Corriente alterna: La serpiente púrpura

Autor:

deep-purple-08-03-15

“Cada día tengo más claro que lo último realmente bueno y con –muy relativo– contenido de la banda de Coverdale data de hace treinta y tres años”

 

El nuevo álbum que ultima David Coverdale con los Whitesnake despierta el interés de Juanjo Ordás, porque en esta ocasión reinterpreta canciones de sus años con Deep Purple.

 

 

Una sección de JUANJO ORDÁS.

 

 

Por lo visto David Coverdale y sus Whitesnake tienen nuevo álbum a punto. Esto es algo que no me interesaría en absoluto, porque cada día tengo más claro que lo último realmente bueno y con –muy relativo– contenido de la banda de Coverdale data de hace treinta y tres años, pero resulta que este próximo disco se titula “The purple album” y se basa exclusivamente en canciones correspondientes a sus años con Deep Purple. Entonces, interesante de escuchar será, otra cosa es que sea digno, aunque podría serlo.

Soy un enorme fan de la tercera y cuarta formación de Deep Purple, es de las menos celebradas popularmente (algo que desde luego no importa), pero para mí siempre estarán por encima de la segunda, la clásica, la de ‘Smoke on the water’ para entendernos. Hablamos de tres álbumes: “Burn”, “Stormbringer” y “Come taste the band”, en los que el funk y el soul se fusionó con el rock duro dando lugar a un montón de temas colosales, con sensibilidad, grumos, espesor, calidad. La fusión eleva a altas cotas hasta la música más somera, no es que fuera su caso, pero sin duda les dio un caché distinto para el que quisiera escuchar.

La cuestión es qué hará Coverdale con esa sensibilidad, grumos, espesor y calidad. Es un gesto hermoso por su parte, pero en aquella época contaba con muchos elementos de los que ahora no dispone, aunque lo principal es que formaba parte de una banda con distintos individuos de visión rica cuando ahora es el líder de su combo. Ninguno de los actuales músicos de Whitesnake es ni un Lord, ni un Hughes, ni un Paice, ni un Blackmore o un Bolin a día de hoy. Además, los últimos lanzamientos del grupo son ejercicios de hard rock de molde. Al menos, la versión de ‘Stormbringer’ que se ha avanzado suena decente, pero no sé qué harán con cosas que precisan bastante más feeling como ‘Holyman’, ‘Sail away’ y ‘ You keep on moving’. Esperemos que las hayan entendido bien.

Anterior entrega de Corriente alterna: El Revólver de Goñi

Artículos relacionados