“En directo”, de Gabinete Caligari

Autor:

“Gabinete parecían explicar una y otra vez que las cosas no son como aparentan, que hay algo que subyace a ellas, y ese algo es muchas veces algo tan hermoso como monstruoso”

 

gabinete-caligari-en-madrid-directo-1984-vinilo-14-11-16

 

Gabinete Caligari
“En directo”
WARNER

 

Texto: JUANJO ORDÁS.

 

En la contraportada se avisa: las cintas originales de este concierto son material arqueológico. Bien visto, hay que tenerlo en cuenta y pensar en él como si se tratara de un pirata oficializado. Pero tampoco hay que llevarse a error: este disco en vivo suena bien y está grabado profesionalmente. Lo de la arqueología hay que subrayarlo, porque se trata de material histórico, un concierto inédito grabado en el Colegio Mayor Mendel de Madrid, el 11 de febrero de 1984, pero por otro lado estos jóvenes Gabinete suenan actuales, presentes, a banda de hoy. No han envejecido.

Personalmente, me resulta muy complicado escoger una etapa favorita del grupo de Urrutia, Clavo y Presas. Todas son fantásticas, incluso la última, pero siento debilidad por sus años oscuros, precisamente los que atravesaban cuando este concierto se grabó. Eran un trío, aún no había canciones populares en su repertorio, la música que escribían era un afterpunk que –siempre he pensado– sonaba muy español. No se trata de que las canciones de los primeros Gabinete te lleven de viaje, sino que transforman tu entorno y de pronto empiezas a ver aspectos distintos en las sombras de las calles y en la luz de las farolas. Ese era el embrujo de este repertorio, un embrujo que gracias a esta grabación descubrimos que también ocurría en directo.

Pon el disco y pasa, que el show va a comenzar. Arranca con ‘Golpes’ y ya no hay vuelta atrás. Lejos de la perfección, muy cerca de una realidad distinta, negra, pero con risas que rebotan y rebotan en tu cabeza. El trío, más alguna colaboración esporádica, se sobra para hacer sonar un repertorio al que nadie se ha vuelto a acercar. Fijaos en ‘Pérdidas blancas’, segunda canción y ya asegurando el hipnotismo de la velada. Qué barbaridad ‘Qué dios reparta suerte’, cerca del final, una acometida de puro gozo que nos enseña, una vez más, que la vida es de color sangre. En el fondo, Gabinete parecían explicar una y otra vez que las cosas no son como aparentan, que hay algo que subyace a ellas, y ese algo es muchas veces algo tan hermoso como monstruoso.

 

—Puedes adquirir la edición en vinilo de “En directo” de Gabinete Caligari en La Tienda de Efe Eme.

 

Anterior crítica de discos: “Manual de fotografía”, de Hans Laguna”.

Artículos relacionados