Fotomatón: Queyi

Autor:

FotomatónQueyiQueyi acaba de publicar un primer y prometedor disco, Nada como un pez (DRO Atlantic), en el que ejerce de cantautora desprejuiciada, entre la acústica, la electrónica y el pop. Demostrando buenas artes para la escritura personal. Para trazar un posible perfil musical-personal, responde al Fotomatón.


Nombre completo, fecha y lugar de nacimiento.

Soy Queyi, mi nombre completo es Eugenia López Nozal, nací en Palencia, el 22 de junio de 1966.

¿Qué música sonaba en tu casa cuando eras niña?
Siempre varias a la vez: la voz de mi madre medio susurrando, medio cantando coplas y canciones latinoamericanas, Aerosmith y los Beatles, por ejemplo, en los discos de mis hermanos y de fondo, casi todo el tiempo, alguno de ellos tocando el piano o haciendo ruido con alguna otra cosa: bastante sugerente, la verdad.

Si no te hubieras dedicado a la música, ¿qué te gustaría haber hecho en tu vida?
Construir casas, no muchas: pocas y bonitas.

Un consejo para quienes aspiren a vivir de la música.

Alimentarse bien, tocar todos los días, ejercitar el cuerpo, cuidar a los amigos y mantener la calma cuando parece que tu trabajo no le interesa a nadie y cuando parece interesarle a todo el mundo.

¿Cuál fue el primer disco que compraste?

Era un cuento con música, un vinilo pequeño, verde traslucido, con el centro rojo, precioso. En un momento, la voz de un indio que daba bastante miedo gritaba “¡encended el fuego!”. En realidad lo compró mi madre para mí; es el primer disco importante de mi vida.

¿Y el último?
Volta, de Björk, ahí ando con él, viendo si me seduce o no…

Selecciona tres discos esenciales de tu colección.
Debut,  de Björk  por la canción “Human behaviour”. Gefen, de Aerosmith  por la canción “Janie´s got a gun” y Trío sonatas, de J.S. Bach.

Cita un músico al que te gustaría producir o editar un disco.

A Pascal Ayerve, mi amigo, virtuoso de un peculiar instrumento llamado “sierra” y de los juguetes en general. Os lo recomiendo: se puede ver entre mis favoritos, en mi myspace.

Elije y razona tu selección:

    Sabina/Serrat.
Sabina, por cinco palabras brillantes: “diecinueve días y quinientas noches”.

Calamaro/Bunbury.
Entre Bunbury y yo creo que podría salir una buena conversación.

Los Brincos/Los Planetas.
Es tiempo de Los Planetas.

Quique González/Deluxe.
Me gusta lo que hace Quique Gonzalez, pero no le he visto en directo y a Xoel sí, disfruté su concierto de presentación de Fin de un viaje infinito. Cuando vea a Quique González en vivo os lo cuento.

Brel/Gainsbourg.
Brel, por su manera de decir las cosas. Gainsbourg gana puntos por el hecho de haber tenido una hija con una voz tan preciosa como la de Charlotte, pero las canciones de Brel tienen más vísceras y eso me gusta.

Frank Sinatra/Elvis Presley.
Una de las canciones de mi vida, es “I do it my way”, así que tendré que decir Sinatra.

Marvin Gaye/Bruce Springsteen.
Marvin Gaye, sí.

Tom Waits/Lou Reed.
Me gustan ambos, pero es que la voz de Tom Waits es fascinante.

Michael Jackson/Prince.
He escuchado mucho más a Prince.

Frank Zappa/Elvis Costello.
Frank Zappa, también me gana por la voz.

Bob Dylan/Neil Young.
Bob Dylan me conquista por su vida, por sus maneras y por sus ojos también.

Un equipo de fútbol, un político, una ciudad para vivir.
El único equipo de fútbol que he visto de cerca es el de mis vecinos que juegan en el parque del Retiro los domingos… ¿Vale ese…? Rosa Aguilar, alcaldesa de Córdoba. Madrid.

Un álbum de homenaje a otro artista que te gustaría poner en marcha.
Dentro de mucho tiempo a Rocío Jurado, para cantar “Como una ola” como a mí me gusta cantarla.

El disco que detestas y que despierta alabanzas entre los críticos.

Detestar el trabajo de alguien es una cosa íntima del que detesta y difícil para el detestado. John Cage, una vez que le pidieron hacer una crítica sobre la performance de un colega, respondió que él no criticaba con palabras si no que la crítica estaba dentro de su propio trabajo. Me parece una buena idea actuar así.

La película que nunca te cansas de volver a ver. El libro que nunca te cansas de releer.
Son más bien planos o secuencias de películas y párrafos o versos de libros. Un ejemplo de lo primero: la bronca “cantada” que le mete Barbra Streisand a Walter Matthau en Hello Dolly y de lo segundo, el párrafo de Clarice Lispector de La pasión Según G.H que me gustó tanto como para meterlo literalmente en una canción de este disco mío, Nada como un pez.

¿Por qué disco te gustaría que te recordaran?

Prefiero que os acordéis de momentos de cada uno de ellos.

Si estuviera en tus manos elegir la música que suena en los ascensores, ¿qué discos seleccionarías?
Ninguno: yo quitaría la música de los ascensores.

¿Eres de los que opinan que su último disco siempre es el mejor?
No.

Échale imaginación y propón un remedio para el Top Manta y similares.

El top manta está muerto, aunque siga en las aceras, porque no se sostiene en nada constructivo: no es bueno para la música, no es bueno para los que tienen que correr como si fueran ovejas despavoridas delante de pastores envalentonados en moto, cuando lo que son es personas en una situación muy chunga.  Y porque la interminable polémica sobre la piratería es aburridísima: los piratas seguirán comprándose discos duros de decenas de gigas para almacenar música que no van a tener tiempo de escuchar ni en doce vidas, ellos sabrán para qué quieren tanta y así, “a granel”. Respecto a los demás, siempre se ha intercambiado la música, afortunadamente. Lo que ocurre es que ahora el intercambio puede ser masivo. Si cambiamos el adjetivo masivo por selectivo se le devuelven a todas las personas y trabajos que dan vida a un disco (composición, interpretación, producción, presentación, distribución, promoción y público) el valor del que se les ha despojado al escupirla a la calle y engullirla sin medida. Y una vez restablecido el valor del universo que hay detrás de una sola canción caemos en la cuenta de que es necesario contribuir con lo que cada cual pueda, no para que nadie nos hagamos millonarios, sino para que todos podamos trabajar con una mínima tranquilidad: cuando tienes un disco que es una joya no te puedes creer poder disfrutar toda tu vida de esa música por tan sólo unos pocos euros: ¡es una suerte que algunos discos sean tan baratos!

Tu foto a toda página en la portada de una revista: ¿qué revista y por qué razón?
En Mondosonoro, porque les quiero, porque lo hacen muy bien y porque la disfrutaría mucha gente que me quiere a mí y que no se pierde “el mondo” ni un sólo mes.


Puedes escuchar a Queyi en su myspace.


También pasaron por el Fotomatón: