La cara oculta de las canciones: ‘I will always love you’, una despedida según Dolly Parton

Autor:

dolly-parton-30-04-14-a

«Tuvo tan buena acogida que Elvis Presley estaba interesado en grabar su propia versión de esta balada. Para la Reina del Country que el Rey del Rock quisiera versionar uno de sus temas era un auténtico sueño cumplido, sin embargo, los trapicheos del Coronel Parker lo echaron todo a perder»

 

Aunque todo el mundo conoce ‘I will always love you’ por la versión de Whitney Houston, es justo recordar que la canción original pertenece a Dolly Parton. Un tema, por cierto, que no es una canción de amor, sino una despedida con el que la Reina del Country dijo adiós a un compañero de trabajo.

 

Una sección de HÉCTOR SÁNCHEZ.

 

Un mentor es buen mentor cuando, después de transmitir todas sus enseñanzas y sus conocimientos a su aprendiz, le permite levantar su propio vuelo. Y un buen aprendiz demuestra que su mentor ha realizado un gran trabajo cuando logra superarlo. En 1967, Porter Wagoner, el cantante y presentador del programa de música country “The Porter Wagoner Show”, le ofreció a una joven promesa de veintipocos años que se uniera a su espacio televisivo. Aquella cantante se llamaba Dolly Parton y pretendía labrarse un futuro en el mundo del country. Su primer álbum, “Hello, I’m Dolly” (1967), publicado unos meses antes, llamó la atención de Wagoner.

Parton aprovechó la oportunidad y su colaboración en el programa dio como fruto una extensa publicación de álbumes tanto en solitario como a dúo con su compañero. Pero después de varios años participando en el programa de televisión, Dolly decidió que era el momento de independizarse y decir adiós a Porter Wagoner: “A veces, te metes en una de esas relaciones de amor-odio con las personas con las que trabajas. Porter y yo éramos muy competitivos y apasionados. Así que también te pones un poco celoso. Y no me avergüenzo de haberme sentido de esa manera. Pero se me estaba partiendo el corazón porque pensé que lo mejor era irme. Él no me escuchaba. No había nada que pudiera decir que lo hiciera más fácil. Así que me senté y escribí esta canción”.

 

 

Así que Dolly Parton llamó a su compañero y mentor para comunicarle la noticia como ella mejor sabía hacerlo: “Le dije: ‘Siéntate, Porter. He escrito una canción y quiero que la escuches’. Y lloró. Me dijo: ‘Es la canción más bonita que he escuchado. Puedes irte, siempre y cuando yo te produzca este disco’. Y lo hizo”. Aquella canción de despedida la tituló ‘I will always love you’ y la incluyó en su decimo tercer álbum de su carrera, “Jolene”, publicado en 1974. El primer single de aquel trabajo fue la canción homónima ‘Jolene’, con la que Dolly expresaba su temor a que otra mujer le robara a su hombre. La inspiración la encontró en las habituales visitas que su marido hacía al banco, donde le atendía una voluptuosa mujer. Que la tremenda Parton tuviera celos de las curvas de otra mujer puede resultar sorprendente. El nombre lo tomó prestado de una fan pelirroja de diez años que le pidió un autógrafo. El segundo single del álbum fue, por supuesto, ‘I will always love you’.

 

dolly-parton-30-04-14-b

 

La canción tuvo tan buena acogida que Elvis Presley estaba interesado en grabar su propia versión de esta balada. Para la Reina del Country que el Rey del Rock quisiera versionar uno de sus temas era un auténtico sueño cumplido, sin embargo, los trapicheos del Coronel Parker lo echaron todo a perder. El Coronel exigía la mitad de los beneficios obtenidos por el tema, pero Parton no cedió y se negó aceptar el acuerdo. Aunque Elvis no llegó a grabar su propia versión, quien sí lo hizo fue Linda Ronstadt. Esta versión fue incluida en el álbum su sexto álbum, “Prisioner in disguise” (1975) y, precisamente, esta versión fue el motivo por el que la canción se asocia a la película “El guardaespaldas” (Mick Jackson, 1992). En un principio, la película protagonizada por Kevin Costner y Whitney Houston iba a terminar con Houston interpretando el tema de Jimmy Ruffin ‘What becomes of the broken hearted’, pero cuando Costner descubrió que esa canción también iba a sonar en la película “Tomates verdes fritos” (Jon Avnet, 1991), había que buscar una alternativa. El actor conocía la versión de ‘I will always love you’ de Ronstadt y consideró que sería una canción adecuada para Houston. Aunque los ejecutivos no estaban del todo seguros de que fuera a funcionar, el paso del tiempo ha demostrado que la versión de Whitney Houston es más popular que la original de Dolly Parton.

 

 

Más allá de Ronstadt o Houston, Parton también grabaría otra versión de ‘I will always love you’ para la banda sonora de la película musical “La casa más divertida de Texas” (Colin Higgins, 1982), que la cantante protagonizó junto a Burt Reynolds. Y aunque esta canción fue la despedida de Parton para Wagoner, ambos músicos colaboraron de vez en cuando a lo largo de sus trayectorias. El 19 de mayo de 2007, Porter Wagoner celebró su cincuenta aniversario en el programa de radio “Grand Ole Opry” y Dolly Parton interpretó ‘I will always love you’ después de recordar el significado de la canción: “Ésta era mi canción de despedida para Porter”. Wagoner no pudo contenerse esa noche: “Fue la noche más emocionante que había pasado en el ‘Opry’ en toda mi vida. Por supuesto, Dolly cantó el tema ‘I will always love you’; me habían sentado en un taburete, y salió ella secándose algunas lágrimas. Con ella se refería a mí, y dijo que la escribió para mí. Fue maravilloso que ella estuviera allí y la cantara para mí para que todo el mundo lo viera. Y la velada fue increíble”. Lamentablemente, Porter Wagoner falleció pocos meses después, el 28 de octubre de ese mismo año.

 

dolly-parton-30-04-14-c

 

Gracias al álbum “Jolene”, Dolly Parton logró seguir su propio camino con éxito. ‘I will always love you’ pasaría a convertirse en una de esas canciones que siempre se incluyen en las listas de temas románticos, cuando en lugar de hablar de una ruptura sentimental, lo estaba haciendo de una ruptura profesional.

Anterior entrega de La cara oculta de las canciones: ‘White rabbit’, Jefferson Airplane “colocados” en el País de las Maravillas.

Artículos relacionados