Operación rescate: “Everything” de The Bangles

Autor:

“Relegadas al olvido del mainstream y condenadas por la escena subterránea –precisamente por picotear de este doble juego–, las Bangles se han quedado dormidas en el desconocimiento de muchos y el vago recuerdo de unos pocos”

bangles-23-05-15-b

The Bangles
“Everything”
COLUMBIA RECORDS,1988

 

Texto: SARA MORALES.

 

A los ojos de la gran masa, y castigadas por el paso del tiempo, este grupito de chicas de Los Ángeles acabó reduciéndose a sus explotadísimos hits ‘Eternal flame’ y ‘Walk like an egyptian’. Que Prince escribiera para ellas en 1984 otros de sus himnos, ‘Manic monday’, tampoco les haría un favor en el futuro, ahora nuestro presente, a pesar de que con él consiguieran colarse en el nº2 de las listas yankis. Relegadas al olvido del mainstream y condenadas por la escena subterránea –precisamente por picotear de este doble juego–, las Bangles se han quedado dormidas en el desconocimiento de muchos y el vago recuerdo de unos pocos.

Por eso, rescatar su «Everything» (Columbia Records, 1988) significa hoy tantas cosas. Porque con este tercer disco asentaron la identidad femme rock, como una de las primeras bandas de los 80 integrada únicamente por mujeres. Porque con él supieron encontrar el gancho exacto del garage de sus inicios y el inherente glam de vocación new wave que siempre derrocharon. Porque este álbum atesora sus mejores temas, muchos de ellos todavía desconocidos; y porque con él dijeron adiós, pese a dos discos posteriores y múltiples intentos, años después, por reavivar unas cenizas que ya nunca volvieron a ser lo que fueron.

 

 

Producido por Davitt Sigerson, fue un trabajo tristemente infravalorado en su conjunto debido a la alargada sombra del single ‘Eternal flame’, muy lejos, por cierto, del brillo y la calidad sónica que desprenden el resto de temas que lo conforman. Es el caso del destello a lo JEM Chica Pop de ‘In your room’, que abre el disco, o la enérgica e impulsiva ‘Crash and Burn» que lo cierra. Mientras tanto, un alarde de laca, brillantina rock y guitarras, en diez canciones más donde expandir su predilección jangle con claras influencias del rock americano. Pero si hubo algo que hizo de las Bangles una banda referente en su día, fue la particular batalla de voces disputada entre la dulce candidez de Susanna Hoffs (‘I’ll set yo free’, ‘Waiting for you’), la vehemencia de las hermanas Peterson – Debbi y Vicki– al frente de las destacables ‘Be with you’ o ‘Bell Jar’ y la garra con la que contribuía Michael Steele en ‘Complicated Girl’ o las nostálgicas ‘Something to Believe In’ y ‘Glitter Years’.

 

 

Esto mismo supuso, tanto el encanto que el cuarteto aportó a la música en la transición de los últimos 80 y primeros 90, como su propia debacle. Un protagonismo vocal e instrumental simultáneo que hacía de sus discos y sus directos una obra poliédrica, heterogénea y completa –consiguiendo el máximo esplendor con este «Everything»– pero que las llevó a una guerra de reinas en la que todas perdieron el trono; y con ellas el mundo una leyenda.

 

 

 

Anterior entrega de Operación rescate: “Ringo”, de Ringo Starr

 

Artículos relacionados