La semana bizarra 6 marzo 2009

Autor:

La semana bizarra 6 marzo 2009Britney Spears no para de generar noticias. Sola o en compañía de su amiga Paris Hilton ya es un clásico para la prensa sensacionalista. Si el año pasado lo acababa siendo pillada al bajar de un coche sin ropa interior (si te da morbo ver cómo le quedó la cicatriz tras la cesárea, esta es tu foto) y el nuevo lo iniciaba prometiendo castidad, la semana pasada la comenzaba rapándose la cabeza y la finalizaba hecha una furia y liándose a paraguazos con un fotógrafo.

Otro clásico de los noticiarios bizarros es Michael Jackson, quien, según su representante, ha decidido establecer su domicilio en Las Vegas y estudia diversas ofertas para actuar en la ciudad. Mientras, anda estos días por Japón donde este jueves ofrece una fiesta exclusiva en la que sus admiradores podrán pasar 30 segundos con él. Eso sí, la cena-fiesta y los 30 segundos con su alteza la pálida estrella pop, cuestan 3.500 dólares por persona. De fotos, nada.

Los Doors ya tienen una estrella en el suelo del paseo de la fama de Hollywood. Para enseñar orgullosos su baldosa y hacerse unas fotos, acudieron Ray Manzarek y Robby Krieger. El batería John Densmore prefirió quedarse en casa; tras demandar, y ganar, a los otros dos por utilizar el nombre de los Doors (lo que llevó a Manzarek y Krieger a actuar como Riders On The Storm), no parece que le apetezca mucho ver a sus viejos colegas.

La semana pasada Paul McCartney se vio en el juzgado con su ex, Heather Mills. Era la vista preliminar sobre su divorcio y, a la salida, los abogados de ambos emitieron un comunicado conjunto en el que piden “respeto para su intimidad y confidencialidad en el proceso, mientras tratan de solucionar los asuntos pendientes de su divorcio”. La prensa británica asegura que en caso de llegar a un acuerdo, McCartney tendrá que pagarle a su ex más de 220 millones de euros. Un pequeño pellizco a una fortuna, la de Macca, que se asegura alcanza los 1.500 millones de euros. En todo caso, por cuatro años de matrimonio, Mills no va a salir mal parada.

La cantante Kelis fue detenida el pasado viernes en Miami cuando arremetió contra dos oficiales de policía, que previamente se hicieron pasar por prostitutas, al intentar detenerla por proferir “blasfemias raciales” en un local nocturno.

Pete Doherty no está demostrando tener demasiadas luces, además de una cierta dificultad para abandonar sus adicciones. Así, el otro día se fue con su novia Kate Moss de visita al zoo de Oxfordshire, allí se pusó a fumarse unos porros y, entre risas, se le ocurrió que sería divertido darle de fumar unas caladas a un pingüino… y a ello que se puso, pero el pingüino se tragó el “canuto” y hubo que llamar a los responsables del zoo. El veterinario del mismo, francamente molesto con la hazaña de Doherty, aseguró que era muy peligroso darle marihuana a un pingüino y que podría haberle provocado la muerte. Afortunadamente, el animal (el pingüino), está fuera de peligro. El problema es que Doherty sigue suelto y, a lo que se ve, aburrido.

En :