Delicias a 45 RPM: Los Coyotes

Autor:

coyotes-27-12-09

Los Coyotes
‘Extraño corte de pelo’ / ‘Líos en el cine’ / ‘La estación fantasma’
GASA, 1982


Una sección de JUAN PUCHADES.


A Víctor Aparicio (Abundancia o Coyote, según la época) habría que ponerle un monumento, sobre todo porque la historia le ha pasado por encima ampliamente sin tener en cuenta su enorme inventiva y visión: a mediados de los años ochenta apostó claramente por los sonidos calientes, por el mestizaje y los ritmos latinos cuando estos cotizaban a la baja en el rock; luego, otros alcanzarían notoriedad siguiendo su estela. Pero antes, en los comienzos de Los Coyotes, al inicio de esa misma década, cuando el movimiento rocker acampaba esencialmente en Barcelona, él, desde Madrid, jugaba casi en solitario en esa liga pero apartándose de la estética más claramente revisionista del rockabilly y apostando por el pshicobilly. En formación de trío, de solo guitarra eléctrica, bajo (contrabajo en realidad) y batería, Los Coyotes sabían cómo meter ruido y sonar como unos posesos, con originalidad y actitud.

Ahí, en ese periodo, es donde hay encuadrar este primer single, casi un EP, de tres canciones (una rareza) ilustrado con fotos de Alberto García Alix y diseñado por el propio Aparicio (un más que meritorio ilustrador, por cierto) que se abría con la brutal ‘Extraño corte de pelo’ y su letra sobre el asombro de un barbero al pedirle el cliente un corte de pelo estilo cherokee. Tema que puede reflejar la extrañeza que vivía gran parte de la sociedad de la época ante los peinados exuberantes de buena parte de los jóvenes en un momento en el que España trataba de quitarse de encima el tono gris con el que la había teñido la dictadura.

La misma cara traía la prodigiosa ‘Líos en el cine’, esencialmente instrumental, entre el rockabilly y ciertos aires de spagueti western, mientras que la letra relata el comienzo de una buena pelea en un cine. La triada finalizaba, ya en la cara B, con ‘La estación fanstasma’ un corte oscuro que habría encajado en el repertorio de Parálisis Permanente.

Luego, en sucesivas entregas, Los Coyotes fueron reinventándose, sin permanecer demasiado tiempo en el mismo sitio. Fueron únicos.


Anterior entrega de Delicias a 45 RPM: Los Cardiacos.

Artículos relacionados