Diez grandes canciones de The Style Council que no fueron single

Autor:

the-style-council-21-05-18

Consciente de que en toda buena discografía hay joyas que nunca llegaron a ser singles, Xavier Valiño bucea entre los discos de The Style Council para encontrar esas gemas del grupo que lideró Paul Weller tras The Jam.

 

Selección y texto: XAVIER VALIÑO.

 

Hace unas semanas recordábamos aquí una docena de canciones de The Style Council, el grupo con el que Paul Weller pasó en la década de los ochenta de lo alto de las listas de éxito y del aprecio de crítica y público a estar prácticamente olvidado por todo el mundo. Esa historia es la que recogemos en el número 15 de los “Cuadernos de Efe Eme”, lo que nos sirve para recordar aquí otros 10 temas de la banda que no se editaron como single.

 

1. ‘The whole point of no return’ (“Café bleu”, 1984).

En el primer disco de la banda había canciones que no llegaron a ser single pero que se lo merecían como las que más. Entre ellas, esta delicadeza acústica en la línea de lo que en su día había sido ‘English rose’ para The Jam, dándole continuidad a una forma de componer canciones que Paul Weller exploraría con más asiduidad. En esta ocasión, Weller hablaba de una necesaria revolución violenta al tiempo que atacaba el clasismo, el elitismo y el capitalismo.

Alternativa: ‘All gone away’.

 

 

2. ‘Here’s one that got away’ (“Café bleu”, 1984).

Otro de los cortes destacados del primer disco de The Style Council era esta pieza, que tenía un aire de soul celta no muy distante al que por entonces facturaban bandas como Dexys Midnight Runners. La canción daría título a uno de los recopilatorios del grupo en 1993.

Alternativa: ‘Blue café’.

 

 

3. ‘Homebreakers’ (“Our favourite shop”, 1985).

A pesar de singles controvertidos como ‘Come to Milton Keynes’ y temas prescindibles como ‘The stand up comic’s instructions’, en su segundo álbum se encuentran algunas melodías afortunadas como ‘Homebreakers’ que no llegaron a ser singles. Su letra habla de la política de entonces de Margaret Thatcher para acabar con la alta tasa de desempleo, obligando a la gente a aceptar trabajos en otros lugares, lo que, según la canción, llevó a la ruptura de muchos hogares.

Alternativa: ‘Mick`s Blessings’.

 

 

4. ‘A man of great promise’ (“Our favourite shop”, 1985).

Ese segundo disco contenía varias diatribas políticas con ritmos poderosos y contagiosos, como ‘The internationalists’, ‘Walls come tumbling down’, ‘Shout to the top’ (incorporada en las siguientes reediciones) o ‘The lodgers’ y otras más cadenciosas pero igualmente contagiosas como este ‘A man of great promise’. Paul Weller la escribió para un amigo guitarrista, Dave Waller, quien había sido uno de los miembros fundadores de The Jam y lo había dejado por la poesía, y que había fallecido de una sobredosis en 1982.

Alternativa: ‘Dropping bombs on the Whitehouse’.

 

 

5. ‘A stone’s throw away’ (“Our favourite shop”, 1985).

Más temas de ese segundo y recordado disco, en ese caso recuperando la vena más acústica y orgánica que continuaba la línea iniciada en ‘English rose’ y seguida después en ‘The whole point of no return’, en un tema en el que Weller reflexiona sobre un mundo donde el poder de las protestas populares es aplastado una y otra vez por el puño de hierro de la autoridad.

Alternativa: ‘Luck’.

 

 

6.‘It’s a very deep sea’ (“Confessions of a pop group”, 1988).

Quizá sea el cuarto álbum de The Style Council el más minusvalorado del grupo y bien podría dársele una categoría no muy distante en su trayectoria a los dos primeros. En su primera mitad, la más conseguida, destacan tres canciones: ‘It’s a very deep sea’ era la primera, con un texto que muestra remordimiento y arrepentimiento por hechos y sentimientos del pasado.

Alternativa: ‘The lodgers’.

 

 

7. ‘The story of someone’s shoe’ (“Confessions of a pop group”, 1988).

La segunda canción destacada de ese cuarto álbum era esta, ‘The story of someone’s shoe’, lo más cerca que Weller ha estado nunca de Brian Wilson. Por difícil que parezca creerlo, las referencias serían también Erik Satie y Chick Corea, tal y como Weller se encargó de asegurar entonces.

Alternativa: ‘Me ship came in!’.

 

8. ‘Changing of the guard’ (“Confessions of a pop group”, 1988).

‘Changing of the guard’ era el tercer corte de ese disco reivindicable. En este caso, se trata de un dueto con Dee C Lee, una canción del tipo de las que Marvin Gaye y Tammi Terrell podrían haber hecho en su momento, con una letra sobre una relación que acabó mal y en la que ambas partes se preguntan por qué están llorando y qué fue lo que sucedió exactamente.

Alternativa: ‘Heavens above’.

 

 

9. ‘A casual affair’ (“Here’s some that got away”, 1993).

“Here’s some that got away” (1993) pasa por ser el más interesante de los recopilatorios del grupo al incluir también seis inéditos: la estupenda ‘A casual affair’ (grabada en 1985) o las versiones de ‘Love pains’ (Willlie Clayton) y ‘Night after night’ (David Sea), además de ‘My very good friend’ (1986), un tema que Weller compuso para el grupo funk de Londres Push (‘Waiting on a connection’) o una canción inspirada por Chaka Khan (‘I am leaving’). Del resto destacan el instrumental ‘Mick’s company’ y las maquetas de ‘(When you) Call me’ y ‘A stone’s throw away’.

Alternativa: ‘Mick’s company’.

 

 

10. ‘Ghost of Dachau’ (“The complete adventures of The Style Council”, 1998).

‘Ghosts of Dachau’, otra de las delicadezas acústicas de The Style Council, apareció en principio como cara B del single ‘Shout to the Top’ y fue compuesta por Weller después de una visita al campo de concentración nazi de esa localidad alemana. Apareció en la caja “The complete adventures of The Style Council” (1998), que se presentó en su día como la integral del grupo, incluyendo entre sus cinco discos las canciones del álbum “Modernism: A new decade” no editado en su momento.

Alternativa: ‘Love pains’.

 

 

BONUS TRACK:

The Jam: ‘A solid bond in your heart’.

Esta es la primera versión del quinto single de The Style Council, que Paul Weller había grabado ya con The Jam en una versión maqueta, pero que no se editó mientras este grupo existió. Pensado en un principio para ser su último single, Weller prefirió guardárselo para The Style Council y editar en su lugar ‘Beat surrender’. La canción vio la luz en el recopilatorio de The Jam de 1992 titulado “Extras”. En cuanto a The Style Council, tras ser publicada en single en 1983, apareció por primera vez en un álbum formando parte del recopilatorio editado nueve años después de su separación, “The complete adventures of The Style Council (1998).

 

novedades-efe-eme-mayo

Artículos relacionados