El batería de Arctic Mokeys no pudo acabar la grabación del nuevo disco porque borracho le pegó un puñetazo a una pared

Autor:

matt-helders-27-09-13Matt Helders, batería de Arctic Mokeys, confiesa que no pudo acabar la grabación del nuevo disco, “AM”, porque estando borracho le dio un puñetazo a una pared y se rompió una mano. Al final tuvo que sustituirlo Pete Thomas, batería de Elvis Costello. “No fue una pelea a puñetazos con una persona. No, no le hice daño a nadie, excepto a mí mismo. Fue… un extraño incidente… con una pared .. que resultó más dura de lo que imaginaba. Al día siguiente me sentía como un idiota. Solo fui yo haciendo una estupidez. Ni siquiera me enfadé, porque yo no soy una persona enojada. Simplemente estuve haciendo el tonto borracho. Todos a los que se lo conté me dijeron ‘Todos lo hemos hecho’. Solo que yo me las arreglé para golpear la pared equivocada”, explica Helders en “Q”.

Artículos relacionados