Libros: “Con pecado concebido”, de Sergi Escolano

Autor:

“Una trama basada en el diálogo, constante, plagado de chispas, rebosante de ingeniosidad al definir a los personajes y certero en sus alusiones a esa sociedad del siglo XXI”

sergi-escolano-05-08-14

Sergi Escolano
“Con pecado concebido”
PEZ DE PLATA

 

 

Texto: CÉSAR PRIETO.

 

 

Cuesta encontrar entre el voluminoso repertorio de títulos del último año textos que aborden el humor y que no sean mediáticos. Cualquier participante en programas televisivos puede hilvanar cuatro anécdotas y solaparle una portada, pero textos que pretendan simplemente urdir tramas coherentes en las que las actitudes vayan desde lo burlesco hasta lo explosivo no suelen abundar, así que los aficionados al género aún hemos de acudir a viejas revistas y autores, “La Codorniz”, Mihura o este Jardiel que ve ampliada “La tournée de Dios” con una nueva aparición en la tierra del supremo hacedor. En este caso la crónica viene de la pluma de Sergi Escolano, guionista para “El Jueves” y varios programas de televisión de esos que parecen sugestivamente naturales.

Partamos de la base, Escolano lleva a cabo una transmutación burlesca del “Apocalipsis”; esto es, para qué vamos a esperar más, que se inicie ahora mismo en las calles de Barcelona. Así que Laura, viuda que quiere retomar el regusto de las calles de su ciudad, queda preñada sin saber que en su vientre guarda el Anticristo. Las legiones de ángeles se movilizan para evitar el fin del mundo, pero Dios está de ejercicios espirituales y su hijo alberga pocas ganas de viajar a nuestro mundo tras su última experiencia. En todo caso el Espíritu Santo ha de engendrar un nuevo mesías y en la lucha no van a ayudar ni Zeus ni Anubis, ya jubilados de asuntos religiosos.

Con estos mimbres se urde una trama basada en el diálogo, constante, plagado de chispas, rebosante de ingeniosidad al definir a los personajes –un San José aquejado de colombofobia– y certero en sus alusiones a esa sociedad del siglo XXI en la Barcelona en la que se mueven los personajes, la conversación entre Judas y un Jesucristo recién llegado en medio del fregado de un bar donde proyectan un Barça-Madrid está escrita con perfecto pulso socarrón. Es aquí, más que en el argumento, donde se concentrará el placer del lector.

Placer que en este tipo de obras se acrecienta con los constantes guiños a canciones de ámbito popular, a películas o a personajes del todo conocidos como Millet o Undargarín, amigos de Judas, claro está. No deje el lector de prestara atención tampoco al material complementario, finales alternativos, tomas falsas, entrevistas, capítulos eliminados que se añaden al final. Todo ello acerca el libro al medio televisivo con la pretensión de seguir divirtiendo al lector un tanto más. Y lo consigue con creces.

Anterior crítica de libros: “El futuro ya está aquí”, de Jesús Ordovás.

Artículos relacionados