who…fue lo que se llamó la British Invasión, un período en que los conjuntos procedentes del Reino Unido dominaron las listas de EEUU y que provocó una eclosión de bandas flequilleras en todo el país.

“LO SENTIMOS, CHICAS, ESTÁ CASADO”

Brian Epstein no las tenía todas consigo sobre el debut de sus pupilos en la televisión norteamericana. La aparición de los Beatles debía ser en directo y el manager impuso que se hicieran un par de ensayos para “ajustar” el sonido. El primero de ellos fue a las 13:30 del sábado 8 de febrero, en el Estudio 50 de CBS, en Manhattan. El mismo día 9 ensayaron dos veces más. En el primero de ellos, no pudo participar George Harrison, que se quedó en el hotel por motivos de salud. Su posición en el escenario fue ocupada por Neil Aspinall, el asistente de los cuatro de Liverpool para que el equipo de realización previera todos los planos para el directo de la noche. Por la tarde, se hizo un tercer ensayo, esta vez con George y público. John Lennon tomó los mandos de la nave y atacó con ‘Twist and shout’, el éxito de los Isley Brothers incluido en el álbum de debut de los Fab Four. A continuación interpretaron ‘Please, please me’, para acabar con ‘I wanna hold your hand’. La seguridad con que afrontaron este ensayo fue tal, que la grabación se aprovechó para emitirla en el Ed Sullivan Show del 23 de febrero, fecha en la que los Beatles ya habían abandonado los Estados Unidos.

Poco antes de iniciarse el show en directo, se recibió un telegrama con el que Elvis y el Coronel Parker deseaban surte y éxito a los Beatles en su primera aparición televisiva en EEUU. El cable fue leído por Sullivan al inicio del programa que dio paso a los Beatles. A diferencia del ensayo anterior, en esta ocasión fue Paul quien llevó las riendas del grupo. Arrancó inseguro y titubeando en ‘All my loving’, tal y como se puede comprobar en las imágenes. Desafinó, y de qué manera, pero este es uno de los grandes valores documentales de este DVD. Nos muestra a unos Beatles humanos y muy profesionales que se reponen con facilidad de las adversidades en el escenario. Ed Sullivan había pedido que los dos primeros temas no fueran muy rápidos para no exacerbar los ánimos de las jovencitas que había en el estudio y de las 5.000 que se agolpaban a las puertas del mismo, en la calle 53 Oeste de Broadway. Por ello, la siguiente canción fue ‘Till there was you’. Aquí, el realizador ordenó a los cámaras hacer un primer plano de las caras de los cuatro mozos ingleses para que apareciera su nombre sobreimpreso. Al llegar a John, se pudo leer: “lo sentimos chicas, está casado”. Acabaron el set con ‘She loves you’, en medio del delirio de las fans. En la recta final del programa, John, Paul George y Ringo aparecieron de nuevo para tocar ‘I saw her standing there’ y ‘I want to hold your hand’.

El domingo siguiente, el 16 de febrero, los Beatles aparecieron de nuevo en el programa de Sullivan. En esta ocasión se emitió desde el Hotel Deauville de Miami y la audiencia fue de 70 millones de personas repartidas en 22.445.000 hogares. Los de Liverpool abrieron fuego esta vez con ‘She loves you’ a la que siguieron ‘This boy’ y ‘All my loving’. En el segundo set interpretaron ‘I saw her standing there’ y se puede ver como Paul tuvo que flexionar las rodillas más de lo habitual ya que pese al ensayo que se había hecho por la tarde, le colocaron el micro excesivamente bajo. John tuvo que corregir sobre la marcha la colocación de su micrófono pero se mostraron mucho más seguros que el domingo anterior. Siguieron con ‘From me to you’ y ‘I want to hold your hand’.

El domingo siguiente, se emitió el ensayo “enlatado” quince días antes. Al despedir el show, Sullivan dijo “todos los que hacemos este show estamos realmente apenados porque este ha sido el tercer y último show de los Beatles con nosotros, ya que estos chicos de Liverpool, Inglaterra, han tenido un comportamiento ejemplar y profesional que dejará huella a todos los que les hemos conocido”.

Seguramente a Sullivan se le habían puesto los ojos como al Tío Gilito porque en tan sólo dos semanas, los Beatles revolucionaron el panorama de la televisión mundial. Estos shows de Ed Sullivan en los que participaron los Fab Four son todavía hoy los programas más vistos de la historia y lo continuarán siendo ya que, desde entonces, el número de canales de televisión ha crecido exponencialmente. Este DVD tiene el valor añadido de incluir la totalidad de los shows, en los que participaron también artistas de lo más variopinto, desde magos ilusionistas a Cilla Black o Cab Calloway, por lo que resultará de gran interés para todos aquellos que quieran comprobar como ha evolucionado la televisión y la publicidad audiovisual en los últimos 46 años y descubrirán como algunos de los programas que hasta hace poco producía José Luis Moreno son un calco del Ed Sullivan Show.

“GRACIAS, PAUL. YO ERA COMO ÉL”

Los Beatles aparecieron en una cuarta ocasión en el programa de Sullivan. Fue el 12 de septiembre de 1965, aunque la actuación fue grabada el 14 de agosto de ese año. Los Fab Four interpretaron seis temas. El escenario era algo más pop que el austero plató que acogió sus primeras actuaciones. Se colgaron unas enormes fotos en las que se veían los rostros cortados de John, Paul, George y Ringo. El repertorio había evolucionado y por ello interpretaron ‘I feel fine’, un tema realmente innovador respecto a los cantados hacía escasamente un año, ‘I’m down’ y…dejaron que Ringo tuviera su momento de gloria televisiva cantando ‘Act naturally’, de la banda sonora de «Help!», el disco y película que estaban promocionando en ese momento. Por eso, en un segundo set ofrecieron un ‘Ticket to ride’, que ya aventuraba la evolución del grupo y Paul cantó en solitario ‘Yesterday’, con una base de violines pregrabada y con las luces del plató bajadas. Al finalizar la canción un cáustico Lennon dijo “gracias Paul. Yo antes era como él” y acto seguido entonó los primeros compases de ‘Help!’, una canción que John escribió en un momento en el que no se encontraba a gusto consigo mismo, incluso se veía gordo. Él lo calificaba como su etapa “fat Elvis”. Lennon ya nos dejaba entrever a toda Norteamérica y en directo sus futuras desavenencias con Paul. Es la magia de la tele.

Artículos relacionados