La cara oculta del rock: 10cc, eyaculaciones por encima de la media

Autor:

«Con su nuevo nombre, comenzó a circular una leyenda urbana según la cual el grupo se llamaba así por la cantidad media de semen expulsado durante una eyaculación»

El sexo siempre ha sido un reclamo, incluso a la hora de poner nombre a un grupo de rock. El mito dice que 10cc obtuvo su denominación basándose en la cantidad habitual de una eyaculación masculina y superándola en un centímetro cúbico. ¿Es cierto que la banda se consideraba por encima de la media?

 

Una sección de HÉCTOR SÁNCHEZ

 

Kathy era una recepcionista con unas piernas que las mujeres envidiaban y que hacían volver locos a los hombres. Gracias a los pantalones ajustados que solía llevar, los corrillos apodaron a la recepcionista como “hot legs”. Estas piernas calientes sirvieron de inspiración para el nombre de una banda de Manchester, como declaró su guitarrista Eric Stewart: “No teníamos un nombre para el grupo. Pero había una chica en el estudio… Kathy Gill, creo que se llamaba, que tenía unas piernas muy bonitas y solía llevar unos pantalones increíblemente sexys. Pantalones sexys de cuero verde. Así que llamamos al grupo Hotlegs”. La banda estaba compuesta por Stewart, que había sido guitarrista del grupo de acompañamiento de Wayne Fontana llamado The Mindbenders, Lol Creme, y Kevin Godley. Su canción más conocida fue el tema pop ‘Neanderthal man’ (1970). La existencia de Hotlegs fue corta y sufrió dos cambios importantes. El primero fue la llegada del bajista Graham Gouldman, que en los sesenta compuso canciones para los Yardbirds, los Hollies, Herman’s Hermits o Cher y que ya había colaborado con anterioridad con los otros tres músicos. El segundo fue la entrada en escena del productor Jonathan King. El grupo había compuesto una canción llamada ‘Donna’, una parodia del estilo doo wop cantada en falsete y necesitaban a alguien que les diera un empujón. “Sabíamos que tenía algo”, aseguró Stewart. “Solo conocíamos a una persona que estuviera lo suficientemente loca como para lanzarlo y ésta era Jonathan King”. El productor decidió fichar a los músicos para su propio sello, UK Records, y decidió relanzarlos en 1972 bajo un nuevo nombre: 10cc.

El sonido de 10cc estuvo a caballo entre lo comercial y lo artístico. Su canción más exitosa fue la envolvente ‘I’m not in love’, perteneciente en el álbum “The original sountrack” (1975). Este tema incluía una frase repetida varias veces, “Be quiet, big boys don’t cry”, susurrada por Kathy, la recepcionista del estudio donde grababan, Strawberry Studio. Algunas fuentes la apellidan Warren y otras, Redfren, así que no queda claro si es la misma Kathy que sirvió de nombre para la banda predecesora.

Con su nuevo nombre, comenzó a circular una leyenda urbana según la cual el grupo se llamaba así por la cantidad media de semen expulsado durante una eyaculación. Según esto, la media serían 9 centímetros cúbicos y la banda había añadido un centímetro cúbico más para superarla. Sin embargo, 10cc no ocultaba ninguna connotación sexual en su nombre, sino que su origen era más sencillo y menos provocador, como explicó Jonathan King: “Tenía que darles un nombre, porque yo había firmado el álbum, fui a dormir esa noche y tuve un sueño en el que uno de los grupos de mi sello llegaba al número uno en las listas de álbumes y singles simultáneamente en Estados Unidos, y el grupo se llamaba 10cc. Así que les di ese nombre a la mañana siguiente. Todo el mundo decidió entonces que eso parecía ser la cantidad media de una eyaculación masculina. Nada más lejos de la verdad… Hay muchas historias apócrifas sobre nombres, y desafortunadamente la mayoría son mucho más divertidas que la triste realidad, que en este caso es que el nombre se me ocurrió en un sueño”. Eric Stewart también confirmó el origen en una entrevista concedida a la BBC cuando le preguntaron si su nombre provenía de la eyaculación: “No, en realidad el nombre se le ocurrió a Jonathan King. Dijo que había tenido un sueño la noche antes de llegar a Manchester a escuchar ‘Donna’. Vio una valla publicitaria sobre el estadio de Wembley o del Hammersmith Odeon o algo así que decía ‘10cc, el mejor grupo del mundo’. Así que nos sonó fenomenal, nos llamaremos 10cc. Y así es como surgió”. Aunque esta entrevista fue emitida en 1995, en el año 1973, en la revista “Rolling Stone”, Lol Creme ya había explicado elorigen: “El presidente de UK Records, Jonathan King, nos dio nuestro nombre. Afirmó que se le apareció en un sueño tres veces, así que debía de tener algún significado”. Sin embargo, en ese mismo artículo de la revista, Graham Gouldman llevó la nota discordante: “9cc es la eyaculación media”.

Lo que Gouldam no sabía es que, en realidad, una eyaculación habitual suele rondar entre los 1,5 y 5 mililitros, por lo que la media está en los 3 centímetros cúbicos. Si esta leyenda fuera cierta, el grupo hubiera superado la media con creces. Pero habrá que quedarse con la versión desmitificadora de King sobre el origen de la banda y dar por sentado que el nombre surgió de un sueño. Y no de un sueño húmedo.

Anterior entrega de La cara oculta del rock: Los Beatles y el viaje alucinógeno de Lucy.



Puedes seguir a Héctor Sánchez en su propio blog.

Artículos relacionados