Perversa: una infusión de estilos

Autor:

«Las canciones se han convertido en cosas de usar y tirar. A mí no me interesa ese usar y tirar, me gustan las canciones que puedes escuchar una y mil veces y que siempre te llevan a una emoción»

Comenzaron en 1992 y definen lo suyo como jazz infusión, una forma de renunciar a las etiquetas. Estos días presentan el directo “Cuatro noches en El Retiro”. Héctor Sánchez recoge sus palabras.

 

 

Texto: HÉCTOR SÁNCHEZ.

 

 

Perversa es una banda a la que no le gustan las etiquetas. Llevan en activo desde el año 92, cuentan con cuatro álbumes de estudio y están cargados de jazz, swing y poesía. Para celebrar su trayectoria, la banda ha publicado “Cuatro noches en El Retiro”, un álbum recopilatorio en directo que repasa sus temas más destacados y que presentarán hoy, 27 de octubre, en el Teatro Bellas Artes de Madrid. Conversamos con Óscar Perversa, el alma de la banda y el único miembro fundador que continúa en activo.

¿Por qué dices que la música de Perversa es difícil de etiquetar?
Siempre he sido poco respetuoso con los estilos. Me gusta romperlos. He escuchado mucha música distinta y no he podido renunciar a ninguna: clásica, pop, jazz… Todas tenían algo que me interesaba y ninguna me parecía mejor o peor. Eso ha hecho que creemos una música difícil de etiquetar y para vender música, a veces, viene bien poner una etiqueta.

Pero defines tu sonido como jazz “infusión”.
Es un guiño al jazz fusión, cuando el jazz se junta con otras cosas. Además, infusión es una bolsita que metes en el agua para que se quede la esencia. Así es mi forma de enfrentarme a las canciones: utilizar pinceladas que me sirven para lo que quiero contar. Siempre me ha preocupado más la letra, las ideas y un concepto estético que inscribirme a un estilo.

Además de cantar y componer, te encargas de la producción. Tú te lo guisas y tú te lo comes.
No sé si por vocación o por necesidad. Cuando comenzamos a principios de los 90, era el tiempo de la dictadura de las discográficas. Buscaban una cosa concreta y si no lo hacías, no había cabida. Frente a la dicotomía de hacer lo que te gusta o de adaptar tu discurso, elegí hacer lo que me apetecía al margen de las discográficas. Además, cuando íbamos a las independientes decían que éramos un producto de multinacionales, y cuando íbamos a las multinacionales decían que éramos música independiente. La industria discográfica es un recién nacido, mientras que la música tiene siglos. Los artistas existían antes y existirán después; las composiciones y canciones, también.

¿Cómo son las canciones de Perversa?
La ironía es uno de los componentes clave de las letras de Perversa. Una mezcla de ironía y un estilo naïf. En la actualidad, las canciones se han convertido en cosas de usar y tirar. A mí no me interesa ese usar y tirar, me gustan las canciones que puedes escuchar una y mil veces y que siempre te llevan a una emoción.

¿De dónde viene Perversa?
Un artista tiene una necesidad, y yo necesito poner palabras en orden y cantarlas para intentar que encajen algunas piezas dentro de mí. Perversa tiene que ver con mi fascinación por todo lo femenino. La música en general se ha hecho muy por hombres, y en el nombre hay una reivindicación de lo femenino, no solo como el objeto que inspira las composiciones sino como el punto de vista femenino desde el que mirar la realidad.

Perversa lleva en activo desde el año 92 y tú eres el único miembro que se mantiene al frente. ¿Cómo es eso?
Soy el conductor de un autobús donde van distintos músicos a lo largo del tiempo. Sin ellos no tiene sentido porque todos los matices que aportan y sus personalidades me resultan necesarias en cada momento. La dicotomía entre intérprete y banda está más asumida en otros países que aquí. Hay muchos ejemplos de artistas que se esconden, por decirlo así, detrás de un nombre de una banda.

Vuestro quinto disco, “Cuatro noches en El Retiro” recopila en vivo temas de vuestra trayectoria, ¿cómo ha sido la experiencia del directo?
Las canciones eran viejas amigas, ha sido como descubrir a una esposa mucho tiempo después y convertirla en tu amante. Ha sido muy refrescante y muy fácil. Llegar y grabar. Este disco tiene un alma que en los otros discos está oculta en la producción. No hay trucos. Este disco es más teatro y los anteriores, más cine.

Además, la presentación del disco será en un teatro.
Es la última transgresión de Perversa: usar los teatros para la música. Siempre se ha hecho en Estados Unidos e Inglaterra, en España somos más de estadio y de garito. Me apetece darle esa dimensión cabaretera y teatral a nuestras canciones, porque algunas se prestan a ello.

¿Qué podemos esperar de uno de vuestros conciertos?
La manera de enfrentarse a Perversa es liberarse de los prejuicios tanto como nos liberamos nosotros a la hora de subirnos al escenario. Hay que ir a ver a Perversa sin ideas preconcebidas, dejar que las canciones hablen. Es muy común que la gente que nos escucha por primera vez diga: “Me ha sorprendido”.

Desde aquí puedes acceder a la web de Perversa.

Vídeo:

Artículos relacionados