Aumenta un 4% la venta de música en España en el primer semestre de 2016

Autor:

tienda-discos-07-09-16

 

Por tercer año consecutivo crece la venta de música en España. En el primer semestre de 2016 el sector discográfico alcanzó “unas ventas totales de 73,5 millones de euros, una cifra que supera en un 4,1% los 70,6 millones que se contabilizaron en el mismo periodo del año 2015. La explicación del fenómeno tiene un solo nombre: streaming. El auge del consumo digital sin descarga parece imparable y compensa las pérdidas, también ininterrumpidas, en la franja de las ventas de CD”, según revela el último informe de Promusicae.

El streaming es el responsable de estas buenas cifras, ya que de “los 46,7 millones que el sector discográfico facturó en música digital, 40,1 corresponden al streaming y solo 5,5 a las descargas de canciones o álbumes (los productos para móviles apenas representan 1 millón de euros).

Incluso en estas circunstancias hay que destacar otro factor: los modelos de suscripción a plataformas de streaming como Spotify, Deezer, Napster, Google Play o Apple Music (con tarifas en torno a los 10 euros mensuales), no paran de crecer, mientras los ingresos por streaming gratuito (y financiado con publicidad) se mantienen”.

Pero el incremento del streaming gratuito “no se está traduciendo en un correlativo incremento de los ingresos generados para músicos, compositores y productores. En un momento crucial para la música, justo cuando las preferencias de los aficionados se están decantando por un mercado de la música cada día más digital, las plataformas que ofrecen contenidos subidos por usuarios como alternativa a los modelos de suscripción representan una clara incertidumbre para el futuro inmediato.

Los ingresos que generan, principalmente basados en publicidad, son escasos y no se ajustan al mayor consumo que se hace de ellos. Por ello se empieza a hablar de la “brecha de valor”, que ha surgido por la falta de claridad de estos servicios en lo relativo a la legislación sobre propiedad intelectual y comercio electrónico”.

Por otro lado, continúa la el desplome de los formatos físicos: “La caída de más de 17,5 puntos porcentuales implica que los españoles apenas desembolsaron 26,8 millones para la adquisición de CD o vinilos. El resurgimiento del formato vinilo no deja de ser una aportación humilde en un nicho muy concreto, el de los grandes aficionados que se mueven entre la nostalgia, el coleccionismo y la belleza de un formato irrepetible. La diversificación de la oferta discográfica ha permitido contentar a los más melómanos, pero, en términos cuantitativos, el streaming encarna el presente y el futuro”.

tienda-efe-eme-10-09-16

Artículos relacionados