Delicias a 45 RPM: Pedro Ruy-Blas

Autor:

Delicias a 45 RPM: Pedro Ruy-BlasPedro Ruy-Blas
“A los que hirió el amor” / “Déjame (que te pierda por un día)”
Poplandia/CFE, 1969


Texto: JUAN PUCHADES.


En 1969, cuando inició su carrera solista, Pedro Ruy-Blas (de nombre real Pedro Ample) acababa de dejar a Los Canarios, grupo al que se unió temporalmente como vocalista mientras Teddy Bautista realizaba el Servicio Militar. Pero antes, Ruy-Blas ya había estado en Los Grimm y se había aficionado completamente al soul, género que se ajustaba como un guante a su sorprendentemente negra garganta.

Pero, lo que son las cosas, cuando se puso en manos de Alain Milhaud para convertirse en un cantante de moda, el soul quedó atrás y se internó en las siempre peligrosas aguas de la canción melódica. Por fortuna, Ample (o Ruy-Blas) sabía lo que quería y Milhaud –el productor francés afincado en España– era un habilidoso maestro en el estudio de grabación y aquellas primeras grabaciones para el subsello Poplandia de CFE resultaron de lo más dignas y hoy se pueden escuchar sin que aflore el rubor en el oyente ni surja la mancha en el expediente de Ruy-Blas. Además, el primer lanzamiento, toma aires de oda pacifista. Así que todo bien. Incluso en lo ideológico.

Sí, porque “A los que hirió el amor”, adaptación al castellano de un tema francés –ahí estaba Milhaud–, es precisamente un muy ocurrente himno antimilitar –arreglado con una inolvidable orquestación, un dramático órgano y unos muy sesenteros coros– cuyo ingenio reside en que, en realidad, lo que está contando la letra es una historia de amores perdidos en el ocaso de la vida, pero vestida con versos de fuerte contenido antibélico: “Como si de una guerra cruel vinieran de perder, / el miedo ya marcó su frente de vejez. / Como fantasmas encorvados al pasar / inspiran la piedad, inspiran la piedad. / A los que hirió, a los que hirió. / A los que hirió el amor […] Gritan, tratan de aparentar las ganas de vivir / para justificar un pasado feliz […] Solos en su rincón se lamen sin llorar / las llagas que dejó lo que no volverá […] Como en la guerra cruel perdieron el amor. / Juraron que jamás tendrán otra pasión. / Hay que tirar las armas que no sirven más / pues sólo quieren ya poder morir en paz. / Porque el amor, porque el amor. / Porque el amor les mató. / A los que hirió el amor”. Impresiona la interpretación vocal, en su justo punto de contención: Aunque en los crescendos parezca que vaya a explotar, se mantiene constantemente en su sitio, sin recurrir a innecesarios alardes.

En la cara B, “Déjame (que te pierda por un día)”, es un tema menor, una canción romántica mucho más convencional en la que, sobre todo, se puede disfrutar de los registros vocales de Ruy-Blas y de algunos momentos brillantes en los arreglos.

Tras grabar algunos pocos singles más en la misma onda, Pedro Ruy-Blas, ya a mediados de los años 70 y cansado de interpretar un papel que no era el suyo, reorientó su carrera hacia el jazz y la investigación musical junto al grupo Dolores. El año pasado, en su disco Ample, recuperó “A los que hirió el amor” en una interpretación sólo a piano y voz.

Si quieres escuchar “A los que hirió el amor”, aquí la tienes:

Y aquí “Déjame (que te pierda por un día)”:

Artículos relacionados