“Unplugged!” (1998), de Metallica

Autor:

ACÚSTICOS

“La voz de Hetfield mantiene su fuerza y se adapta al formato sin esfuerzo, y Hammett, como siempre, brillante a las cuerdas”

 

 

metallica-unplugged-11-10-18

Metallica
“Unplugged!”
1998

 

Texto: SARA MORALES.

 

La culpa la tuvo su batallón de adeptos, pues los de James Hetfield nunca fueron partidarios de sumarse al conjuro de la MTV para inmortalizar y comercializar su acústico. Sin embargo, querer escuchar la potencia de los reyes del thrash metal reconvertida en delicados pasajes desenchufados no era tan inaudito; menos todavía cuando Metallica cuenta entre su inagotable repertorio con alguna de las baladas más conmovedoras de la historia del rock.

Su legión de seguidores, casi tan exigente como ellos mismos, quería verlos retozar en un poso de quietud luchando contra el vigor de su arrojo, escuchar cómo sangran de ese corte por lo sano sobre la piel de sus riffs y ser testigos de una calma insospechada que viste de sosiego las entes maníacas madres de sus composiciones. Se consiguió.

Al final, los de San Francisco terminaron pasando por el aro para premiar la fidelidad y la lealtad en 1998, y aunque les costó dejarse caer por las tablas de la MTV para materializar su directo, como venían de cogerle el gustillo al formato acústico con varias actuaciones previas saldaron sus cuentas mucho más que airosos. De ahí que, a día de hoy, contemos con varias grabaciones de su música en este formato y, aunque ninguna oficial, todas ellas sobrecogedoras.

 

 

Aquel periplo por la archiconocida cadena no dejó ningún álbum físico, pero de sus otros escarceos por las tierras del modo desenchufado se pueden encontrar algunas compilaciones piratas; una de las más representativas es “Unplugged!” de 1997, comercializada en Europa. Atiende a grabaciones que se realizaron en 1996 y 1997, entre Londres y California, en varios programas de radio y televisión en directo y en acústico, con una bluesera ‘Low man’s lyric’ (del séptimo álbum de la banda, “Reload”) abriendo el pastel. Aquellos fueron los años en que precisamente Metallica explosionaron el mercado con la publicación de dos de los discos más referenciales de su carrera, “Load” y “ReLoad”, cuya particularidad se debió al carácter secuencial en sus lanzamientos, en el tono intimista de las composiciones y en esa grandilocuencia lírica e instrumental con la que dejaron para los restos temas imprescindibles como ‘Hero of the day’, ‘The memory remains’ o ‘The unforgiven II’.

 

 

Y aunque ninguna de ellas aparecería en este recopilatorio acústico, sí lo hicieron la confesional ‘Mama salid’ (también de “Load”), grabada para el programa británico Later Show en Londres y en el mismo tono que ‘Low man’s lyric’ pero todavía más delicada si cabe debido a su propia naturaleza; y también ‘Nothing else matters’ (del imprescindible “Black album” de 1991) , la gran balada a la que no le cuesta en absoluto acomodarse al formato desenchufado.

No escuece tampoco la tesitura semieléctrica de otros pasajes como ‘Helpless’, ardiente y soberbia o, por encima de todas ellas, las tremendas versiones de ‘Poor twisted me’ y ‘Last carees’ que fusionan el galope country y el southern rock de un modo suave pero tan decisivo como acostumbran. Y es que, en el hecho de escuchar los temas clásicos de Metallica con este cambio de ritmo y cadencia e incluso de volumen, está la magia; una magia que abruma en ‘The four horsemen’, una de las canciones más preciadas por su público y que nos sigue llevando de camino hacia el Apocalipsis, aunque esta vez lo haga desde una serenidad que repetirían en varios conciertos durante la gira de presentación de “Reload”.

La voz de Hetfield mantiene su fuerza y se adapta al formato sin esfuerzo, y Hammett, como siempre, brillante a las cuerdas, pero es en ‘Fade to black’ donde engancha de un modo sobrehumano con el poder estremecedor de su guitarra, ante este nuevo planteamiento del repertorio que se dejaría ver en otros recopilatorios no oficiales como “The golden unplugged album” de 1999.

Anterior entrega de Acústicos: “MTV Unplugged”, de Poison.

 

novedades-septiembre-18

 

Artículos relacionados