“La cara oculta de la luna”, de Xavier Valiño

Autor:

LIBROS


“Un libro de lectura obligatoria y divertido análisis estético para todos aquellos amantes del impacto visual y del sonido”

 

la-cara-oculta-de-la-luna-12-12-16

 

“La cara oculta de la luna”
Xavier Valiño
EDITORIAL MILENIO

 

Texto: SARA MORALES.

 

“Con este libro intento desvelar lo que nadie conoce de cada una de las portadas que he elegido, cómo se hicieron, quién intervino, qué se pretendía, quiénes son sus protagonistas…” Así explica el propio Xavier Valiño las pretensiones que le llevaron a dar vida a “La cara oculta de la luna”, su nueva publicación, lanzada en el ocaso de este 2016 con nombre de uno de los discos (y cubierta) más memorables de todos los tiempos, “The dark side of the moon” de Pink Floyd. 

Editado por Milenio y con un encantador relato de Ignacio Juliá en tono personal como prólogo, nos llega este ejemplar ameno y visual a modo del perfecto manual del curioso y el ‘must’ de los exploradores de la anécdota. Una concienzuda apuesta por la investigación, por el acercamiento a lo desconocido, a lo que la mayoría no tiene acceso, al detalle… Al conocimiento y divulgación de las aventuras y desventuras que se esconden detrás de la realización de cincuenta portadas de discos, las más emblemáticas de la historia del rock.

Elegidas con gusto, a conciencia y profundamente documentadas, el medio centenar de cubiertas en las que Valiño hace parada dan cuenta de la evolución del envoltorio gráfico desde que este comenzara a tomar relevancia en la vida del disco, del vinilo. Cómo siendo un sencillo añadido sin importancia en el packaging que protegía al acetato sonoro, terminó convirtiéndose en la carta de presentación de un sonido tomando como tótem el patrón de todas las artes gráficas posibles: la fotografía, la ilustración, la tipografía, la pintura, el dibujo, la xerigrafía…

Ningún componente visual se escapa al soporte musical y el autor nos demuestra paso a paso y década a década cómo el color, el monocromo, las formas, las imágenes y lo que se quiere transmitir con todo ello se han convertido en imprescindibles a la hora de comprender el fenómeno musical. Desde el legendario e imitado álbum debut de Elvis Presley en los años cincuenta, hasta el metafórico caos visual del “The blueprint 3” de Jay-Z, ya en 2009. 

Mientras tanto, 315 páginas de historias y entresijos que nos sitúan en la realidad de cada una de las imágenes que identificamos con bandas y canciones imperecederas.

Algunas tan icónicas como el plátano pop más famoso del mundo -el que diseñó Andy Warhol para la Velvet Underground- y otras tan impactantes como las fases fisonómicas de la jamaicana Grace Jones plasmadas en las carátulas de sus discos. O como la detallista y estudiadísima simbología que habita en el “Sgt.Peppers” de los Beatles , el sugestivo ocultismo del álbum homónimo Black Sabbath o la relación de Debbie Harry con “Alien” para la inolvidable imagen de su “Koo Koo” (1981).

El espacio dedicado a cada una de las cubiertas, en una lectura sencilla, fluida y apetecible, nos pone en contexto y nos sitúa en el tiempo en que fueron concebidas. Comprendemos entonces cuáles fueron los motivos que llevaron al grupo o al artista en cuestión a elegir tan trascendental imagen para acompañar su tracklist, o porqué el diseñador gráfico de turno tomó aquella decisión y no otra para acabar dando vida a un icono que ha sido interiorizado a nivel mundial.

De este modo conocemos a fondo la situación que envolvía a Bowie en 1974 y cómo dio con el creativo que lo inmortalizaría para su “Diamond dogs”, palpamos la realidad estética de insignias del punk neoyorkino como el “Horses” de Patti Smith o el estreno de los Ramones. Abordamos las razones que llevaron a Peter Saville y su ayudante Martyn Atkins a confeccionar el sepelio más artístico y estremecedor de la historia con la portada de “Closer” para Joy Division o la curiosa influencia del arte ruso en el ideólogo estético de Depeche Mode para “A broken frame”.Un repaso entretenido y sabroso con un valor visual y documental incalculable; y es que, entre las páginas de “La cara oculta de la luna”, Xavi Valiño también pone a nuestra disposición el proceso creativo de algunas de estas portadas. Lo que nunca hubiéramos podido ver y conocer, los ensayos, las horas de prueba-error hasta llegar al resultado final, las sesiones fotográficas, los descartes, los bocetos… e incluso las versiones que, de la carátula definitiva, irían llegando años después a manos de otras bandas, otras artes y otros confines sonoros.

Un libro de lectura obligatoria y divertido análisis estético para todos aquellos amantes del impacto visual y del sonido. Un encuentro con los porqués de muchas de las imágenes que residen en nuestras cabezas, con las respuestas de un pasado que nos entra por los ojos pero que también suena. Porque no siempre una imagen vale más que mil palabras, tampoco más que mil sonidos; pero sí contribuye a componer una realidad más completa, más humana y algo más comprensible.

 

—Puedes adquirir “La cara oculta de la luna” en La Tienda de Efe Eme.

 

Anterior crítica de libros: “Qué vergüenza”, de Paulina Flores.

Artículos relacionados