Manu Chao paga a los locutores del Metro de Madrid por usar sus voces y reconoce su error

Autor:

En Próxima estación… Esperanza (2001), el segundo disco en solitario de Manu Chao se emplearon las voces de dos locutores del Metro de Madrid, diciendo, precisamente, el título del disco, aquello de “Próxima estación, esperanza”. Pero el músico francés de origen español no pidió autorización para emplear aquellas voces y los locutores, María Jesús Álvarez y Javier Dotú, intentaron que fueran eliminadas del CD pero, como informa la Agencia EFE por medio de varios periódicos, “no nos hicieron caso”. De este modo, el asunto fue a los tribunales: Este pasado julio debía celebrarse el juicio, pero ambas partes pactaron un arreglo en secreto: “No podemos dar detalles porque el compromiso fue que nosotros no decíamos con cuanto dinero nos habían indemnizado y Manu Chao, enviaba una carta a EFE, en septiembre, reconociendo su error”. Y así ha sido, en ella, Chao escribe: “la introducción en el referido álbum fue un error, y se introdujo sin el consentimiento de María Jesús Álvarez Moro y Francisco Javier Dotú Sanjuan, pidiendo por ello disculpas por si hubiera podido perjudicarles”. Por su lado, Dotú reconoce que no les ha movido el ánimo de lucro, que lo que pretendían era ser  “resarcidos sus derechos, como finalmente ha ocurrido”.