El disco del día: Maria del Mar Bonet / Manel Camp

Autor:

“Me quedo con la Bonet exploradora, tan dispuesta a llegar a fondo hasta el último rincón del Mediterráneo y su larga historia. Pero emociona escucharla en crudo”

Maria del Mar Bonet / Manel Camp
“Blaus de l’ànima (Més de 20 anys ben a prop)”
PICAP

 

 

Texto: GERNOT DUDDA.

 

 

Los dos compartieron en 1988 aquella importante actuación en el Teatre Lliure de Barcelona que alumbró aquel primer “Ben a prop”. 23 años después han querido volver a compartir espacio juntos y revisar buena parte de aquel repertorio. Movidos por supuesto por la nostalgia y aprovechando el inmenso caudal de canciones que ha ido atesorando la Bonet desde siempre, más algunas composiciones emblemáticas del propio Camp.

La grabación esta vez en estudio les ha permitido pulir “ese mar de pequeños, pequeñísimos detalles que, en el fondo lo convierten [esta obra] en un puzzle bien encajado”. Según explican, no ha sido –en contra de lo que pueda parecer– un disco sencillo de hacer. Y basta con echarle una mirada al repertorio, tan variado que ha precisado de tratamientos muy específicos para cada tema.

La Bonet no se olvida de su viejo círculo de músicos: ‘Epigrama’ (Toti Soler), ‘Mai donis per finit’ (Joan Bibiloni), ‘No sé tu com ho sents’ (Damià Tomàs), ‘Cançó del bes sense port’ (Agustí Fernández), ‘Blues en sol’ (Guillem D’Efak), ‘La balanguera’ (Amadeu Vives)… Ni del gran Serrat (‘Cançó de l’amor petit’). Ni de aquellos clásicos personales donde todo empezó (‘Què volen aquesta gent?’). Y sobre todo en el segundo CD –el trabajo es doble–, recupera esa esencia de viejo musical norteamericano que tenía aquel primer “Ben a prop”. Así repite con sendas versiones de Rolling Stones (‘As tears go by’; a.k.a. ‘Dolça remor de cada tarda’) y Gershwin (‘Embraceable you’; a.k.a. ‘Abraça’m’).

Ella tiene siempre mucho donde cantar. Y, como le gusta siempre decir, en cada disco no se puede cantarlo todo, todo, todo. Personalmente me quedo con la Bonet exploradora –ya sea medieval, helénica o arabista–, tan dispuesta a llegar a fondo hasta el último rincón del Mediterráneo y su larga historia. Pero emociona escucharla en crudo, con la tremenda fisicidad y proximidad que le confiere el acompañamiento a piano. Disfrutemos pues de su privilegiada voz en este formato y dejemos a la sagaz directora de operaciones para otro momento.

Anterior disco del día: Love of Lesbian.

Artículos relacionados