Discos: “Incluye futuros clásicos”, de Hendrik Röver & Los Miticos GT’s

Autor:

“Mi intención era editar un single para celebrar mi primer año con los fantásticos Míticos Gt’s y de paso hacer tiempo mientras se cocina el nuevo disco de Los Deltonos”

hendrik-rover-26-12-14

Hendrik Röver & Los Miticos GT’s
“Incluye futuros clásicos”
GT/FOLC RECORDS

 

 

Texto: EDUARDO IZQUIERDO.

 

 

Hendrik Röver parece empeñado en seguir los pasos de su admirado Jim Lauderdale y ha convertido el estudio en su medio de vida. Y no me refiero solo a que los ya míticos Guitar Town sean de su propiedad, sino a que el germano-cántabro no se cansa de meterse en los mismos para grabar todo lo que se le pasa por la cabeza ¿Es eso negativo? Sí, en el caso de que el resultado no ofreciera la calidad que en cambio ofrecen todas y cada una de las aventuras de Röver en sus múltiples mutaciones: al frente de Los Deltonos, en solitario, con The Pilgrim Rose o ahora con Los Míticos GT’s.

Su nueva entrega, lista antes de final de año, es la primera grabada junto a Toño Baños y Goyo Chiquito, y como él mismo confiesa, “sé que sonará raro pero para mí este disco es un single. Gordote pero un single. Mi intención era editar un single para celebrar mi primer año con los fantásticos Míticos Gt’s y de paso hacer tiempo mientras se cocina el nuevo disco de Los Deltonos. Con lo que no conté es con lo fácil que lo hace todo el tocar con Los Míticos”. De esta manera, Röver acaba grabando diez temas que se convierten en este disco. Cuatro en castellano, un instrumental y cinco versiones en inglés. Metido desde hace tiempo en una campaña que lleva por lema “el rock americano es posible en castellano”, Röver decide no traicionarse y en un original movimiento autoedita la cara A del disco bajo el sello GuitarTown, la que contiene los temas en lengua hispana y el instrumental, y deja que FOLC Records edite la cara B, que contiene únicamente las versiones.

Abre el disco con la humorística y directa (apenas llega al minuto y medio) ‘Somos el número dos’, una canción en la que pone de manifiesto cómo la mujer ha relegado al hombre a un segundo plano “sin ofender ni presumir”, para acabar sentenciando “no siempre tienes que estar de acuerdo con lo que piensas” (glups). ‘Esa es mi chica’ tiene ese deje Johnny Cash que Röver ha hecho suyo y que tan bien le sienta. La instrumental ‘Ninflo boogie’ podría haber salido del repertorio de Asleep at the Wheel o de The Bebop Cowboys aunque el músico confiesa que “está escrita después de una semana intensiva dedicada a Jim Campilongo”. ‘Cien por cien’ no desentonaría en ningún disco de Los Deltonos con un Hendrik, una vez más, cargado de ironía, y la versión eléctrica de ‘Tren’ incluida en acústico en “Esqueletos”, supera la original.

La cara B se convierte en una muestra de buen gusto musical. NRBQ, banda fetiche para Röver, está aquí representada por ¡tres versiones! ‘Ain’t it Allright’, ‘Be my woman tonight’ y ‘Howard Johnson’s got his Ho-Jo working’. Asegura Hendrik que “no pienso quedarme aquí”, y desde aquí le reto a realizar un disco íntegro de versiones de NRBQ en castellano. El guante está lanzado.  ‘The only daddy that’ll walk the line’ es un tema del repertorio de Waylon Jennings que parece escrito para acabar en el de Röver, y ‘Memphis in the meantime’, de John Hiatt, se interpreta con el respeto que merece una canción tan grande. Cien puntos, otra vez.

Anterior crítica de discos: “CVEEC 2″, de Cómo Vivir En El Campo.

Artículos relacionados