Los diez mejores discos de Elvis Presley

Autor:

mejores-discos-elvis-06-06-17

“Siempre he considerado “From Elvis in Memphis” el mejor disco de toda la carrera de Elvis”

 

Tras aventurarse a elegir los diez mejores discos de Bob Dylan, Eduardo Izquierdo se atreve a hacer lo propio con el rey del rock y selecciona sus diez trabajos favoritos de Elvis Presley.

 

Texto: EDUARDO IZQUIERDO.

 

Hace unas semanas me metí en el embolado de escoger los diez mejores discos de Bob Dylan, tarea harto complicada ante la enormidad y la calidad de la obra del premio Nobel de literatura. Poco después, masoquista que es uno, acepto de nuestra directora la propuesta de hacer lo propio con Elvis Presley. Tarea no menos difícil, pero por otros motivos. Y es que el rey del rock and roll, por época y por intereses comerciales, fue más de singles que de discos completos. Entender como tal recopilaciones de los primeros en forma de grandes éxitos prácticamente no me parece de justicia y, además, provoca en muchas ocasiones una falta de cohesión como álbum.  Pero vamos a ello y que Dios reparta suerte.

 

1.“From Elvis in Memphis” (RCA, 1969)
Aunque esta lista no pretende estar ordenada de mejor a peor, y existe la posibilidad de que los amantes del rockabilly más clásico quieran lincharme, siempre he considerado este espectacular disco grabado bajo la producción de Chips Moman y Felton Jarvis el mejor de toda la carrera de Elvis. La lista de canciones es insuperable y el cantante demuestra toda la variedad de registros de la que era capaz. ‘Only the Strong Survive’, ‘Wearin’ That Loved On Look’, ‘Long Black Limousine’ o ‘In The Ghetto’ son piezas eternas que nos muestran a un músico maduro y seguro de sí mismo. Inclinado hacia el blues y, sobre todo, hacia el soul, Elvis consigue un disco apabullante y es capaz, incluso, de dejar fuera del track-list definitivo un tema del calibre de ‘Suspicious Minds’, a la postre uno de sus grandes éxitos.

 

 

2. “Elvis Presley” (RCA, 1956)
El disco que desde su portada contiene la esencia de lo que es y significa el rock and roll. La prueba palpable de quien merecía el título de rey, con un listado de canciones absolutamente incontestable. ‘Blue Suede Shoes’, ‘I Got a Woman’, ‘Tutti Frutti’, ‘Money Honey’, ‘Trying to Get to You’… Debut en RCA, que acababa de comprar el contrato de Elvis a Sun Records y éxito sin precedentes. Y ojito que en los créditos, entre los músicos habituales de Elvis como Scotty Moore o DJ Fontana encontramos nada menos que al gran Chet Atkins.

 

 

3. “That’s the Way It Is” (RCA, 1970)
Algunos lo consideran la banda sonora del documental del mismo nombre, pero eso no es todo cierto. Compuesto por ocho canciones grabadas en los estudios de RCA y cuatro más en directo en el International Hotel de Las Vegas, Elvis parece todavía mantener el rebufo de “From Elvis in Memphis” y factura un excelente trabajo, a menudo no reconocido lo suficiente. Apoyado por músicos del nivel de James Burton, Chip Young o Charlie McCoy, los temas incluidos mantienen esa inclinación hacia algo más soul y más sureño de esa época de su carrera.

 

4. “Elvis” (RCA, 1956)
Tras el éxito de “Elvis Presley” unos meses antes, RCA no pierde el tiempo y vuelve a sacar un larga duración del de Tupelo. Grabado en tres días de principios de septiembre, en el mes de octubre ya puebla las estanterías de todas las tiendas de discos que se precien mientras los adolescentes se matan por llevarse a casa aquel acetato que incluía canciones como ‘Rit It Up’, ‘Long Tall Sally’, ‘Love Me’, ‘Ready Teddy ‘ o ‘So Glad You’re Mine’. Por supuesto fue número 1 de las listas de “Billboard”.

 

 

5. “Elvis as recorded at Madison Square Garden” (RCA, 1972)
Segundo disco de Elvis en directo y bombazo en la línea de flotación de todo aquel que aseguraba que el Presley de los setenta estaba muerto. Grabado en directo en la ciudad de los rascacielos, el 10 de junio de 1972, en medio de una tanda de conciertos a la que asistieron más de ochenta mil personas, Elvis simplemente se sale. Repertorio apabullante, banda inmejorable y un cañón de portada ¿se puede hacer mejor? Si alguien quiere saber de lo que era capaz Elvis en los setenta, este es el disco.

 

 

6. “A Date with Elvis” (RCA, 1959)
Mientras Elvis estaba en el ejército cumpliendo con la patria, RCA decidió que no había mejor forma de seguir sacando provecho a sus canciones que editar una serie de elepés. El primero de ellos fue “For LP Fans Only”, y el segundo este “A Date with Elvis”. Si bien es cierto que las canciones, como decíamos al inicio, no se grabaron para formar parte de un larga duración, la selección es coherente y la sensación de álbum, tras una horrorosa portada con Elvis vestido de militar, se mantiene. Y es que escuchar de un tirón temas como ‘Blue Moon of Kentucky’, ‘I Forgot to Remember to Forget’, ‘Good Rockin’ Tonight’ o ‘Baby Let’s Play House’ es una auténtica delicia.

 

 

7. “Recorded Live on Stage in Memphis” (RCA, 1974)
Puede que alguno se sorprenda por la no inclusión en esta lista de “On Stage o Aloha in Hawaii”, pero un servidor siempre ha creído que los dos grandes discos de Elvis en directo son los grabados en el Madison Square Garden y este grabado el 20 de marzo de 1974 en el Midsouth Coliseum de Memphis. Elvis llevaba trece años sin tocar en su Memphis natal y quiere demostrar de lo que es capaz todavía. Solo el arranque con una explosiva ‘I Got a Woman’ merece un monumento. Estaba cerca del final, pero seguía siendo el más grande. Además, con él ganó el tercer y último Grammy de su carrera.

 

 

8. “Elvis Country (I’m 10,000 Years Old)” (RCA, 1971)
¿Qué quieren que les diga? Le tengo un cariño especial a este disco en el que vemos a un Elvis prácticamente bebé en su portada. Podríamos decir que si Elvis grabó un disco conceptual, este es el más cercano a serlo. Grabado prácticamente en las mismas sesiones que That’s the Way it Is, Elvis y  Felton Jarvis intentan crear un álbum que gire alrededor del country con canciones de Ernest Tubb, Bill Monroe, Bob Wills o Willie Nelson. Lo cierto es que, como no podía ser de otra manera, Elvis se luce y consigue otro disco magnífico. La parte freak del invento viene en el hecho de que Felton y Elvis deciden incluir una pista añadida a las 12 que integran el álbum ¡pero cortada en tantas partes como canciones tiene el mismo al final de cada una de ellas! Se trata de la tradicional ‘I Was Born About Ten Thousand Years Ago’.

 

 

9. “King Creole” (RCA, 1958)
De sobras es conocido que muchos discos de Elvis fueron simplemente bandas sonoras de las películas (la mayoría infames) que protagonizaba. Curiosamente el mejor de esos discos coincide casi con la mejor de sus películas, “King Creole”. ‘Don’t Ask me Why’, ‘Trouble’ o la canción que da título a la película son auténticos hits pero, sin duda, la palma se la lleva ‘Crawfish’, un tema góspel puro Nueva Orleans compuesto por Fred Wise y Ben Weisman en el que Elvis comparte protagonismo a la voz con una excelsa Kitty Bilbrew.

 

 

10. “Almost in Love” (RCA, 1970)
Hace unos meses recuperaba este disco para nuestra sección Operación Rescate. De él decía que “el trigésimo noveno disco de Elvis Presley llega a las tiendas en noviembre de 1970 y formaba parte de una estrategia emprendida por RCA. Dado que en la década anterior se había dedicado a publicar bandas sonoras y singles, podía ser un buen negoció (y lo fue) recuperar los mejores temas lanzados de esa forma en un vinilo. Solo había un riesgo: los álbumes resultantes podrían parecer simples recopilatorios sin nexo de unión, cosa que no sucede con este ‘Almost in Love’, primero de la serie. Canciones de películas como ‘Charro’, ‘Mis problemas con las mujeres’ o ‘Stay Away, Joe’ tienen aquí presencia, pero curiosamente funcionan bien como conjunto y acaban formando un álbum bastante homogéneo (…). Argumentos suficientes para considerarlo un trabajo excelente, a pesar de lo que suele ser olvidado entre las maravillas que el cantante se sacaría de la manga en esos años”.

Artículos relacionados