Semi Precious Weapons: Los amigos rockeros de Lady Gaga

Autor:

“La gente sólo quiere hablar de nuestra imagen, pero si tienen un poco de cerebro y se toman un segundo para escucharnos, nos gusta pensar que escucharán canciones y musicalidad”

Pueden llegar a ser una banda de primer orden. Actualmente, abren los conciertos de Lady Gaga, artista con la que no tienen nada que ver y que, sin embargo, les está ayudando a llegar más allá del circuito de clubes. Juanjo Ordás habla con el líder de esta formación que reivindica el glam rock, Justin Tranter.


Texto: JUANJO ORDÁS.


Debe ser interesante la experiencia de pasar de ser una banda de clubes a telenonear a una estrella masiva que poco tiene que ver con tu música. No sólo se trata de una muy buena manera de presentarse ante la primera división del «show business», sino de plantarse delante de una enorme cantidad de espectadores que jamás han escuchado ni tu música ni las fuentes de la que la misma bebe.

Esa es la actualidad de los neoyorquinos Semi Precious Weapons, una banda de glam rock del siglo veintiuno experta en hacer arder clubes, a día de hoy teloneros de una estrella del pop como Lady Gaga. ¿Cuál es el nexo? Al margen de la conexión personal, habría que prestar atención a la forma con la que ambos juegan con la sexualidad. Puede que la filosofía sea bastante similar, aunque los guitarrazos del grupo comandado por Justin Tranter sean mucho más potentes.
Con él precisamente nos ponemos en contacto para conocer más de cerca a Semi Precious Weapons y su último trabajo, el adictivo “You love you”, un disco corto pero bien estructurado: “Queríamos regresar a los días de gloria del rock and roll. Hacer discos más cortos pero editar uno por año”. Y lo cierto es que es un álbum vibrante y hedonista, algo que encaja mejor que bien con la filosofía del grupo: “Sí, somos gente muy entregada cuando estamos en escena. Creemos que un espectáculo debe ser siempre un espectáculo”. El estilo femenino de Tranter, la actitud del grupo y su interés por el glamour son algo que sólo disfrutarán aquellos acostumbrados a Bowie, T Rex o incluso The Sweet, aunque el cantante sorprende citando influencias muy diversas, ¡incluso grunge!: “Nuestras bandas favoritas son Nirvana, Guns n’ Roses, AC/DC, Hole, Patty Larkin, Thin Lizzy y los Rolling Stones”. Desde luego, poco de las huestes de Cobain se puede rastrear en su música, ni tampoco de Hole. Eso sí, salvando las distancias, la arrogancia del joven Jagger, el poder eléctrico de los hermanos Young y la actitud de Axl Rose sí están presentes. Muchas bandas citadas y ningún solista. Y es que, pese a la explosiva personalidad del frontman, el grupo opera precisamente como tal a la hora de componer: “Sencillamente, nos metemos los cuatro en una habitación, tocamos y esperamos hasta que algo mágico ocurra”. Y algo mágico ocurre.

No tendría lógica colocarles a la altura de las bandas que Tranter cita, pero es innegable que se esfuerzan por reactualizar no solo el glam rock, sino la new wave e incluso el punk. Todo mientras se curtían año tras año de escenario en escenario en busca de un éxito que ahora parece llegar: “Cada día nos conoce más gente. Nos gusta ir poco a poco, en eso consiste el rock and roll”. Ahora, la oportunidad de abrir para un acto tan poco rockero como los conciertos de Lady Gaga, se ofrece como una tarjeta de presentación perfecta para llegar a un público que jamás habría ido a uno de sus conciertos pero que, sin embargo, sí puede conectar con sus canciones ligeras aunque guitarreras: “Tocar rock and roll para sus fans pop es un reto maravilloso y un honor”. Para añadir más glamurosa leña al fuego, Justin dirige un famoso sello de joyería que “empezó como merchandising de la banda, así que las joyas y el grupo son lo mismo”. Quizá de ahí venga la inspiración para singles en potencia como ‘Put a diamond in it’, aunque una de las bazas del grupo es que también muestra la otra cara de la moneda, como reza el tema que les da nombre: “No puedo pagar el alquiler / Pero soy jodidamente increíble”. Sí, en Nueva York no siempre se está en la cresta de la ola: “Estar sin blanca y sentirse bien en una ciudad que se toma a sí misma tan en serio es lo que hizo de esta banda lo que es”. Y es que es esa sinceridad entre tanta frivolidad lo que hace que estos tipos se ganen la simpatía del público en vivo, aunque ya llamen la atención de por sí: “Al principio, la gente sólo quiere hablar de nuestra imagen, pero si tienen un poco de cerebro y se toman un segundo para escucharnos, nos gusta pensar que escucharán canciones y musicalidad”. Nadie lo diría, pero debajo de sus potentes canciones y del rímel hay una banda que se conoció estudiando música en Berkley, sobre lo que mantienen una postura bastante menos ácrata: “La educación siempre es buena. Conocer lo esencial de toda música es bueno para cualquier músico”.

Sin duda, “You love you” es un disco perfecto para estas fechas, no esperéis encontrar ahí rock artesanal, sino una fórmula concisa y adrenalina que funciona bastante bien dentro de lo que son los objetivos de Semi Precious Weapons. Escuchadlo como banda sonora de diversión continua, ese es su fin.


Desde aquí puedes acceder a la web de Semi Precious Weapons.

Artículos relacionados