Ha muerto Pete Seeger, leyenda del folk estadounidense

Autor:

pete-seeger-28-01-14

Pete Seeger murió ayer, 27 de enero, por causas naturales, en el Presbyterian Hospital de Nueva York. Tenía 94 años. Seeger nació en Nueva York (Estados Unidos) el 3 de mayo de 1919, estaba considerando como uno de los principales activistas del folk estadounidense en su vertiente más política. Fue miembro de los Almanac Singers y los Weavers y uno de los padres del folk de sus país. Su carrera comenzó antes de los años cuarenta y hasta el final siguió defendiendo sus posturas de izquierda, humanitarias, pacifistas y ecologistas, enfrentado en ocasiones a las tesis del gobierno de su país y siempre contra las grandes corporaciones.

Fue determinante para el nuevo folk estadounidense surgido en los años sesenta, cuando era uno de los modelos a seguir, de hecho su manera de tocar el banjo y la guitarra crearon escuela. Además de interpretar temas populares y sus propias composiciones, desarrolló una amplia actividad didáctica publicando libros y obras dirigidas al público infantil. Entre el público rock se le conoció en la última década cuando Bruce Springsteen publicó en 2006 el álbum «We shall overcome: The Seeger Sessions», en el que en clave folk releía el cancionero de Seeger; un disco que, por cierto, no hizo demasiado feliz al homenajeado.

Nacido Peter R. Seeger, a los ocho años comenzó a tocar el violín y el ukelele. En 1936, durante un festival folk, descubriría el banjo, que se convirtió en su instrumento predilecto. Abandonó la Universidad de Harvard y en Nueva York intentó infructuosamente encontrar trabajo como periodista, así que se dedicó a tocar donde podía, hasta que en 1939 encontró trabajo en Washington, en el archivo de folk estadounidense de la Biblioteca del Congreso, donde tuvo acceso a los temas tradicionales que incorporaría en su repertorio. En 1940, en un festival en Nueva York, conoció a Woody Guthrie, del que se hizo amigo y al que acompañó de regreso a su casa en Oklahoma actuando juntos durante el trayecto.

De regreso a Nueva York, junto a Lee Hays y Millard Lampell formó el grupo Almanac Singers, con los que permaneció hasta 1942, tras haber grabado algunos álbumes de folk tradicional. Entre 1942 y 1945 estuvo en el ejército, durante la Segunda Guerra Mundial. De vuelta, comenzó a trabajar como solista, hasta que en 1948 creó un nuevo grupo, The Weavers, con Lee Hays, Ronnie Gilbert y Fred Hellerman. Con ellos escribiría ‘The hammer song’, que acabaría por ser un himno político y social. En 1949 Seeger publicó en solitario su primer álbum, recogiendo unas grabaciones que había realizado en 1947 para Folkways Records. En paralelo siguió con los Weavers, que en 1953, en plena Caza de Brujas, fueron acusados de comunistas, forzando su disolución. Seeger tuvo que declarar ante el Comité de actividades Antiamericanas.

El grupo regresó en 1955 y permaneció unido un tiempo mas, aunque en paralelo, Seeger actuaba y grababa en solitario para Folkways casi de manera complusiva: discos de música tradicional, para niños, de temas propios, didácticos para aprender a tocar y álbumes en directo. Todo tenía cabida en la obra de quien entendía que el folk era un arma de comunicación esencial a la que debía acceder todo el mundo.

En 1960, por mediación de John Hammond, fichó para Columbia, aunque siguieron saliendo discos en Folkways. En 1961 fue condenado a un año de prisión por desacato al Congreso de Estados Unidos, aunque apeló y fue absuelto. En 1965 los Byrds versionaron con enorme éxito su ‘Turn! Turn! Turn! (To everything there is a season)’: sus canciones habían calado en la nueva generación folk y rock. En esos años los Kingston Trio, Peter, Paul & Mary, Johnny Rivers y Trini López fueron algunos de los artistas que consiguieron diferentes éxitos versionando temas suyos. Curiosamente, el llegó a las listas de éxitos con un tema que no había escrito: ‘Little boxes’, de Malvina Reynolds.

A mediados de los años sesenta, despertó su conciencia ecologista, se posicionó contra la guerra de Vietnam. En los setenta siguió grabando con regularidad discos dirigidos tanto a adultos como a niños, giró con Arlo Guthrie (hijo de su amigo Woody). A mediados de la década firmó con Warner, aunque, como siempre, eso no le impidió seguir grabando también con Folkways. Desde los años ochenta, redujo la actividad. En 1996 obtuvo un Grammy al mejor álbum de folk tradicional, que volvió a ganar en 2008. Un año más tarde, el Madison Square Garden de Nueva York acogió un concierto multitudinario para celebrar su 90 aniversario.

 

Artículos relacionados