El disco del día: Bigott

Autor:

“Este quinto disco del músico aragonés reúne diez temas en los que apuntala su inconfundible e iconoclasta estilo basado en el sentido del humor, la espontaneidad, un toque de locura”

Bigott
“Orinal soundtrack”
GRABACIONES EN EL MAR

 

 

Texto: ÀLEX ORÓ.

 

 

Bigott se ha convertido en uno de los músicos más prolíficos y estajanovistas de la escena musical española. Borja Laudo (que así se llama realmente el personaje) y sus secuaces (Paco Loco, Muni Camón, los hermanos Perles y Clara Carnicer) son como esos surfistas que saben que han “encontrado su ola” y no la quieren desaprovechar. Por eso arriesgan al máximo. En el caso de Bigott, la “ola” es una fórmula sonora de resultados asombrosos y el riesgo editar un disco por año. Si el surfista tiene nivel supera el reto con creces, si no, se da el tastarazo de su vida.

Sus dos trabajos anteriores, “Fin” (Grabaciones en el Mar, 2009) y “This is beggining of a beatiful friendship” (Grabaciones en el Mar, 2010), dejaron el listón muy alto y el riesgo al fracaso era evidente. Pero Bigott es un artista en estado de gracia en este momento y con “Orinal soundtrack” has superado la ola y da la sensación que puede volver a meterse en el mar en cualquier momento para ir a buscar otra.

Este quinto disco del músico aragonés reúne diez temas en los que apuntala su inconfundible e iconoclasta estilo basado en el sentido del humor, la espontaneidad, un toque de locura y en pasar por el túrmix todas las influencias posibles. Así, nos encontramos con un ábum más elaborado en los arreglos y en la producción (gran trabajo de Paco Loco) en el que Bigott incluso juega con la música de baile en canciones como ‘Cannibal dinner’, el tema que protagoniza el vídeo de promoción de este LP. Bigott también hace guiños a la psicodelia y a las armonías vocales de los Beach Boys (‘Vaporcito’), utiliza percusiones y trompetas que arropan su profunda voz y el macarrónico pero simpático inglés que sale de su garganta y que resulta especialmente entrañable en canciones como ‘Bar Bacharach’. El resultado final es realmente sobresaliente y no nos extrañaría que “Orinal soundtrack” catapultara a Bigott más allá de nuestras fronteras.

Anterior disco del día: Tinariwen.

Artículos relacionados