Operación rescate: Asfalto

Autor:

“Al otro lado’ presentaba a la banda reorientada hacia un rock progresivo levemente sinfónico en el que los teclados adquirían papel preponderante permitiendo que el cuarteto se perdiera en pasajes instrumentales tan del gusto de la época”

Asfalto
“Al otro lado”
CHAPA/ZAFIRO, 1978

 

 

Texto: JUAN PUCHADES.

 

 

En 1977, al finalizar la grabación de su hoy mítico primer disco, Asfalto se desgajó en dos: la mitad de sus cuatro componentes se quedó con la marca y los otros formaron Topo. Lo cual, lejos de resultar un drama para sus seguidores, ofreció la posibilidad de disfrutar de dos buenas formaciones de marcados sonidos personales. Ambas fueron las abanderadas del rock urbano (etiqueta que, con los años, acabaría, confusamente, acogiendo estéticas que no tenían mucho que ver con las de sus inicios).

Los nuevos Asfalto no tardaron en grabar un segundo elepé, en el que a Julió Castejón (guitarrista), convertido en líder del grupo, y al baterista Enrique Cajide se les unió el uruguayo Jorge Walter García Banegas (teclista) y José Ramón Pérez Guti (bajo). Juntos dieron forma a “Al otro lado”, álbum en el que las labores compositivas se las repartieron al unísono Castejón y García Banegas (con el primero ejerciendo también de vocalista) y que presentaba a la banda reorientada hacia un rock progresivo levemente sinfónico en el que los teclados adquirían un nuevo y preponderante papel, permitiendo que el cuarteto se perdiera en pasajes instrumentales tan del gusto de la época (ya sabes: se acompañaba la escucha de un porrito, ¡y a tocar la guitarra o el bajo en el aire, que para eso no hace falta saber solfeo!), dejando hueco para distintos solos, como en el instrumental ‘Expectativa’. Pero Asfalto, en realidad, logró cierto éxito radiofónico en aquel 1978 gracias al tema más pop y asequible de la colección, ‘Mujer de plástico'; canción alrededor de una chica frívola y vacía con tendencia a la pose interesante: “Coleccionas amigos porque algo hay que coleccionar, / tu principal objetivo es figurar, / me cuentas cosas que ni tú misma te puedes creer, / y vives con la ayuda económica de tu papá. / En cuestión de política la izquierda enrolla más, / buscas tu ambiente, y no te importa ganar”.

Tal vez ‘Mujer de plástico’ ha eclipsado al resto de excelentes canciones que la acompañaban, en las que Julio Castejón mostraba su querencia Beatle y ya dejaba caer letras de aquellas en las que analizaba la incomunicación (el acelerado blues-rock de ‘¿Dónde estáis’, ‘No estás solo’), clamaba por más espacio para la libertad (‘Nadie ha gritado’) o se descolgaba con canciones tan intensas como ‘El viejo’, con su maravilloso clima musical en evolución, subrayando pasajes (levemente asfixiantes por momentos) de ese interesante relato en el que se narra la historia y final de un anciano sin techo. También, desde luego, entre los temas destacados está el pacifista ‘Al otro lado’, que en sus más de diez minutos se interna en el frente militar e invita a abandonar las armas. Todo ello mientras se transita por distintos parajes instrumentales, casi como en una pequeña sinfonía, hasta llegar a la parte dramática en la que entra la voz para lanzarse a correr de nuevo; incluso se incluyeron momentos próximos al funky.

Sí, con “Al otro lado” quedó claro que Asfalto podía sobrevivir tras la escisión: atrás quedaba la singular mirada urbana y nostálgica con la que José Luis Jiménez impregnó su primer cancionero (que siguió creciendo en Topo) pero había vida por delante con Castejón al frente, tanta que el grupo todavía continúa en activo.

Anterior entrega de Operación rescate: La Mode.

Artículos relacionados