“We shall overcome: The Seeger sessions”, de Bruce Springsteen

Autor:

OPERACIÓN RESCATE

pete-seeger-bruce-springsteen-05-03-16-a


“Un disco alegre y desenfadado, lleno de buenos momentos, con temas que parecen escritos para que él los cantara”

 

Eduardo Izquierdo recupera el disco homenaje de Bruce Springsteen al Pete Seeger, en el que grabó algunos de los grandes temas del veterano músico de folk.

 

bruce-springsteen-we-shall-overcome-05-03-16-b

 

Bruce Springsteen
“We shall overcome: The Seeger sessions”
COLUMBIA RECORDS, 2006

 

 

Texto: EDUARDO IZQUIERDO.

 

 

Bruce Springsteen sorprendió a propios y extraños al sacarse de la manga como decimocuarto disco de su carrera un homenaje en toda regla a Pete Seeger, que de paso se convirtió en su mejor trabajo en una década un tanto irregular para él.

 

 

Era extraño hacerse la idea de que Bruce sacaba un disco en el que no había ni una sola canción compuesta por él mismo, pero no hay duda de que la jugada salió bien. El propio Springsteen ha reconocido en varias ocasiones que empezó a interesarse por la música del legendario Pete Seeger cuando grabó una versión del celebérrimo ‘We shall overcome’ para el disco homenaje coral “Where have all the flowers gone: The songs of Pete Seeger”, publicado en 1997. El resto de temas se grabaron con diferentes músicos, entre los que no estaba nadie de la E Street Band, en una granja propiedad del propio músico intentando encontrar de esa manera un sonido rural cercano a la intención de las canciones de Seeger.

 

 

Aunque Springsteen siempre había hecho gala de su interés por la cultura norteamericana, este disco era la segunda vez que lo ponía de manifiesto en su música con rotundidad, tras el espléndido “The ghost of Tom Joad” (1995) basado en “Las uvas de la ira” de John Steinbeck. Aunque en esta ocasión, al hacerlo a través de canciones de otro, parece rendir también tributo a los que hicieron grande la cultura de su país. Lo hace con un disco alegre y desenfadado, lleno de buenos momentos. Con temas que, en muchas ocasiones, parecen haber sido escritos para que él los cantara. Ahí están el espléndido ‘Pay me my money down’, la trovadoresca ‘Old dan tucker’, la infantil ‘John Henry’ o esa balada puramente outlaw que es ‘Jesse James’. Canciones como soles que, en la voz de un inspirado Bruce Springsteen, suenan mejor que nunca.

 

 

 

Anterior entrega de Operación rescate: “Mars needs guitars”, de Hoodoo Gurus.

Artículos relacionados