Tony Visconti recuerda a Bowie en el primer aniversario de su muerte

Autor:

david-bowie-11-01-17

Tony Visconti, el que fuera productor y estrecho colaborador de David Bowie, coincidiendo con el primer aniversario de su muerte, ha publicado en Facebook una extensa nota en la que recuerda cómo se enteró de la noticia y explica como ha pasado este año.

“Estaba profundamente dormido en la habitación de un hotel en Toronto cuando mi móvil se iluminó hacia las 2 am con textos cada segundo. Los mensajes decían más o menos lo mismo: ‘David Bowie ha muerto’, algo que había estado temiendo durante un año. Extrañamente, me dije a mí mismo ‘Oh, Dios’ y me volví a dormir (Holy Holy habímos ofrecido un concierto agotador la noche anterior). Mi compañero de cuarto, el saxofonista Terry Edwards, me despertó suavemente alrededor de las 7 de la mañana, susurrando: ‘Tony, algo terrible ha ocurrido’. Pocos minutos después Woody Woodmansey entró en la habitación e intentó consolarme. Mi banda, Holy Holy, no tenía ni idea de que David estaba enfermo terminal. Yo había firmado un acuerdo de confidencialidad un año antes (algo que era innecesario) jurando que no revelaría ningún detalle sobre la grabación de ‘Blackstar’. El shock fue obviamente mayor para ellos. Apenas dos días antes estaban encantados de oír que el álbum había sido lanzado, lo mismo que yo”, rememora Visconti.

“He estado en una montaña rusa emocional todo el año y sé que la mayoría de vosotros también. Hablo con David en mi cabeza todo el tiempo. Aún es muy difícil de aceptar. En el último año de su vida estuvo muy vibrante y creativo”, añade. “David estuvo muy feliz y con mucha energía haciendo ‘The Next Day’, pero en ‘Blackstar’ estuvo mucho más fuerte, más positivo y lleno de creatividad”

“Trataré de aceptar que David ha fallecido. He pasado por todas las etapas del duelo en los últimos 365 días, incluyendo la ira. Por supuesto, nunca nos dejó en espíritu”, concluye. “Fue una leyenda en vida y será una leyenda hasta el fin de los tiempos. Pero también era mi amigo. Le echo mucho de menos”.

Artículos relacionados