Los creadores reclaman una remuneración más justa por el streaming

Autor:

conexion-internet-29-10-14
Una coalición internacional de creadores pide normas más equitativas y una mayor transparencia en el reparto de derechos por los servicios de streaming musical, según informa la siguiente nota remitida por la SGAE.

“Los creadores reclaman un modelo más equitativo de distribución de los ingresos digitales que genera la explotación de sus obras en internet. Esta es la principal conclusión de un estudio realizado por el Consejo Internacional de Creadores de Música (CIAM), en el que se señalan los desequilibrios del mercado en la utilización y la remuneración de música por las plataformas digitales.

El estudio arroja una serie de conclusiones sobre el consumo de música digital. Entre otras, que a los autores no se les remunera suficientemente por los servicios de streaming (reciben sólo un 10% de los ingresos por la difusión en streaming de su obra) mientras que las discográficas perciben entre un 50% y un 60% de los ingresos. Es decir, en total entre un 60% y un 70%. A juicio de los creadores, las plataformas de música digital infravaloran la labor de los titulares de derechos que deberían recibir al menos el 80% de los ingresos de estos negocios. “Puesto que estos servicios serán el modelo predominante de consumo de música en el futuro, la remuneración debería revisarse en favor de los titulares de derechos”, concluye el profesor Pierre-E. Lalonde, autor del informe.

Por otro lado, se resalta la falta de transparencia en el proceso de negociación entre las discográficas y las plataformas de streaming frente al compositor. Para solucionar la situación actual sería necesario un proceso de negociación entre todas las partes interesadas: plataformas de música digital, letristas, compositores, intérpretes, editores de música y sellos discográficos; lo que garantizaría una remuneración más equitativa para los creadores. Así, el estudio recomienda un reparto de ingresos más equitativo entre los distintos titulares de derechos, con una proporción de 50/50 entre discográficas y compositores”.

Artículos relacionados