La Semana Bizarra, 15 de septiembre de 2009

Autor:

amy-winehouse-blake-15-09-09

Amy Winehouse y Blake Fielder-Civil.

Esta semana tenemos un especial embarazos. Comenzamos con Juanes, que ha tenido a su tercer hijo, ese que ya avisó hace un par de meses que sería castigado con el nombre de Dante. El cantante fue dando cuenta, durante los dos días previos al parto y desde Twitter, de cómo iba el asunto, con entradas del tipo “Y ¡siguen las contracciones!”; claro, el buen señor podía escribir esto porque no era él quien las sufría. Cuando Dante abandonó el cuerpo de su mamá, papá nos hizo saber que “¡Alegría, alegría, alegría! Dante nació muy bien, saludable y hermoso! A Dios gracias por esta bendición!”, lo que casi le da para una de sus cancioncillas o para regalarle una a Chayanne, que parece uno de sus estribillos.

El que también espera ser papá es David Bisbal, como bien se encargan de recordarnos las publicaciones especializadas en estas cosas de la crónica rosa. Por cierto, que Bisbal ha sido elegido entre los 25 latinos más guapos del mundo según la edición sudamericana de “People”. Ocupa el puesto número 12, así que es guapo, pero no tanto. Tranqui, David, que lo importante en estas cosas es participar.

El último embarazo lo protagoniza Chris Robinson, de los Black Crowes, que va a por el segundo, en esta ocasión la mamá es Allison Bridges, de la que no tenemos más noticias y podemos seguir sin ellas.

Tanto tener hijos para que luego te pase como al ex Brincos Junior, que está en pleno proceso judicial, demandado por dos de sus vástagos, con la herencia de la difunta Rocío Durcal como motivo de discusión. Ay, qué pena.

La que no aprende es Amy Winehouse, que fue pillada por su padre en la cama con… ¡su ex! Sí, Amy parece que le tiene cariño a Blake Fielder-Civil y decidió pegarse un revolcón jugetón con él, pero en esas que papá Winehouse se enteró, entró hecho una furia en la casa de su hija y ahí que se encontró a la niña, haciendo cochinadas. Papá quiso zurrarle al de los tatuajes, mientras este pedía clemencia a gritos. Vamos, rollo cutre-adolescente-choni total.

Nuestro artista más grande e internacional (con permiso de Raphael, Bunbury y Bisbal) es, no lo duden, el irrepetible Julio Iglesias, un tipo que cuando abre la boca nunca es para decir una simpleza, sus palabras siempre esconden gran contenido y son de lo más reveladoras. Lean, por ejemplo, sus últimas declaraciones, efectuadas durante su actuación en el Nokia Arena de Tel Aviv: “Soy judío de cintura para arriba”. Así, a simple vista, pueden parecer una soberana idiotez, pero si uno se detiene un momento en ellas, descubre que Julio, hey, nos está contando algo tan íntimo y personal, como que, hey, ¡él no está circuncidado! Vamos, que conserva el capuchón de ese Bic que ha dejado su firma en más de 1.500 mujeres. ¡Qué grande eres, Julio!

Mel B vuelve a ser noticia, en esta ocasión porque se suma a un reality show en el que va a vivir en una vieja casa, con las ventanas rotas y llena de basura. Mel tendrá que comprobar cómo se vive en una familia de seis miembros con un presupuesto de 140 euros a la semana. ¿Qué pensará la glamurosa de Vicky de las actividades a las que tiene que dedicarse su ex compañera?

Cerramos con los fenómenos paranormales de Robbie Williams. ¿Recuerdan que hace unos meses le dio por la ufología? Bien, pues ahora está convencido de que su mansión está habitada por un fantasma. Pero no por el del viejo y añorado panadero del barrio, qué va, ni más ni menos que por el de Catherine Parr, la última esposa del rey Enrique VIII. En todo caso, el fantasma, por el momento, no se ha dejado ver: “Creo que hay fantasmas. No he visto ni oído nada pero, definitivamente, he sentido algo”, ha declarado el amigo a los medios, con una tranquilidad que nos pasma e, incluso, nos asusta.


Anterior entrega de La Semana Bizarra.

En :

Artículos relacionados