La Música de El Mundano: Especies en extinción

Autor:

Warner-emi-13-02-10

“Lo más grave con todo es que esta especie en extinción, las multinacionales de música grabada, acarrean la caída de otros, como fábricas, imprentas y estudios de grabación”

Una sección de ADRIAN VOGEL.


Las multinacionales discográficas son una especie en extinción. En los últimos doce años han desaparecido entre otras RCA, BMG, Polygram, Virgin, CBS, WEA, Chrysalis, Edel. Estas dos últimas vieron como sus planes de expansión internacional fueron en gran parte la causa de su ruina. En la mayoría de los casos las fusiones y las adquisiciones fueron el motivo de su desaparición: RCA fue adquirida por BMG, que a su vez se fusionó posteriormente con Sony, la compradora de CBS; los problemas de liquidez del grupo Time-Warner, por la costosa digestión de su aventura con AOL, provocó la venta de WEA a un fondo de inversión liderado por Edgar Bronfman, quien anteriormente había capitaneado la compra de Polygram (hoy Universal).

Estos días hemos leído sobre las dificultades económicas de EMI, una de las cuatro supervivientes (Sony, Universal y Warner son las otras tres). Y eso que en septiembre lanzaron las exitosas cajas de los Beatles. Tanto ellos como Warner están en manos de fondos de inversión, lo cual dispara los rumores de fusión.

A finales del siglo pasado ya se hablaba de este matrimonio (aunque en aquel entonces Warner era WEA, propiedad del grupo Time-Warner). Impala, la asociación de independientes europeas –formaba parte de su junta directiva–, se opuso frontalmente. Y consiguió que las autoridades de la UE echasen el freno a la pretendida unión. Es de justicia reconocer que la iniciativa de oposición surgió de la Asociación Independiente de Productores Franceses. Posteriormente se intentó, esta vez sin éxito, con la fusión BMG-Sony (hoy Sony se ha quedado sola ante la definitiva desaparición de BMG).

Visto lo visto y a toro pasado quizás el haberse opuesto a lo de EMI-WEA no fuese lo más acertado. Lo fue en su momento, con los condicionantes de aquellos momentos. Con los datos de hoy, casi once años después, no creo que fuese lo más adecuado. Y de hecho espero que el tam tam de ahora, EMI-Warner, se convierta en realidad. Creo que sería lo mejor para ambas compañías.

A esta lista de multis desparecidas en combate hay que añadir la de grandes independientes. Me refiero a las Island, A&M, Motown, etc. La proliferación de multitud de sellos independientes a nivel local no ha cubierto estos huecos, que han sido tomados por las majors que se hicieron con las mencionadas anteriormente. En cambio las nuevas indies sí han servido para mantener viva la llama del nuevo talento. Eran y son ventanas para desarrollar carreras artísticas.

El sábado pasado escribía Sabino Méndez en su columna de “Babelia”, el suplemento cultural de “El País”: “En la música existe una fuerza de trabajo que son los músicos y existen unos medios de producción representados por industrias diversas: la discográfica, la del espectáculo, la de telecomunicaciones, etc… Se ha guiado a muchos consumidores hacia la idea de que, pirateando, luchan contra las terribles y vampirizas multinacionales del disco, de grandes beneficios y poder omnímodo. Los profesionales sabemos, sin embargo, que las multinacionales discográficas ya hace tiempo que van de capa caída. Su poder se ha desplazado a las operadoras de telefonía e Internet, las verdaderas multinacionales, omnímodas de nuestro momento.”

Lo más grave con todo es que esta especie en extinción, las multinacionales de música grabada, acarrean la caída de otros, como fábricas, imprentas y estudios de grabación.


Anterior entrega de El Mundano: A&R.


Puedes seguir a Adrian Vogel desde El Mundano.

En :

Artículos relacionados