“Delta”, de M Clan

Autor:


DISCOS


 “’Concierto salvaje’, ‘Polvo de estrellas’, ‘Whisky on the rocks’ o ‘Saltamos sin mirar’ reflejan los distintos ríos que trae “Delta”, todos desembocan felizmente, ninguno queda aislado, y ninguno corre el peligro de secarse”

 

m-clan-delta-30-09-16

 

“Delta”
M Clan
WARNER

 

Texto: CHEMA DOMÍNGUEZ (autor del libro “Memorias de un espantapájaros. M Clan en la cuerda floja”).

 

Fantástico “Delta”. De nuevo, M Clan abre un periodo creativo y sonoro tras la celebración que supuso “Dos noches en el Price” (2014), y cada vez que esto sucede nos encontramos con hitos comerciales y artísticos como “Usar y tirar” (1999), y “Memorias de un espantapájaros” (2008). Cada uno por distintas razones, pero siempre creciendo en textos y música. “Delta” viene a ser el nuevo disco clave para Tarque y Ruipérez.

‘La esperanza’ es la primera (y magnífica) toma que pudimos escuchar, la guitarra de doce cuerdas y el pedal steel llegan como incorporaciones musicales maestras, a las que se añadirán el dobro, violín, viola, cello, armónica, mandolina o armonio en diferentes momentos. Hay más arreglos exquisitos, llenos de belleza como la guitarra española en el tema que da título al cedé, ‘Delta’. Una maravilla que une el imaginario geográfico y musical del Misisipi, con el de algunos ríos de la vertiente mediterránea como el Segura, que transita por esa Murcia natal de M Clan. Y es que Ricardo y Carlos no renuncian a esa sensibilidad mediterránea, que han trenzado maravillosamente junto a la herencia musical estadounidense que refleja este álbum, con especial interés en loså sedimentos country y folk.

Así, la producción de Brad Jones (les sugiero repasar su encuentro con Eduardo Guillot) es el enlace perfecto entre las ideas y las canciones de M Clan con el sonido que necesitan. A Jones podemos localizarlo en dos muy destacadas producciones recientes del rock español, como son los álbumes que produjo para Quique González: “Daiquiri blues” (2009) y “Delantera mítica” (2013). Viajando más atrás en el tiempo, Jones fue bajista de “Cenizas en el aire” (1999), de Ariel Rot, donde, además, cantó la versión de ‘Something else’ que cerraba el disco.

Grabado en Nashville (Tennessee), y en esa línea de productor inmejorable para la ocasión, el nuevo trabajo de Tarque y Ruipérez posee una nómina de músicos a igual altura con un claro cabeza de cartel: Al Perkins (presente también en “Daiquiri blues” y “Cenizas en el aire”) y sus steel guitars, sin menoscabo del propio bajo de Brad Jones, la batería y percusiones de Derek Mixon, y el resto de instrumentistas que sitúan a “Delta” como candidato a mejor disco del año. Todo enmarcado en una crepúscular y serena portada que esconde un intenso inicio con ‘Grupos americanos’, Tarque abre el corazón de M Clan para señalar los recuerdos que aún les erizan la piel. Y enseguida llega el contrapunto con ‘California’, la calma inunda la melodía y una letra tan evocadora como reflexiva para una decisión no tomada. Además de las influencias clásicas del country y el folk estadounidense, hay otras como aquellos Love de “Forever changes” (1967) o los más contemporáneos Calexico que pueden permitir a “Delta” y a M Clan labrarse un interesante futuro por tierras norteamericanas.

Ante estos tiempos de vacuidad insolente, canciones como ‘La esperanza’ logran ser todo un asidero emocional: antes nos salvará una canción que un presidente. Y es que M Clan vuelve a encontrar una mina poética para sus textos. Todas las canciones vienen firmadas por Tarque y Ruipérez sin distinción de música y letra, es más, es Ricardo quien destaca con un tema únicamente suyo, ‘Noche de desolación’, una joya íntima encargada de cerrar todas las ediciones, el doble elepé, el cedé y la digital. Por cierto, hablando de formatos, el tema ‘Corazón en tránsito’ solo está disponible en el álbum digital y en el doble vinilo. Y sigo sin entender qué trabajo cuesta incluir el libreto en las ediciones digitales.

Por experiencia, sé que M Clan están en todo, y se agradece el hecho de haber pensado en otro orden para la excelente publicación en vinilo, ahí encontramos uno naranja y otro azul, donde Ricardo y Carlos han querido buscar el clima adecuado para los amantes de la señal analógica. Con todo, el álbum se escucha con sumo agrado de cualquier manera, es lo que tienen los grandes títulos. Y “Delta” está plagado de grandes canciones como ‘Viaje hacia el sur’, una maravilla de letra con absoluto aire mediterráneo y sonido estadounidense, Carlos cantando como siempre y como nunca, con una producción de escándalo. ‘Concierto salvaje’, ‘Polvo de estrellas’, ‘Whisky on the rocks’ o ‘Saltamos sin mirar’ reflejan los distintos ríos que trae “Delta”, todos desembocan felizmente, ninguno queda aislado, y ninguno corre el peligro de secarse. M Clan confirman que solo pueden compararse con ellos mismos, si además mejoran con cada paso y ya son más de veinte años caminando…

—Puedes adquirir “Delta”, en doble vinilo (más cedé), en La Tienda de Efe Eme.

 

memorias-de-un-espantapajaros-26-09-16

 

Anterior crítica de discos: “Alta fidelidad”, de Los Flechazos.

Artículos relacionados